A CORUÑA   PAXAREIRAS   por   PORTUGALETE-MUROS   9045 visitas   



Altitud: 540 m Distancia: 8,22 km Desnivel: 538 m % Medio: 6,55 % Coeficiente: 123

Altigrafía y comentarios enviados por Marcelino Álvarez

cerrar


Localización: Al norte de la ría de Muros y Noia. Llegaremos a su inicio por la AC-550 que recorre la costa coruñesa desde Cee hasta Santa Uxía de Ribeira. Si vamos en sentido creciente del kilometraje, al poco de pasar la bonita villa marinera de Muros, llegaremos a una rotonda y a nuestra izquierda empieza el vial AC-400 que nos lleva hasta Santa Comba y Cerceda pasando por el Alto de Paxareiras.

Mapa de por donde transcurre la ascensión


Especificaciones: Carretera en perfecto estado, ancha y con carril para vehículos lentos durante buena parte de la ascensión, con no mucho tráfico, siendo más elevado cuando llega el buen tiempo. La señalización es completa, tanto en la vertical como en la horizontal y las sombras nos cobijarán del sol por tramos, a veces por enormes taludes de tierra y otras por pequeños pinares.


Fuentes: No vi ninguna a lo largo de la ascensión, por lo que será conveniente ir provistos de agua.


Comentario: Pues según todo parece indicar, puerto que se subirá en la próxima Vuelta a España 2012 antes de terminar la etapa en el impresionante mirador del Ézaro, aunque de momento no hay nada confirmado. Ahora bien, sería la antesala ideal para ir poniendo a cada uno en su sitio antes de afrontar las bestiales rampas del mirador.
Para iniciar esta nueva subida a un mirador, que aunque fuera de la Sierra del Barbanza, sí pertenece a esta Mancomunidad, tendremos que acercarnos hasta la hermosa villa de Muros. Si salimos de mañana con nuestra bici, podemos subir Paxareiras, bajar por Carnota hacia su enorme playa y volver por la Costa da Morte flanqueada por el Monte Louro que da entrada a la ría para degustar los sabores de esta tierra en cualquiera de las tascas o bodegones bajo los antiquísimos soportales de piedra que confieren a la fachada muradana un toque único.
Saliendo de Muros cara a Noia, enseguida llegamos a una rotonda, de la cual parte la carretera AC-400 con las señales que nos indican que por ahí podremos llegar hasta Santa Comba.

Imagen de la rotonda donde se inicia la escalada


Comenzaremos a ganar altura desde la misma rotonda, y el inicio es por dentro del casco urbano de la parroquia de Serres, que no debiera presentarnos muchas dificultades, pero la gran cantidad de pequeños cruces hace que tengamos que ir muy atentos para no llevarnos sustos con los típicos conductores/as que todo lo arreglan con un "como non che vin...

Comienzo de la subida por la zona urbana de Serres.


Sin salir todavía de la zona de casas, ya notamos en nuestras piernas que la cosa se va poniendo seria, de todos modos, por si acaso teníamos alguna duda, al salir de una nueva rotonda de la que sale a su izquierda según subimos el acceso al cementerio municipal, una señal nos confirma que efectivamente, la cosa no va a ser para tomársela a la ligera.


Bueno, asusta más de lo que es realmente, pero aún así tampoco conviene cebarse. El porcentaje de las rampas aumentó considerablemente tras las obras de adecuación de la carretera, al desaparecer una serie de curvas, varias de ellas de herradura, y ser sustituidas por largas rectas.
Las sombras tras salir de la zona urbana, vendrán dadas principalmente por los grandes taludes de tierra que quedaron tras las obras. Esos mismos taludes, nos protegerán del viento, excepto cuando éste sople del nordeste, donde en vez de protegernos, casi hará que nos de la sensación de estar en "el túnel del viento"
Foto de uno de esos taludes.


A medida que vamos ganando altura, esos taludes desaparecerán, y en un principio quedamos sin protección contra el sol, ya que llegaremos a una zona de escasa vegetación, y la que hay no tiene la altura apropiada para cubrirnos de sus rayos.
Zona en la cual desaparecen las sombras.


Y otra toma más con As Forcadas al fondo.


Ahora llegamos a la zona con más descampado, donde podemos ver a lo lejos por donde va la carretera gracias a sus curvas abiertas y a la falta de arbolado. Pensando ya en la posibilidad de que pase por aquí una etapa de La Vuelta, en caso de haber escapadas, desde aquí es muy fácil controlar la situación de los corredores así que los tan denostados pinganillos por parte de los aficionados, los corredores no los echaran de menos, por lo menos en el aspecto de saber la situación de carrera.
Imagen de la parte media de la ascensión.


Los últimos 2800 metros son bastante más llevaderos, casi llanos y en alguna zona incluso pica hacia abajo, lo que hace que el porcentaje medio del total de la ascensión sea bastante menor de lo que es hasta el kilómetro 5,5. Este aspecto puede dar la sensación a algún ciclista que no conozca la zona, de que ha coronado antes hacerlo realmente, y eso, el que más o el que menos, alguna vez lo ha vivido y sabe que "meter la tranca" antes de tiempo, después trae consigo consecuencias nada agradables, así que ojo.
Momento en el que se acaba lo duro y podemos tener la sensación de haber coronado.


A pesar de no haber coronado del todo, lo cierto es que ya es muy fácil seguir, ya que los porcentajes son muy pequeños, y quizás aquí, lo que más nos puede complicar el pedaleo, sea el viento. No en vano llegamos a una altiplanicie y estamos a merced de los vientos, soplen éstos con cualquiera de las posibles componentes con lo que lo pueden hacer. Por algo se construyó aquí uno de los primeros parques eólicos de Galicia. Al llegar también a la zona más asequible, aparecerán también pinares jóvenes, que en unos años esperemos sean capaces de darnos buena sombra y vida a estos montes.


También a nuestra izquierda aparecerán las primeras vistas sobre el inmenso Océano Atlántico, con el cabo de Fisterra al noroeste.
Vistas sobre el Atlántico con Fisterra al fondo y en medio el Olimpo Celta>/i>.


Pues con la compañía de estas panorámicas ya es muy fácil llegar hasta el mirador de Paxareiras y poner punto final a esta ascensión que transcurre casi integramente por el municipio de Muros, pero que en la parte alta se interna en el de Carnota.
Imagen de los últimos metros antes de llegar al mirador.


Ahora, una vez que llegamos al mirador, vamos a disfrutar de unas increíbles vistas sobre la playa de Carnota, que con sus siete kilómetros de longitud, es la más larga de Galicia. A su izquierda está la localidad de Lira, a la derecha se encuentra Caldebarcos, y tras ella está O Pindo, también conocido como Olimpo Celta, escenario de montones de leyendas, y al fondo el Finis Terrae. No sabría definirlo de otra manera, pero cuando llego aquí arriba, noto cierta magia. No se, quizás sea que como buen gallego le veo su punto mágico a todo, pero estoy seguro que si vienes hasta aquí y pedaleas por estas carreteras, tu también percibirás ese "meigallo" del que hablo. Ven a ver si es así...
Vistas desde el mirador de Paxareiras.



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -