LUGO   CRUZ DE MEIRA   por   O PIÑEIRO (RÍO EO)   2435 visitas   



Altitud: 821 m Distancia: 9,68 km Desnivel: 643 m % Medio: 6,64 % Coeficiente: 131

Altigrafía y comentarios enviados por Marcos Folgueira

cerrar


Localización: Dentro del municipio lucense de Ribeira de Piquín, y más concretamente desde Chao do Pousadoiro se coge la LU-4802. Pasados unos 6,4 kilómetros se llega a un cruce, a la izquierda, donde se coge dirección a Mende. Se hace una bajada hasta el puente que cruza el río Eo, que es el mismo lugar donde da comienzo el puerto.





Especificaciones: Carreteras rurales en diversas condiciones, que nunca llego a catalogar como buenas y que en ningún caso tienen señalización horizontal. Hay zonas en bastante mal estado, como el primer kilómetro, que además es un tramo de carretera estrecha, con zonas con el asfalto bastante desgastado y con suciedad. El resto es algo mejor, aumenta el ancho de la carretera y el estado del piso mejora, aún que seguirá siendo algo botoso e incómodo, sobretodo si se quiere bajar el puerto. Las sombras son abundantes en la primera mitad de la subida, escaseando a partir de la aldea de Louseiras. El tráfico es escaso en todo el puerto. Algo ha tener en cuenta, como e muchas puertos de este municipio, es la posibilidad de encontrarse perros sueltos. Concretamente al paso por Louseiras es casi seguro el encontrarse con uno bastante agresivo.


Fuentes: Hay una especie de “fuente” más o menos a mitad de puerto, hacia el kilómetro 4,8.


Comentario: La totalidad del puerto se encuentra en Meira, municipio del que ya he hablado en altimetrías como la de Cruz de Meira por Chao do Pousadoiro-Meiroi.
Esta suave vertiente de Cruz de Meira, y digo suave por sus desniveles en la pendiente, para mi es la forma perfecta de enlazar dos Cimas, como son el mismo Cruz de Meira con A Barranca. También es cierto que se podrían hacer en sentido contrario, si estas vertientes estuviesen reconocidas como vertientes de estos Cimas, aunque no es menos cierto que en los dos casos, son vertiente completamente distintas a las de los Cimas reconocidas. De lo que no hay ninguna duda, es que estos valles creados por el río Eo y sus afluentes son, con permiso de los perros, un paraíso para los amantes de los puertos. Suena raro al hablar de puertos que, raramente, superan los 1.000 metros de altitud. Esta escasez de puertos con gran desnivel total queda corregida por la inmediatez del enlace entre puertos, muchos de los cuales poseen una elevada pendiente media. La dispersión típica de la población rural gallega, en este caso, favorece a la creación de estos puertos, algo bueno tenía que tener. La multitud de carreteras y pistas que se crean y han creado, para comunicar las aldeas y casas ha hecho posible la existencia de puertos como A Barranca u Ouviaña, por ejemplo.
Cruz de Meira por O Piñeiro (río Eo) es un puerto suave, con escasas zonas donde supera el 10% de desnivel. Lo que si tiene es bastante constancia en la pendiente, donde sólo se puede descontar de esta característica su zona central, ya que hay bastantes falsos llanos. En sus primeros metros se encuentran las peores rampas, estando la peor al paso por la primera curva de herradura del puerto. Tras superarla la pendiente fuerte continúa durante unos metros, pero ira desvaneciéndose poco a poco hasta llegar a otra herradura, donde vuelve a subir. Al llegar a O Piñeiro, donde la pendiente vuelve a bajar, es muy fácil que os encontréis con un “pequeño” mastín, que no suele ser muy agresivo. Entre tanto la pendiente sube de nuevo para alcanzar un stop y desviaros a la derecha haciendo una herradura, la carretera cambia favorablemente pasando a ser más amplia y a tener un asfalto menos rugoso, aún que si algo botoso. En esta nueva carretera los primeros metros siguen siendo intensos, con zonas que superan el 10%. Poco después hay otro stop, donde esta vez os desviaréis a la izquierda haciendo de nuevo una curva de herradura. Llegados a este punto, ya superados los dos kilómetros, la pendiente comienza a disminuir pero continuando con cierta constancia. Desde aquí hasta Louseiras, superados los 5,5 kilómetros, son raros los 100 metros que bajan del 4%. Llegados a Louserias, aldea que debería de ser visitada por la Guardia Civil, os encontraréis con casi toda certeza con un perro castaño, de raza aún por determinar con un carácter persecutor bastante arraigado. Inmediatamente después de Louseiras hay una zona donde encontraréis un par de descansillos al paso por Azoreira. La pendiente continúa con esta tendencia de rampas y descansillos, hasta llegar a un cruce que hay poco después de otra aldea llamada Sebe de Abades. En este cruce os desviaréis a la derecha dirección a Meira. En esta zona final del puerto os volveréis a encontrar con alguna rampa con dos dígitos, pero en forma de rampa puntual. Una vez coronado el puerto podréis intentar alcanzar el punto más alto de la Serra de Meira, situado a unos 860 de Cruz de Meira, pero transitando por una pista de zahorra que está en el límite de lo ciclable para una bicicleta de carretera. Este tamo sin asfaltar tiene una pendiente media del 7,6%, pero una vez alcanzada las antenas situadas en el Pico do Forno de Martín las vistas, son bastante mejores que las que ya se pueden disfrutar desde Cruz de Meira.
Todas mis altimetrías están realizadas cada cien metros, incluidas las rampas, por lo que alguna tiene, sin duda, más de lo indicado.


Fotos:
Inicio en este puente sobre el río Éo, que también es el inicio del explosivo puerto de A Barranca por Acebo. En esta parte del municipio el límite geográfico lo marca el río Eo. La foto está sacada en sentido contrario.


En los primeros metros se encuentran las peores rampas, siendo la peor la que hay al trazar una curva de herradura.




La pendiente irá disminuyendo lentamente, pero poco después vuelve a aumentar para trazar otra herradura.








Paso por O Piñeiro.


Fotos:

Tras la aldea de O Piñeiro hay un cruce donde cogeréis a la derecha haciendo a la vez un herradura.


Vista de O Piñeio.


La carretera mejora ligeramente y no mucho después hay otro cruce.


Herradura que se traza de nuevo en un cruce, esta vez cogiendo a la izquierda.


A partir del último cruce la pendiente disminuye ligeramente.








Hacia el tercer kilómetro hay otra herradura, posiblemente la más suave de todo el puerto.


La pendiente continúa suave hasta poco antes de llegar a un cruce, este os llevaría también a Cruz de Meira a través de A Granda. Esta es una variante que si posee un kilómetro con números mucho más duros al ser un atajo.






Continuando por la vertiente original se llega a una corta zona, donde la pendiente alcanza los dos dígitos ligeramente y poco antes de llegar a la última herradura, que es además el lugar donde hay una especie de fuente que se usa para tareas agrícolas y ganaderas, pero de todos modos os puede servir para rellenar el botellín.










Apenas trescientos metros después hay otro cruce que os dirigiría a A Corota, otra variante y posiblemente la más espectacular, que cuenta con un tramo demoledor.






Inmediatamente después está Louseiras, habitad de un perro bastante pesado.


Tras deshaceros del cánido pasaréis por un terreno con zonas de falsos llanos al lado de Azoreira.




Con zonas más exigentes, pero también con descansillos, pasaréis por Sebe de Abades y alcanzaréis un cruce donde os desviaréis a la derecha.






En este tramo final irregular hay algún repecho fuerte que os exigirá un esfuerzo final.








Al coronar Cruz de Meira siempre os quedará la posibilidad de seguir por una pista sin asfaltar hasta el punto más alto de la Sierra.




Estas son las vistas desde Cruz de Meira.




Para disfrutar de unas mejores vistas, la mejor opción es subir hasta el Pico de Forno de Martín.








Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -