CÁDIZ   PUERTO DE GÁLIZ   por   ALCALÁ DE LOS GAZULES   10151 visitas   



Altitud: 435 m Distancia: 17 km Desnivel: 336 m % Medio: 2 % Coeficiente: 77

Altigrafía y comentarios enviados por Miguel Baeza y Martín Cerván

cerrar


Localización: En pleno Parque Natural de los Alcornocales encontramos este peculiar puerto. Atravesaremos Alcalá de los Gazules por la A-2304 en dirección a Ubrique y, tras un corto descenso y unas largas rectas en falso llano, comenzamos el puerto en un puentecillo sobre un arroyo.




Especificaciones: La carretera, de unos 4,5 m. de ancho, presenta un estado impecable y un tráfico poco voluminoso excepto, quizás, en días festivos. Las sombras serán uno de los grandes ausentes del recorrido a pesar de la vegetación de estas sierras. Por otra parte, su vecindad con el Estrecho de Gibraltar propicia que en ocasiones el puerto sea castigado por el viento.


Fuentes: No hemos encontrado ninguna por el camino, aunque será posible abastecerse en alguno de los bares del pueblo o en la venta situada en la cima del puerto.


Comentario: La gaditana comarca de La Janda ofrece al visitante un amplio repertorio de oferta turística entre los que destacan especialmente sus bellísimos pueblos blancos y el Parque Natural de los Arcornocales.
Pues bien, el ascenso al puerto de Gáliz nos permitirá gozar de ambos elementos de una sola tacada si accedemos por Alcalá de los Gazules.
Alcalá se desparrama, como suele ser habitual entre los pueblos blancos de la sierra, con sus blancas casas apiñadas desde lo alto de un cerro. A los habituales monumentos en estas localidades tales como iglesias, casas señoriales, conventos o castillos (en este caso muy ruinoso) hay que añadir otros lugares de interés en la zona como el yacimiento de la Laja de los Hierros y sus pinturas rupestres o el yacimiento romano de la Mesa del Esparragal.
Aunque, con diferencia, de lo que más y mejor vamos a disfrutar va a ser de Los Alcornocales, uno de los Parques Naturales con mayor riqueza natural y diversidad paisajística de la comunidad andaluza, ya que la carretera del puerto se adentra en sus confines.
Lo que primero nos llamará la atención es, sin lugar a dudas, la abundante vegetación de la zona: la proximidad al estrecho y la humedad de allí procedente confiere unas especiales características pluviométricas a la zona que le permiten mantener un precioso color verde durante prácticamente todo el año. Tal es así que muchos denominan Los Alcornocales con el calificativo de “última selva mediterránea”.
Remontamos el valle abierto por el río Barbate hasta que iniciamos la subida propiamente dicha en el preciso momento en que, tras cruzar un puentecillo, la carretera se vuelve sinuosa.
Serán un total de 17 km. hasta la cima de un puerto que, como hemos dicho, tiene sus peculiaridades. Para empezar es irregular hasta el punto de que en el km. 9 alcanzamos una cota tan sólo 14 m. por debajo de la final… Pero no se trata sólo de ese detalle, sino que los tramos ascendentes –con pendiente considerable- a menudo se alternan con descansillos que hacen bajar la pendiente media de cada kilómetro. Por todo lo expuesto no debemos fiarnos de esa pendiente media del 2%, pues no se trata de un falso llano de casi 20 km. Que tampoco es ningún coloso lo evidencia su coeficiente APM de 77 puntos.
Al coronar el primero de los múltiples repechos vamos a notar un cambio en el paisaje que pasa a estar dominado por un gran número de colinas y riscos en los que el verde suele ser color predominante junto con la grisácea caliza en las cumbres más altas. Entre medias, como una serpiente, la carretera se ondula loma arriba y loma abajo con pendientes que alcanzan hasta el 12%.
Sólo mediado el km. 3 vamos a encontrarnos un tramo ascendente más continuo de una longitud considerable: serán unos 3.000 m. por encima del 6,5% con rampas del 14% y hasta del 15%.
De nuevo, mediado el sexto kilómetro volvemos a encontrarnos un largo descansillo con zonas de descenso y un largo falso llano. Pronto, tras dejar atrás un área recreativa, afrontaremos el repecho que nos lleva a una entrada del Parque Natural que nos conduce hacia el recomendabilísimo puerto de la Yegua o Pico Montero (E.V.A. 11) y coronaremos el altillo que se sitúa junto al Mirador del Puerto de las Palomas en pleno cruce de la carretera de San José del Valle.
Desde aquí nos resta algo menos de la mitad del puerto, aunque hemos de tener en cuenta que vamos a afrontar un largo aunque intermitente descenso antes de la subida final a Gáliz. Merece muy mucho la pena hacer una parada en el mirador para recrearse en los excepcionales paisajes que nos ofrece la sierra de Cádiz: a nuestra izquierda la Sierra de las Cabras, a nuestra derecha la del Aljibe y, como telón de fondo la vecina Sierra de Grazalema. Gozosos instantes que reviviremos al punto en el mencionado tramo descendente añadiéndose a la vista algún pueblo blanco, tal vez Prado del Rey, tal vez Algar.
La parte final del puerto, tras la sinuosa bajada entre canutos, consta aproximadamente de 3 km. más de ascenso, aunque la pendiente, salvo en contadas ocasiones, apenas sí se opondrá duramente a nuestras pedaladas. Un último giro brusco a derechas, donde se ubica el cruce de la carretera de Algar, nos sitúa en la recta final de un puerto que se corona en una histórica encrujicada de caminos: en su cima, donde también encontramos la afamada Venta del Puerto de Gáliz, la carretera se bifurca en dos sentidos, hacia Ubrique y hacia Jimena de la Frontera y, lo que es más curioso de todo, en ambas direcciones vamos a seguir ascendiendo, de manera que Gáliz no se corona en el punto más alto. Es así como, caso de pedalear procedentes de algunos de estos pueblos, alcanzaremos la cima de Gáliz en descenso… Ya dijimos al inicio de nuestro comentario que encarábamos un puerto muy peculiar.


Fotos:

Panorámica de Alcalá de los Gazules:


Antes de iniciar el puerto un largo falso llano:


En plena faena:


Sucesión de repechos:




Carretera abierta, ojo cuando sople el viento:


Entorno cada vez más serrano con el Picacho sobresaliendo:


Abundan los descansillos:


Típicos quitamiedos del Parque Natural de los Alcornocales:


Área recreativa entrando en el octavo km.:


Buscamos el primero de los collados:


Cruce hacia el Pico Montero:


En el km. 9 llegamos al cruce hacia San José del Valle donde se ubica el mirador del Puerto de las Palomas:




Rápido descenso:


Toda una gozada:


Encaramos los km. finales del puerto:




Rampas de doble dígito:


Paraje de ensueño:


Llegamos al cruce de Algar:


Pocos metros para coronar:


Coronamos:


La famosa venta de la encrucijada de Gáliz:


De vuelta con Alcalá al fondo:



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -