GIPUZKOA   ARRATE   por   EIBAR (MATSARIA)   11271 visitas   



Altitud: 581 m Distancia: 5,5 km Desnivel: 461 m % Medio: 8,38 % Coeficiente: 196

Altigrafía y comentarios enviados por Josemi Ochoa

cerrar


Localización: Otra ascensión, como todas las que parten de Eibar, de acceso complicado a su punto de inicio. Digamos que está situado detrás de la estación, en el barrio de Matsaria. La mejor forma de acceder allí, es por la variante de Eibar. Llegamos a una amplia herradura, después del último túnel si vamos desde Bilbao, donde hay una salida indicada hacia “Matxaria” (con “x”, aunque todos los mapas lo escriben con “s”). Alcanzamos una rotonda y vamos hacia abajo, pasando bajo la variante. El inicio está junto al depósito municipal de vehículos. Volvemos sobre nuestros pasos.


Mapa de situación y detalle del inicio.


Especificaciones: En el primer km tenemos carretera de una cierta amplitud, asfaltada, en buen estado y señalización lateral. El siguiente medio km presenta carretera muy estrecha, bien asfaltada y sin señalización. A partir de ahí, hasta el empalme con la carretera de la subida tradicional, es pista de hormigón en buen estado, aunque un tanto rugosa, debida al fino rayado que presenta en algunas zonas, lo que acrecienta la dureza. El km y medio final, carretera perfecta. Sombras abundantes y sin tráfico. NOTA: en 2016 con motivo del paso de la Vuelta al País Vasco, se asfaltó la mitad de la parte hormigonada.


Fuentes: No hemos visto ninguna, así que mejor aprovisionarse en Eibar.


Comentario: Mucho más dura que la subida tradicional, no en vano son dos km menos, esta ascensión a Arrate tiene una innegable belleza, por cuanto superamos hasta nueve herraduras y presenta más zonas abiertas que la carretera clásica, lo que permite disfrutar de excelentes vistas, si es que la fatiga nos lo permite. Se trata de una muy dura ascensión que superaría los 200 puntos de coeficiente si no fuera por el pequeño quiebro que presenta el perfil al inicio del cuarto km. El segundo y tercer km son muy duros, ya que la pendiente media conjunta roza el 15%. En estos dos km la pendiente es muy sostenida, ya que no bajamos del 13% salvo en un par de puntos muy localizados, aunque siempre por encima del 10%. Bien es verdad que tampoco tendremos rampas descomunales, ya que solo superamos el 20% en un par de puntos y por escaso margen. Pero esos dos km con firme rugoso de hormigón en buena parte de ellos, pesan en las piernas.
El entorno es muy cambiante a lo largo de la ascensión. Comenzamos ente antiguos edificios industriales, hasta llegar a la rotonda de acceso, donde seguimos hacia arriba, por el lado derecho del nuevo polígono industrial de Matsaria. Toda esta zona tiene una cierta exigencia, por cuanto la pendiente ronda el 8%. Justo al finalizar el polígono, finaliza el primer km y entramos en la parte más dura que se inicia a través de un bosque autóctono. Mediado el segundo km, al llegar a la segunda herradura, comienza el hormigón y el terreno se va abriendo. Caseríos aislados, prados y árboles nativos, unidos al sinuoso trazado y la absoluta tranquilidad, proporcionan una belleza a esta ascensión con la que no contábamos a priori. Incluso atravesaremos un pequeño y precioso hayedo. Hasta la parte final no llegamos a zonas reforestadas, principalmente de pinos. La última rampa de cierta entidad nos deja en la carretera tradicional, quedando solo unos metros que se pueden considerar ascensión, ya que el último km y medio es casi llano, aunque lo hemos incluido hasta llegar al punto más alto. De allí un suave descenso nos lleva hasta el Santuario. Si somos amigos de nuevas experiencias, recomendamos seguir adelante, pasando junto al bar, y descender por otra pista hormigonada hasta el polígono de Azitain, desde donde accedemos a la N-634 en la rotonda de entrada a Eibar por el este.


Fotos:

Inicio en este punto. El portón gris de la izquierda es el depósito municipal de vehículos.


Al comienzo circulamos entre viejos edificios industriales.


En la rotonda, tomamos la segunda salida para ir por la derecha del nuevo polígono industrial.


Pendiente mantenida en la recta que bordea las naves industriales.


Finaliza el polígono y comienza lo realmente serio.


Aunque en la foto no se aprecia, estamos por encima del 15%.


En la segunda herradura, el firme pasa a ser de hormigón.


El entorno se abre, ofreciendo cada vez mejores vistas.


En esta imagen podemos contemplar la belleza y dureza de la ascensión.


Pasamos junto a la entrada a un caserío y la dureza se mantiene.


Otra fuerte herradura nos mete en un pequeño hayedo.


Seguimos sin tener un respiro, llegando a la zona de pinos.


Antes, podemos disfrutar de esta magnífica vista de un tramo del ascenso. Al fondo, el Anboto.


Hemos superado el tecer km y el pequeño descansillo y estamos en la última rampa dura.


Estamos llegando a la carretera, que se adivina al fondo. Se acabaron las dificultades.



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -