LEÓN   CUITU NEGRU   por   BUSDONGO   8313 visitas   



Altitud: 1845 m Distancia: 11,24 km Desnivel: 641 m % Medio: 5,7 % Coeficiente: 219

Altigrafía y comentarios enviados por Josemi Ochoa

cerrar


Localización: Damos por iniciado el ascenso en el cruce hacia Camplongo y Tonín, en la N-630, poco antes de llegar a Busdongo.


Mapa de situación.


Especificaciones: Carretera perfecta, con amplio arcén y señalización completa hasta el km seis. Hasta Branillín, carretera aún ancha, aunque la señalización horizontal está casi borrada. Del complejo de la estación hasta el final, carretera estrecha sin ningún tipo de señalización. El firme, asfaltado para la Vuelta de 2012, comienza a dar las primeras muestras de deterioro apenas un año después. Hay muchas marcas de las orugas de las máquinas de la estación y al menos en un par de sitios hay grava gruesa suelta, arrastrada por el agua, al carecer de recogidas para la misma. Una obra hecha a todo correr y al mínimo coste. Ojalá nos confundamos, pero tiene mal futuro, a no ser que la Vuelta vuelva por allí. De momento, verano de 2013, no presenta mayores problemas. No encontraremos ni una sombra y sí un cierto tráfico de camiones hasta Pajares. A partir de ahí, el tráfico desaparece totalmente, excepto en temporada de esquí, hasta Branillín. El tramo final está vetado a vehículos motorizados.


Fuentes: Una, a la izquierda, en el km dos, entre los dos barrios de Busdongo. Otra, también a la izquierda, en la misma entrada a Arbás del Puerto.


Comentario: Un par de comentarios aclaratorios, antes de entrar en la descripción de la ascensión. Os sorprenderá que la hayamos incluido en León y no en Asturias, pero tiene su lógica. La cima está justo en la divisoria entre ambas provincias y la mayor parte del recorrido por esta vertiente, discurre por terreno leonés. Otra cosa que puede chocar es que no hayamos puesto porcentajes máximos tan altos como aparecen en otras altigrafías. Seguro que existen esas cifras, pero son puntos muy localizados y, dado el perfil tan irregular que encontramos, pasan casi desapercibidos. No creemos que tiene mucho sentido indicar un 25% cuando apenas son diez metros y se pasa de forma repentina al 12%. No son indicadores de la dureza real a nuestro modo de ver. Pero esas cifras son reales, así que el ponerlas también es una opción respetable.
Dicho esto, vamos con lo que nos ocupa. Por supuesto que no tiene nada que ver con acometer el Cuitu después de subir Pajares, pero estamos ante una ascensión más que respetable y su coeficiente da fe de ello. La carretera viene picando hacia arriba desde muchos km atrás, pero es a partir de donde hemos colocado el inicio, cuando la pendiente comienza a superar el 2%. Nada de particular hasta Arbás del Puerto, donde podemos contemplar su magnífica colegiata. La pendiente va aumentando algo y poco antes de llegar al Alto de Pajares, tenemos que ir a la izquierda hacia Branillín. Tenemos un km de cierta exigencia hasta llegar a Asturias y luego otro de falso llano hasta la estación invernal. Allí, al llegar al parking, seguimos de frente (aunque es dirección prohibida, el tráfico no existe) y trazamos un zigzag, en el que ya superamos el 12% hasta llegar al restaurante junto al que arranca el tramo final. Casi nadie podrá decir que no ha tenido que echar pie a tierra en esta ascensión, ya que hay que pasar una puerta peatonal para salvar la valla que impide el paso a los vehículos. Entramos así en un caos de continuos cambios en la pendiente que hacen imposible mantener un ritmo. Dos herraduras con puntos al 25%, son lo más duro que vamos a encontrar hasta llegar a un descanso, con un leve descenso, a falta de medio km para coronar. Aunque es machacante, este tramo que hemos pasado se supera, no sin dificultad, pero bastante bien, ya que tiene descansos, aunque (salvo en un punto) estos sean al 12%. Lo más duro, a nuestro modo de ver, son los trescientos metros, con una media por encima del 18%, que hay poco antes de coronar y que comienzan justo al final del leve descenso que hemos comentado. Realmente muy duro, con bastante trecho por encima del 20%. Y para más inri, cuando estamos llegando al final de esta pared, encontramos una gran cantidad de grava gruesa arrastrada por el agua y esparcida por todo el ancho de la carretera. Realmente peligroso, tanto al subir como al descender. De ahí a la cima, apenas quedan cien metros, bastante más suaves. Y si la niebla no lo impide (nosotros no tuvimos esa suerte), a recuperar el resuello disfrutando de las enormes vistas.


Fotos:

Inicio en este cruce, poco antes de Busdongo.


Paso por el barrio de arriba de Busdongo. A la izquierda un túnel artificial para evitar avalanchas sobre las vías.


Carretera perfecta, arcén amplio y limpio y no excesivo tráfico.


Arbás del Puerto, con su magnífica colegiata.


Poco antes del alto de Pajares, hacemos este quiebro (señalizado), para ir a la izquierda.


Algo más de un km al 7% y llegamos a Asturias. De ahí a Branillín (que se ve al fondo), es llano.


Al llegar al parkimg, seguimos la trayectoria marcada en la foto.


No tendremos más remedio que echar pie a tierra para superar este paso.


Primeras rampas duras. Se aprecia lo irregular del perfil. A la derecha, la primera herradura fuerte.


Superada la herradura, pequeño descanso y nuevo rampón.


Vista hacia atrás desde uno de los tramos más suaves de esta parte final.


Al tramo citado le sigue otra rampa dura...


...preludio de otra durísima herradura, desde donde está tomada la foto.


Aquí sí se aprecia la fuerte pendiente.


Tras la herradura, 600 metros muy duros al 16% de media, con zonas al 20% y otras al 11%.


Vista hacia atrás casi al final de esta zona dura.


Tramo de relax, con un leve descenso. La foto está tomada en el sentido de la ascensión.


En medio del durísimo tramo final. Apenas son 300 metros, pero se hacen eternos.


La zona de grava suelta, arrastrada por el agua, que hemos comentado.


Final. Si hay suerte y no hay niebla (no fue nuestro caso), las vistas son espectaculares en 360º.



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -