ÁVILA   ALTO DEL TOCÓN DEL CABALLO   por   SAN BARTOLOMÉ DE PINARES   515 visitas   



Altitud: 1379 m Distancia: 9,5 km Desnivel: 541 m % Medio: 5,7 % Coeficiente: 129

Altigrafía y comentarios enviados por Rodrigo González

cerrar


Localización: La subida arranca en la carretera que une El Barraco con San Bartolomé de Pinares, unos 200 metros antes del cruce con la calzada que se dirige a Santa Cruz de Pinares. Al llegar al cruce con la Av-503 a su paso por San Bartolomé de Pinares giraremos primero a la izquierda e inmediatamente a la derecha, cruzando el pueblo hasta encontrar, a nuestra derecha, una empinada pista de hormigón que nos dirige al alto. Tras coronar el Alto de las Eras empalmaremos con la Av-P-307, girando hacia la izquierda con dirección a La Cañada.



Especificaciones: Muy poco tráfico. Alternaremos zonas de frondoso arbolado con otras bastante peladas, donde el viento puede pegar con fuerza. De hecho, el topónimo del inmediato puerto de Arrebatacapas deja claro que nos encontramos en una zona especialmente ventosa. La carretera es estrecha, sin arcén, y el firme cambiante e irregular, como desarrollamos en los comentarios. En cualquier caso el puerto es perfectamente ciclable en todo su recorrido.


Fuentes: Hemos visto cuatro fuentes a lo largo del recorrido, que aparecen indicadas en la altimetría. Frente al ayuntamiento de San Bartolomé de Pinares encontraremos la fuente de Eloy Gonzalo –héroe de la guerra de Cuba que pasó parte de su infancia en la localidad-, que parece la más adecuada para aprovisionarnos de agua: está situada justo antes del tramo más exigente de la subida y, a pesar del letrero de “No potable”, nos consta que la gente del pueblo coge agua allí con asiduidad. En cualquier caso podemos encontrar otra fuente en la calle Mayor, paralela a la calle de la Virgen por la que nosotros encararemos la ascensión. Sobre la potabilidad del agua de las otras tres fuentes no podemos apuntar nada.


Comentario: Estamos sin duda ante una de las subidas de mayor dureza de la provincia de Ávila, con porcentajes parejos a los que encontramos en el otro gran coloso de la Tierra de Pinares abulense, el cercano Collado Mediano, mucho más conocido por los cicloturistas.

La ascensión arranca ya con porcentajes muy importantes, aunque después de unos 900 metros encontramos una bajada pronunciada de unos 250 metros que contribuye a rebajar la pendiente media del segundo kilómetro hasta un engañoso 4.6%. En todo caso, en este segundo kilómetro la subida suaviza claramente, con rampas del 5-6%, para volver a ponerse tremendamente seria al empezar el tercer kilómetro, donde nos encontraremos rampas de hasta el 14% en la entrada de San Bartolomé de Pinares.

En esta primera parte de la subida habremos transitado por un asfalto rugoso aunque en perfecto estado, que en la entrada de San Bartolomé mejora notablemente para ayudarnos a salvar los desniveles más acusados. Una vez llegados al cruce con la Av-503 tendremos que afrontar un exigente tramo de adoquín, de más de 600 metros, que nos permitirá cruzar el pueblo y que termina con un rampón al 18%. El paso por el pueblo se produce de forma natural, ya que las callejas que pudieran confundirnos son de dirección prohibida. Terminado el pavés y tras unos metros sobre asfalto encontraremos un brusco giro a la derecha que nos emplaza sobre el hormigón: 350 metros donde se suceden rampas del 15-16%, con un nuevo pico del 18%. Este tramo hormigonado dará paso a unos 700 metros de asfalto descarnado y con bastante gravilla suelta, donde seguiremos encontrando pendientes de hasta el 15%. Toda esta parte de la ascensión, desde que nos encaminamos por la pista de hormigón, resulta de gran belleza, con una sucesión de curvas de herradura y una rápida ganancia de altitud que nos ofrece unas espectaculares vistas de San Bartolomé y del valle de La Gaznata.

Aproximadamente a la altura de la fuente de El Corchillo, que dejaremos a la derecha, la pendiente suaviza y comienza un tramo con asfalto nuevo, en perfecto estado, que nos ayudará a coronar el Alto de las Eras, a 1.233 metros de altitud. No obstante, el porcentaje del 6% que observamos para el quinto kilómetro es engañoso, ya que incluye un pequeño tramo de bajada: en esta última parte de la ascensión la pendiente ronda siempre el 7-8%.

Como apuntábamos al principio de este comentario, la subida a las eras de San Bartolomé de Pinares es todavía bastante poco conocida. Se la ha venido bautizando, además, con nombres muy diversos: Alto de El Segoviano, de El Corchillo –en referencia a dos de las fincas de la zona-, de los Muros, Puerto Escondido, etc. Aquí se ha preferido la denominación de Alto de Las Eras, ya que la cumbre está situada en esa zona de las eras y no en las fincas adyacentes de El Corchillo o de El Segoviano.

En todo caso, el reciente asfaltado del camino que une este Alto de las Eras con la Av-P-307 descarga en cierta medida de sentido a la consideración aislada de dicha subida. Y es que tras apenas 600 metros de bajada no muy pronunciada arranca un nuevo tramo de ascensión que se agarra más de lo que parece. Los números de esta segunda parte de la subida, aunque modestos -4 kilómetros al 4.2%-, no resultan en absoluto menospreciables en una zona caracterizada por puertos tendidos y/o muy irregulares -La Lancha, Valdelavía, etc.-. Nos encontramos ahora con una subida escalonada, sobre un asfalto rugoso, en la que se alternan falsos llanos y rampas prolongadas al 5-6% -las más duras no superan el 8%-. Este tramo, que transcurre por una recta interminable con una espesa vegetación a ambos lados que nos impide vislumbrar dónde se ubica el alto, se nos atragantará sin duda si hemos gastado demasiado subiendo los muros de San Bartolomé de Pinares. Finalmente, en la zona del Prado del Tocón del Caballo, la vegetación desaparece de repente, atisbamos las primeras casas de La Cañada y arrancamos una bajadita que evidencia bien a las claras que acabamos de coronar a pesar de la ausencia de cartel de puerto.



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -