FRANCIA   SENSIBIL   por   BASTIDA - AHUSKI   12772 visitas   



Altitud: 1540 m Distancia: 28,3 km Desnivel: 1257 m % Medio: 4,4 % Coeficiente: 413

Altigrafía y comentarios enviados por Omar Sánchez Gorriti

cerrar


Localización: Desde la localidad bajonavarra de Donazaharre (St. Jean le vieux), tomaremos la D18 en dirección hacia Iratí (por el col de Burdinkurutzeta). En las afueras de Bastida, y después de pasar el cruce que por Beorlegi se dirige al col de Landerre, veremos un letrero “Ahusquy”, que a mano izquierda y por una estrecha carretera nos dirige hacia este balneario. Tras el alto de Ahuski, tomaremos un cruce a mano derecha. Casi tres kilómetros más abajo, tomaremos un nuevo cruce a mano derecha, por una vía privada (responsabilidad de los usuarios de la misma). Tras poco más de 11 km, llegaremos al col de Bagargiak, donde tomaremos dirección Donibane Garazi (hacia la derecha). 700 m más adelante (en el col de Hegitxuri), dejaremos la vía principal que va hacia el col de Burdinkurutzeta, y tomaremos a mano izquierda la carretera que va al col de Sensibil (y continúa hasta el cayolar de Ibarrondoa a 1.306 m).


Especificaciones: Debido a la gran longitud de la ascensión, y a la variedad de carreteras por las que transitaremos, las características de las mismas varían. Hasta el col de Ahuski la carretera es estrecha (unos 3,5 m), con firme bastante bueno (algo rugoso), aunque los dos primeros kilómetros está bastante bacheada. En los meses invernales no hay servicio de quitanieves, por lo que suele estar cerrada por una valla (fácilmente franqueable). Una vez superado el col de Ahuski, la carretera se ensancha un poco, estando el asfalto en buen estado. A partir del cruce del col de Ibarburia, la carretera es privada, y nos haremos responsables de nuestra seguridad (sin más, es una carretera de montaña). En temporada invernal suele encontrarse normalmente cerrada en las inmediaciones del col de Bagargiak. Estos 11 kilómetros tienen bastante gravilla suelta (aunque no baches), además hay bastantes perfiles de hierro como canalización de agua (ver foto). Una vez llegado a Bagargiak, la carretera es muy ancha y en perfecto estado hasta el col de Hegitxuri (unos 700 m más adelante). Desde aquí a la cima, la carretera se estrecha y tiene algunas zonas bacheadas. En los meses de invierno, este último tramo corresponde a las pistas de esquí de fondo de Iratí, por lo que suele estar cubierta de nieve.


Fuentes: Desconocidas… y son muchos kilómetros, por lo que es recomendable dos bidones.


Comentario: "Uno de los colosos de Iparralde, por dureza y altura (su carretera solo es superada en altura por la Piedra de San Martín y por el terrible Larrau). En la ascensión hasta Sensibil desde Bastida se pasarán por los cols de Ahuski 1.080, Inharpu 1.029, Ibarburia 966, Burdin Olatze 892, Bagargiak 1.327 y Mehatze 1.383. La subida comienza en el cruce con la D18. Durante los primeros metros la pendiente será modesta, pero al abandonar el último núcleo de población, la pendiente se endurecerá considerablemente (hasta el 16%), para no suavizarse hasta el kilómetro dos. Enseguida desaparecerá el arbolado, y teniendo en cuenta que la orientación de gran parte de la ascensión es sur, elegiremos un día que no “pegue” mucho el sol. Durante gran parte de la ascensión tendremos de vecinos al col de Landerre, hacia el norte, y al col de Burdinkurutzeta, hacia el sur. En el kilómetro 6 llegaremos a una zona de toboganes que se prolongará durante dos kilómetros. Desde esta zona “fácil”, veremos en todo momento la última rampa de unos dos kilómetros por encima del 10%, prácticamente recta. Desde el alto de Ahuski (en el que habremos sudado para vencerlo), nos dirigiremos a mano derecha por una zona de más de tres kilómetros de descenso, por unas laderas verdes desde las que se aprecian las primeras grandes cimas pirenaicas, destacando la puntiaguda cima de Auñamendi (Anie). A nuestra derecha podremos observar la carretera que nos llevará hacia el col de Bagargiak, y curiosamente, está bastantes metros por debajo de donde pedaleamos. En el col de Ibarburia (966 m), tomaremos a mano derecha la carretera “privée” que nos conducirá hacia nuestro objetivo. A mano izquierda habremos dejado el pequeño balneario de Ahuski (donde quizá haya agua para coger). Tras terminar todo el descenso, subiremos un primer alto, volveremos a descender para llegar a la parte más dura de este tramo: 3 kilómetros al 9%. Pedaleamos ahora por zona boscosa, y tras tres herraduras llegaremos a una cresta custodiada por puestos de caza. Atención si sopla viento fuerte ya que es una zona bastante expuesta al dios Eolo. Tras otro descenso de más de un kilómetro llegaremos a una zona de pendiente muy irregular pero a menudo fuerte, desde donde podemos apreciar las rampas de Larrau y Bostmendieta. Tras llegar al famoso col de Bagargiak tomaremos aliento durante 700 m antes de tomar a mano izquierda la carretera que nos conducirá por un paisaje ya de alta montaña hasta la cima de Sensibil, donde se alternará algún llano con tramos del 12% y 11%, que a estas alturas ya hacen bastante daño. Desde el col de Sensibil se puede ver hacia el oeste las pequeñas cadenas montañosas donde están esos duros puertos (Burdinkurutzeta, Artaburu…) y hacia el este, pues también (Larrau, Soudet, Issarbe…). También se aprecia el primer dos mil pirenaico, el Ori (2.017 m). Para llegar hasta aquí habremos empleado bastante tiempo y sudor, pero el esfuerzo merece la pena.


Fotos:
Una de las primeras herraduras, dejar la carretera de la derecha.


En invierno nos encontraremos esta barrera indicando que no hay servicio de quitanieves y la carretera puede estar cerrada.


En los primeros kilómetros de la subida a Ahuski veremos las poblaciones de Bastida, Lekunberri…


A nuestra izquiera (norte) veremos la subida al col de Landerre


También veremos el pueblo de Beorlegi en las primeras rampas del col de Landerre


En verano el sol puede calentar de lo lindo en la ascensión a Ahuski (la foto es de enero y también calentaba).


Gran parte de la ascensión a Ahuski se desarrolla en un terreno sin arboles.


Si miramos hacia atrás veremos que ascendemos rápidamente por fuertes pendientes.


Tras la zona de toboganes llegaremos a una larguísima recta con fuerte pendiente.


Al final de la recta se divisa el collado de Ahuski.


Vista del collado hacia atrás. Un duro esfuerzo para superar un duro puerto.


Atrás dejaremos este cruce. Si siguiéramos por la izquierda bajaríamos a Beorlegi por el col de Landerre. Seguiremos hacia la derecha por terreno descendente.


Descendemos primero hacia el col de Inharpu (1.029 m). Al fondo se aprecian las primeras grandes cumbres pirenáicas.


Con la raya en medio da la sensación de mejor carretera. Las vistas: impresionantes.


A nuestra derecha veremos la carretera que nos conducirá hacia el col de Bagargiak.


Vista del col de Burdin Olatze (892 m), varios metros por debajo nuestra.


Llegando al col de Ibarburia (966 m). Aquí tomaremos la carretera de la derecha.


Si volvemos la vista desde el col de Ibarburia, veremos a nuestra derecha (bajando a la izquierda) el balneario de Ahuski. La carretera de la izquierda (bajando a la derecha) es la que nos conducirá al col de Bagargiak.


En el tramo entre Ibarburia y Bagargiak encontraremos numerosos perfiles metálicos a modo de canalización de aguas.


Subiendo hacia el col de Bagargiak.


Parte de la ascensión se adentra en un tupido bosque.


El arbolado termina justo antes de salir a una zona de cresta donde suele soplar fuerte viento.


Desde la cresta las cimas pirenaicas parecen más cercanas.


Accederemos al col de Bagargiak desde la carretera a la que accede el coche de la imagen.


Desde el col de Hegitxuri hacia Sensibil el paisaje es de alta montaña. Al fondo se divisa el Ori, primer dos mil pirenáico (2.017 m).


Últimas rampas duras antes de coronar.


Col de Sens


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -