ZAMORA   PARQUE EÓLICO DE PADORNELO   por   REQUEJO   6852 visitas   



Altitud: 1725 m Distancia: 19 km Desnivel: 780 m % Medio: 4,1 % Coeficiente: 129

Altigrafía y comentarios enviados por Jose Manuel Sansegundo y Marcelino Álvarez

cerrar


Localización: En Sanabria. Requejo se encuentra en la antigua N-525, al poco de pasar Puebla de Sanabria. Una vez coronado Padornelo giraremos a la derecha enfilando hacia las cumbres de la Serra Segundeira.



Especificaciones: La Portilla del Padornelo cuenta con una carretera ancha, perfectamente señalizada, sin apenas tráfico y un asfalto un tanto rugoso. Tras pasar el túnel y el viaducto que cruza la autovía, deberemos girar a nuestra derecha por una pista que parte justo al lado de la calzada que es la salida de Padornelo de la autovía según se viene de Benavente. Tras pasar unos 200-300 m de asfalto en pésimas condiciones, pero que se atraviesa bien, nos encontraremos con una pista que carece de señalización, pero perfectamente asfaltada, y sin más tráfico que el Land Rover de los operarios del parque eólico y algún otro espedicionario casual. Inexistencia total de sombras, y el viento puede ser un muy serio enemigo.


Fuentes: Hay dos, ambas en la localidad de Requejo que ofrecen un agua buenísima. Recomiendo coger agua en la de la margen derecha de la carretera.


Comentario: Se trata de un puerto muy largo, con dos partes perfectamente diferenciadas. Una primera parte que es la antigua Portilla del Padornelo, que ya está explicada en otra altigrafía, por lo que me centraré en la segunda parte, que es el Parque Eólico.
Tras atravesar el túnel que corona la Portilla, bajaremos unos 400 m, y justo tras pasar la autovía, deberemos girar a la derecha para coger una pista que parte totalmente pegada a la salida de dicha autovía; hay que ir atento porque, si no, es fácil o bien pasarse o bien confundirse y enfilar por dirección contraria a la A-52.
Una vez que iniciemos la segunda parte de nuestra empresa, nos encontraremos con pequeños tramos donde el asfalto ha desaparecido casi por completo, pero que es fácil de pasar yendo a lomos de nuestra flaca; serán trozos pequeños. Una vez que los hayamos pasado, ya poco más que tendremos que preocuparnos unicamente por ascender de la mejor manera que podamos.
Los tres primeros kilómetros, que son justo los que nos llevan hasta la entrada del Parque, son bastante llevaderos, alternando rampas que rara vez llegan al 10% con descansos que nos harán esta parte de la ascensión bastante llevadera, y será justo a la entrada del parque cuando nos encontraremos con una rampa seria de casi el 14%.
Una vez que empecemos a rodar entre aerogeneradores, es cuestión de seguir la pista principal que nos llevará hasta el último de ellos, el que más alto se encuentra; no tiene pérdida.
Será dentro de los límites del parque donde encontraremos las rampas más duras, que las alternaremos constantemente con falsos llanos y pequeños descensos lo que hará que no nos sea fácil encontrar un ritmo continuo en nuestro pedalear.
El gran problema en esta subida puede ser el viento, ya que nos hallamos en lo que es casi el cordal de la montaña y no hay nada que nos proteja de la fuerza endiablada del dios Eolo que nos puede meter en un brete, ni hay taludes de tierra, ni nada de arbolado que nos proporcione sombra, con lo que estamos muy a expensas de los elementos; ni nada que nos proteja del viento ni nada que nos dé sombra.

Salida del túnel que corona la antigua Portilla del Padornelo.


Imagen en la que se ve donde se empieza el asalto definitivo al parque eólico.


Imagen de una de las primeras rampas de cierta entidad que nos encontraremos.


En esta imagen se ve perfectamente como estamos a merced de los vientos y que el asfalto se encuentra en perfecto estado.


En esta otra toma vemos justo el momento de entrada en el recinto del parque. La rampa que nos recibe es de entidad.


En esta otra foto se ve una de las zonas de descanso, si el viento nos deja.


En esta otra toma vemos un ejemplo de como es el paisaje, roca, jara y poco más.


¡Qué pequeño se ve uno al lado de estos gigantes!


Como se puede apreciar, el último tramo es muy llevadero.


Mires a donde mires siempre verás aerogeneradores. Los montes sanabreses y los orensanos que se ven al fondo están plagados de molinillos.


Si estamos juguetones y con imaginación, podemos pensar que nos encontramos en Cabo Cañaveral a punto de ponernos en órbita.



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -