LUGO   VILASOL   por   AS NOGAIS   1291 visitas   



Altitud: 1173 m Distancia: 12,6 km Desnivel: 660 m % Medio: 5,24 % Coeficiente: 158

Altigrafía y comentarios enviados por Marcelino Álvarez

cerrar


Localización: Saldremos desde la localidad lucense de As Nogais, en dirección a Nullán, atravesando un pequeño puente sobre el río Navia.


Especificaciones: Carretera estrecha, pero con asfalto en perfectas condiciones para poder practicar nuestro deporte favorito. El tráfico es muy escaso, siendo en el tramo final prácticamente testimonial, ya que esta carretera une localidades casi deshabitadas. Como ejemplo citaré dos, Barraceira que tiene 5 habitantes y Vilasol, donde se encuentra nuestra meta, que tiene 21 habitantes.


Fuentes: Encontré dos: una en el Km 6,5, en Sinllán que sí daba agua, y otra en el Km 10,5, en Barraceira, que echaba un hilillo. En As Nogais, hay fuentes con muy buena agua.


Comentario: "Una ascensión que entraña cierta dificultad por esconder duras rampas de hasta el 17% y unas curvas de herradura que otorgan un toque de majestuosidad a esta ascensión enclavada entre Os Ancares y O Cebreiro. La primera parte de la carretera, paisajísticamente hablando, es la más bonita, ya que discurrirá entre un espeso y bello arbolado compuesto en su mayoría por castaños, que nos proporcionarán buena sombra. Una vez que lleguemos al cruce de Barraceira, las sombras desaparecerán casi por completo, con lo que quedaremos a merced del astro rey en los duros días veraniegos, y de los vientos una vez lleguemos a la parte más alta por la que discurrirá nuestra excursión. En cuanto a la subida en sí, si la encaramos con paciencia y tranquilidad, no deberíamos tener excesivos problemas en llegar arriba si contamos con un estado de forma un tanto óptimo. Pero si en las cómodas rampas del principio nos quemamos un poco, a partir de Sinllán podemos pasar por algún apuro, ya que el asfalto de la carretera, aún siendo bueno, es de los que se agarra, confiriendo un impedimento mayor, que podría ponernos en un brete si al tío del mazo le da por rondar por la zona. Tras una serie de sube y bajas llegaremos a la primera de las curvas de herradura para, tras negociarla, ponernos de pie sobre nuestra bici, al aparecer las primeras rampas de importancia y presentarse 3 km de cierta entidad. Una vez dejados éstos atrás, vendrán dos kilómetros más suaves, que sería bueno que los aprovecháramos para tomar aire, ya que después del giro a la izquierda, y hasta que dejemos atrás Barraceira, haremos frente a la parte estrella de nuestro reto: las rampas más duras, y las curvas de herradura (donde podríamos quedarnos clavados). Cuando veamos los negros tejados de pizarra de Barraceira, podremos decir que lo peor ya ha pasado, pero no habrá que confiarse mucho, ya que alguna rampita trampa nos aguarda antes de terminar. La parte más elevada de esta carretera se encuentra un poquito antes de la aldea de Vilasol, por lo que los últimos metros nos servirán para relajar un poco las piernas, y decidir lo que haremos una vez llegados aquí. ¿Nuestras opciones? Volver por donde hemos venido, seguir subiendo tranquilamente girando a nuestra derecha y llegar hasta el Alto do Poio, o lanzarnos en rápido descenso hacia nuestra izquierda y poder disfrutar así de alguna más de las múltiples ascensiones que se encuentran agazapadas, en espera de que algún osado ciclista las desafíe en duelo, o bien seguir todo el rato sin abandonar esta carretera y salir a la antigua N-VI a la altura de San Pedro.


Fotos:

Esta foto corresponde al inicio de la subida al poco de salir de As Nogais.


Una de las rampas más duras de la ascensión entre dos curvas de herradura.


Esta foto corresponde al paso por la aldea de Barraceira.
"


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -