MÁLAGA   PUERTO DE EL COLMENAR   por   NORTE   2844 visitas   



Altitud: 755 m Distancia: 5,77 km Desnivel: 390 m % Medio: 6,8 % Coeficiente: 87

Altigrafía y comentarios enviados por Miguel Baeza y Martín Cerván

cerrar

 

Localización: Situado en el corazón de la Serranía de Ronda comenzamos el ascenso en el vado sobre el río Genal al que se accede desde Faraján por la MA-9017.


Especificaciones: La carretera está actualmente en lamentables condiciones. De hecho el asfalto aparece y desaparece, estando en mal estado cuando lo hace. La calzada carece de señalización alguna y su ancho no superará los 3 m. Dadas sus condiciones, el volumen de tráfico que soporta es prácticamente nulo, como cabe suponer.
Las sombras son escasas, por no decir inexistentes.

Fuentes: Al parecer existe una, escondida tras unos helechos, a unos 600 m. de coronar, aunque nosotros no la hemos podido localizar. En cualquier caso, al poco de descender por la otra vertiente nos toparemos con una perfectamente visible y en adecuado funcionamiento.

Comentario: En el paraje conocido como Vega Grande se inicia la subida a este precioso puerto al vadear el río Genal en dirección a Jubrique. Justo al comenzar la subida dejaremos a nuestra derecha la Venta la Vega, una zona de acampada para época estival.
A continuación, durante casi 2,5 km. remontamos alegremente –en tanto en cuanto nos lo permite el deteriorado asfalto- el arroyo Guadarín por unas rampas suaves que irán in crescendo paulatinamente. Junto al mencionado arroyo la vegetación es abundante y formada en un principio por Eucaliptos y luego por zarzas. Más adelante cubrirá las lomas un olivar, mientras que algunos chaparros y pinos –éstos en menor número- adornarán las fuertes rampas posteriores.
Varios vados atravesaremos hasta que, justo después del último, la carretera traza un giro a derechas en herradura y la pendiente asciende de manera notable. Ésta será la primera de un total de ocho herraduras con que nos va a deleitar el espectacular trazado de este puerto.
A la pendiente hay que añadirle el mal estado del firme cuyas zonas terrizas parecen en mejor estado que las asfaltadas. Hay que tener sumo cuidado y pericia para no irse al suelo y procurar esquivar las piedras de gran tamaño.
A medida que ascendemos zigzagueando por la ladera, además comprobar cómo mengua la vegetación –parece que por obra de un incendio acaecido antaño-, ganamos la lógica altura sobre el valle y las consecuentes panorámicas sobre el mismo y las montañas circundantes. Merece la pena entretenerse en contemplar la enjabelgada estampa de los distintos pueblos que parecen pintados en las cercanas lomas y canchales: Cartajima a lo lejos, Faraján o, ya más arriba, Alpandeire. Y eso por no hablar de la visión incomparable que obtenemos de los calizos riscos de Cartajima o de la inconfundible figura del Torrecilla (1919 m.) en la vecina Sierra de las Nieves.
Con tanto donde mirar casi se nos olvidan las continuas rampas de doble dígito; y decimos “casi” porque a nuestras piernas no les pasan desapercibidas en absoluto: se trata de unos 3,5 km. a más del 8,5 % de media, una pendiente lo suficientemente exigente como para hacernos sudar, aderezada de tramos al 12, 14 y 15% que nos obligan a retorcernos sobre la bicicleta.
El caso es que cuando más estamos disfrutando del puerto –incluso mejora el asfalto en esta parte final- lo coronamos. Vamos, que al final hasta nos sabe a poco.
Eso sí, esperamos que pronto se acometa su reasfaltado, ya en proyecto. Puede, incluso, que se alargue la subida, aunque de ese asunto nos ocuparemos en otro momento. Ahora es mejor centrarse en descender con suma precaución hasta Jubrique.


Fotos:
Vadeamos el Genal:


Pendiente suave al principio. El estado del firme actualmente es lamentable:


Aunque nos sorprende algún tramo en “buenas” condiciones:


El agua del arroyo Guadarín rebasa la carretera por tres veces consecutivas:


Junto al arroyo la vegetación es abundante incluso en verano:


Los tres diferentes estados de la carretera:
1) Pista de tierra:


2) Piedrecillas sueltas:


3) Asfalto rugoso y bacheado:


Zarzas:


A todo esto, acabamos de cruzar de nuevo el arroyo y pasamos la primera de las herraduras:


Aquí se aprecia mejor la rambla por la que baja el arroyo Guadarín y la vegetación que lo adorna:


Otra herradura:


Ahora desde un poco más arriba:


La vegetación comienza a ralear:


Por momentos la carretera parece más bien el lecho de un río:


Una nueva curva:


Pedaleamos cada vez más expuestos al sol:


Aunque la pendiente es fuerte, vamos entretenidos con tanta curva… y con tanto bache.


Algún pino asoma junto a la carretera:


Sexta herradura:


Al fondo Alpandeire y el Jarastepar (1431 m.)


Penúltima herradura y 15% de pendiente:


Abajo queda la carretera por donde hemos ascendido:


Última herradura con Faraján y Cartajima a lo lejos. Al fondo, a nuestra derecha, atisbamos la Sierra de las Nieves y su cima el Torrecilla (1919 m.):


Aún resta algo más de un km. de ascenso por encima del 8%:


Así que tendremos que disfrutarlo:


Todavía quedan por superar rampas del 14%:


No podemos dejar de mirar a nuestra izquierda:


Última curva:


Y coronamos:


Desde las proximidades de Alpandeire vemos el trazado de la carretera del puerto del Colmenar en sus últimas curvas. En segundo término, las antenas de Los Reales:


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -