LARRAU por  Otxagabia

 Generar PDF imprimible    Ver Foto 
Distancia: 10,8 km Desnivel: 695 m % Medio: 6,44 % Altitud: 1585 m Coeficiente: 131

 Ver símbolos 

Localización: Es la NA-2011 que, desde el cruce con la NA-140 que se dirige por la derecha a Isaba remontando el Alto de Laza, permite la ascensión al puerto de Larrau o Larrañe en euskera.

Especificaciones: Carretera en general en buen estado de tránsito para la bicicleta, aunque con algún bache en su recorrido. Las sombras de pinos y hayas van desapareciendo a medida que ganamos altura y el tráfico es muy escaso salvo el de algún aficionado a la montaña y a los paisajes grandiosos.

Fuentes: Desconocidas. Conviene aprovisionarse en los pueblos anteriores: Otxagabia o Izaltzu.

Descripción: No por no poseer la tremenda dificultad de su ladera opuesta vamos a dejarnos engañar por la dureza de esta ascensión que sin duda se trata de un puerto de 1ª categoría. Es una subida de indudable atractivo para el cicloturista porque va a permitirnos disfrutar de un paisaje envidiable sin tener que poner más atención a nuestra respiración y a los músculos de nuestras piernas que la estrictamente necesaria en una escalada de pendiente muy uniforme que se mantiene entre el 6 y el 7% en la práctica totalidad de sus casi 11 kms. de longitud. Antes de iniciarse el puerto propiamente dicho llevaremos ya otros tantos kilómetros en claro sentido ascendente según vamos remontando el Anduña Erreka (arroyo) que pueden pasarnos factura más adelante si no sabemos controlar nuestros ímpetus, todavía bien frescos. A tres mil metros del alto, el Mirador de Pikatua bien merece un descanso reparador para admirar las cimas míticas del Pirineo navarro. La Sierra de Abodi nos ha ido vigilando en toda la escalada mientras nuestros ojos sólo intentaban descubrir, allá en lo más alto, la grandiosa silueta del Orhy (Orimendi), el guardián del Pirineo, que nos aceptará en su reino sólo cuando nuestro esfuerzo nos haya hecho merecedores del tremendo privilegio de poder gozar de uno de los panoramas de montaña más espléndidos que podamos encontrar. Antes deberemos atravesar un túnel entre dos pasos canadienses que parece ser la puerta de acceso a un reino mágico y desconocido. Ya en el Mirador al pie del Orhy la vista hacia la vertiente norte nos va a poner los pelos de punta y si acertamos a ver, en día despejado, a algún cicloturista que asciende por esa ladera podremos darle ánimos morales (y pasar envidia, sana) durante casi media hora en la que no le perderemos de vista. ¿Seremos capaces de intentarlo también nosotros en otra ocasión? Quien quiera arriesgarse que consulte primero la altimetría de la vertiente norte.

Mapa situación:


La mayoría de los mapas están obtenidos del MAPA DE CARRETERAS editado por el Ministerio de Fomento o de Google Maps

Visitas: 37952     Close