TAPLA por  Otxagabia

 Generar PDF imprimible    Ver Foto 
Distancia: 14,1 km Desnivel: 609 m % Medio: 4,32 % Altitud: 1364 m Coeficiente: 102

 Ver símbolos 

Localización: En la NA-140 a su paso por el bello pueblo de Otxagabia, tomaremos a la izquierda en la entrada del pueblo, junto al puente y un bello crucero la NA-2012 que se dirige a Irati y a la Ermita de las Nieves.

Especificaciones: El suelo se halla en buenas condiciones, aunque sin señalización horizontal. La sombras son escasas salvo en algún tramo concreto, y el tráfico se hace notar los fines de semana de buen tiempo.

Fuentes: Desconocidas.

Descripción: La Sierra de Abodi es una de las referencias pirenaicas más atractivas en tierras navarras. Ese atractivo reside fundamentalmente en la enorme riqueza paisajística y ecológica que encierra el renombrado Bosque de Irati, cuyos hayedos ostentan una bien merecida fama en toda Europa, tanto por la extensión que abarcan como por el encanto y magnificencia del arbolado que en él podemos admirar. Pero no estamos aquí para alabar las grandiosidad de la Madre Naturaleza sino para comentar el no menos singular interés que este Paso Tapla, que atraviesa la Sierra desde Otxagabia hasta las conocidas como Casas de Irati, despierta en todo cicloturista que se precie. Desde la misma entrada de la bella localidad navarra remontaremos el río Zatoia durante 5 km, disfrutando del paseo en este primer tramo todavía en sombra. El puerto propiamente dicho se inicia al finalizar un nuevo valle que ha aparecido ante nuestros ojos, con varias bordas que le otorgan un aire bucólico y pastoril ciertamente mágico. En concreto, trazaremos una curva a la derecha tras pasar dos de esas bordas y la magia del valle da paso sin solución de continuidad a la tensión muscular que nuestras piernas empiezan a experimentar. Este es quizás el kilómetro más duro de toda la ascensión, que posteriormente se va situar entre el 5 y el 6%, según vamos trazando sucesivas curvas y recurvas, algunas de herradura, y admirando con orgullo el valle que se rinde a nuestros pies y evitando con una de esas herraduras el darnos directamente de bruces con una pared rocosa que se interpone en nuestro paso. En esta vertiente los hayedos son más bien escasos y pequeños y, al acabar el último de ellos, podremos contemplar allá en lo más alto el fin de nuestra ruta, cuando aún nos quedan dos kilómetros que superar. Al conseguirlo no deberemos perdernos el panorama espléndido que se puede admirar si nos situamos en el Mirador de Goñiburu, desde donde podremos divisar el Anie, la Mesa de los Tres Reyes, el Petrechema y la Sierra de Leyre.

Mapa situación:


La mayoría de los mapas están obtenidos del MAPA DE CARRETERAS editado por el Ministerio de Fomento o de Google Maps

Visitas: 9868     Close