CANTABRIA ESCUDO, EL   por   Entrambasmestas   47942 visitas  
Distancia: 15,6 km Desnivel: 811 m % Medio: 5,2 % Altitud: 1011 m Coeficiente: 215
 Ver símbolos  cerrar  Ver Foto 

Desde Los Pandos
Distancia: 7,6 km. Desnivel: 638 m. Pendiente Media: 8,4 % Coeficiente: 189

Localización: Es la N-623 que abandona la comunidad cántabra por el valle de Luena hasta alcanzar el Embalse del Ebro en la vertiente burgalesa.

Especificaciones: Carretera en perfecto estado y con señalización abundante. Lo que no vamos a encontrar son sombras y lo que sin duda va a resultarnos agobiante es el intenso tráfico que soporta esta ruta.

Fuentes: Una en San Miguel de Luena y otra en Bollacín. Y dos kilómetros antes de coronar el Bar Casa Acín puede sacarnos de un apuro.

Descripción: Este coloso del Norte fue ascendido por vez primera en una Vuelta a España en el año 1942, siendo el italiano Brambilla quien logró coronar en primera posición. Desde entonces ha supuesto para innumerables generaciones ciclistas un escollo de primera magnitud a vencer en cualquier etapa que se atreviera con sus rampas. Desde la localidad de Entrambasmestas, en donde abandonamos la compañía del río Pas, iniciamos una lenta pero exigente sucesión de continuas rampas con sus descensos respectivos que sólo sirven para engañar la altimetría resultante, pero no a nuestras experimentadas piernas que no dejan de maldecir este esfuerzo al que se las somete sin haber empezado aún el puerto propiamente dicho. Hasta llegar a Los Pandos ya habrán tenido que enfrentarse a alguna rampa cercana al 10% y a un trazado escalonado mientras nos distraemos contemplando diversas cabañas pasiegas en medio de un paisaje de gran atractivo. Cuando alcanzamos ese pequeño núcleo veremos ante nosotros las primeras rampas acechantes del auténtico mito y si nos atrevemos a mirar la montaña nos podremos hacer una idea del gasto energético que vamos a tener que derrochar. Medio kilómetro aún nos sirve para continuar con nuestra mentalización y al pasar el puente sobre el río Selviejo la primera rampa al 12% nos va poner inmediatamente en nuestro sitio. A la salida de San Miguel de Luena, nombre del valle que remontamos, el porcentaje alcanzará cotas por encima del 15%, poco antes de trazar una par de curvas enlazadas a izquierda y derecha. Los dos siguientes kilómetros hasta pasar el restaurante Ana Isabel se han mantenido en una pendiente media más cercana a las dos cifras que a una sola. Breve reposo para tomar aliento y nuevamente nos situamos por encima de ese fatídico 10%, otra vez sin descanso hasta la citada Casa Acín, donde 300 m salvadores nos van a devolver el aliento y la mentalización suficiente para continuar. Y de nuevo el acabóse: volveremos a sobrepasar sobradamente el 15% en el kilómetro más terrorífico de toda la escalada, el anteúltimo. Al llegar al Mirador de Padanía habremos logrado nuestro objetivo y bien merecido tendremos el reposo gratificante que la contemplación de las tierras pasiegas nos brinda. Y sin más dilación nos dirigiremos a otro panorama espectacular: el Embalse del Ebro en la vertiente burgalesa de este coloso de Cantabria. Para la ascensión de este puerto conviene llevar la preparación y desarrollo suficientes para que no nos suceda como al gran rodador y sprinter belga Rik Van Looy, quien se vió obligado a echar pie a tierra en una de sus participaciones. No va a ser éste nuestro caso, ¿verdad?

Mapa situación:



La mayoría de los mapas están obtenidos del MAPA DE CARRETERAS editado por el Ministerio de Fomento o de Google Maps