HUESCA SAN JUAN DE LA PEÑA   por   Bernués   12602 visitas  
Distancia: 11,2 km Desnivel: 289 m % Medio: 2,58 % Altitud: 1212 m Coeficiente: 43
 Ver símbolos  cerrar

Desde Anzánigo:
Distancia: 24 km. Desnivel: 622 m. Pendiente Media: 2,59% Coeficiente: 90

Localización: En la A-1205 que, tras atravesar la localidad oscense de Bernués, dejamos a la derecha abandonando la subida al Puerto de Oroel, tomaremos la carretera de la izquierda al Monasterio nuevo de San Juan de la Peña por la A-1603.

Especificaciones: Carretera de unos 4 m. de firme irregular, sin señalización horizontal. Tampoco vamos a encontrar apenas sombras, salvo en tramo final, ni tráfico.

Fuentes: Desconocidas por esta vertiente.

Descripción: Cuando en el ya lejano siglo VIII un joven maño, de nombre Voto, descubría de modo milagroso el emplazamiento pétreo de este monasterio de San Juan de la Peña -donde había salvado su vida al despeñarse con su caballo en persecución de un ciervo que corrió la fatal suerte de la que el mozo consiguió librarse por la intercesión divina-, parecía estar vislumbrándose el encanto que durante todos esos siglos ha mantenido para todos los aragoneses. Nosotros, los cicloturistas también vamos en busca de emociones fuertes o, por lo menos, de la paz y el sosiego de estos parajes de la cordillera prepirenaica, entre los valles del Aragón y el Gállego. La vertiente que asciende al Monasterio Nuevo se inicia en realidad en el núcleo de Anzánigo, casi 13 km antes de tomar el cruce a mano izquierda que nos va a conducir a este lugar, y dejando a nuestra derecha la ascensión al puerto de Oroel. Desde ese punto nos quedarán aún más de 11 kms. en los que iremos ganando altura, primero sobre el pueblo de Bernués y posteriormente sobre todo el valle, que se contempla en el fondo de grandes barrancos. La Peña Oroel, desde la lejanía, parece vigilar nuestro sosegado pedaleo por una ruta muy curvilínea y de escasa vegetación de monte bajo. Un pequeño refugio en piedra al pie de uno de los pocos árboles del recorrido nos va a señalar que ya habremos superado la mitad de la subida y las vistas panorámicas cada vez van alcanzando una mayor majestuosidad. El tramo final lo realizaremos por el interior de un frondoso bosque hasta dar vista frontal a la portada barroca del citado monasterio. La explanada que rodea al edificio reúne el atractivo suficiente como para pasar un buen rato de descanso, que no necesitaremos por la inapreciable dureza de las pendientes, aunque sí por todos los kilómetros que llevaremos acumulados. Y si el arte y la historia nos llaman, sólo tendremos que dejarnos caer por la otra vertiente hasta alcanzar el Monasterio Viejo que es el que da origen a la leyenda con la que abríamos el comentario.

Mapa situación:



La mayoría de los mapas están obtenidos del MAPA DE CARRETERAS editado por el Ministerio de Fomento o de Google Maps