BURGOS MAZORRA, LA   por   Valdenoceda   21578 visitas  
Distancia: 8,4 km Desnivel: 420 m % Medio: 5 % Altitud: 1005 m Coeficiente: 80
 Ver símbolos  cerrar  Ver Foto 
Localización: Es la CL-629 que desde Valdenoceda, a las puertas del Valle de Valdivielso, y a través de este alto pone en comunicación las tierras bajas del Ebro con el alto páramo que da inicio a la Meseta castellana.

Especificaciones: Carretera de unos 6 m de anchura, con buen y reciente asfaltado y señalización horizontal. No se encuentran sombras que merezcan tal nombre, pero el tráfico es bastante abundante.

Fuentes: Hay una en Valdenoceda que suele estar seca en el inicio del puerto. Si es así, pedid que os saquen del apuro en algún bar, porque si no…

Descripción: No nos equivocamos si consideramos a este puerto como el Mirador por excelencia de la “perla de las Merindades”, el maravilloso valle de Valdivielso, que conforma un singular paisaje en el que los prados y las arboledas se extienden bajo la inmensa atalaya vertical de extrañas formaciones rocosas del paraje de los Cárcavos, en las laderas de la Tesla. Siempre ha sido bastión invulnerable en épocas de conflicto y paso obligado de comunicación entre la Meseta y el Cantábrico. La vegetación se muestra a orillas del Ebro exuberante y variada, compuesta de encina, roble, boj, enebro, madroño, acebo e incluso haya en las zonas más umbrías. Y, con suerte, hasta podremos vernos vigilados desde el cielo, por alguna ave rapaz que recorta el azul celeste con su majestuoso vuelo. Una prueba de que nos hallamos en un paso natural para llegar a la Meseta castellana la tenemos en la llamada Calzada del Pescado, que desde El Almiñe - unido prácticamente a Valdenoceda, pueblo en el que damos inicio a nuestra ascensión-, remonta la ladera montañosa hasta alcanzar la ermita de Santa Isabel y un curioso pozo de agua de origen romano al que se accede desde una especie de túmulo y por una escalinata en condiciones de uso. Nosotros no vamos a subir por ese camino medieval, sino por su paralelo y recientemente remozado puerto de la Mazorra aunque, ya arriba, siempre podremos visitar el Monasterio de la Hoz y la ermita y pozo aludidos si nos atrevemos por una pista de tierra por la que nosotros hemos transitado sin dificultad con nuestras bicis de carretera. Y una última recomendación antes de enfrentarnos a las rampas: no dejéis de visitar las iglesias románicas de ambos pueblos y la Torre de los Fernández de Velasco en el mismo Valdenoceda, y que podemos admirar desde la misma carretera.
Una larga recta da comienzo a la escalada al “Mirador de Valdivielso” mientras contemplamos admirados los monumentos artísticos citados y abandonamos las últimas casas del pueblo. Poco a poco la cosa se va tornando seria y los primeros 10% hacen acto de presencia en el segundo kilómetro. El Km 3 va a ser el más exigente de toda la ascensión con continuas rampas mientras dibujamos un trazado curvilíneo en la montaña en varias herraduras, hasta alcanzar un monolito de piedra entre dos peñas que da fin a la primera parte, la más dura, de todo el puerto. Los tres kilómetros siguientes mantienen una pendiente uniforme algo superior al 6% y en ellos nuevas herraduras alternan con tramos rectos, haciendo novedosa cada vez la perspectiva espectacular sobre el Ebro que serpentea al fondo del valle. Poco después del sexto kilómetro y al llegar junto a una especie de monumento elaborado con culos de botellas apiñados podemos considerar que hemos dado por finalizada nuestra escalada que se convierte en adelante en agradable paseo para coronar a 1000 m de altitud y hacernos la foto típica junto al cartel del alto. El panorama aquí es menos espectacular que el que nos ha acompañado mientras subíamos y, si miramos hacia el páramo que se presenta a nuestros ojos, sabremos lo que nos aguarda si decidimos seguir la carretera hacia la capital burgalesa. La otra alternativa, ya comentada, es tomar la pista a la izquierda hacia el Monasterio de Nª Sª de la Hoz que se ve a lo lejos y, llegados a ese punto, buscar entre los pequeños montículos cuál de ellos esconde el tesoro anhelado en forma de pozo con agua. ¡Cómo eran estos romanos!, que diría Astérix.

Mapa situación:



La mayoría de los mapas están obtenidos del MAPA DE CARRETERAS editado por el Ministerio de Fomento o de Google Maps