ASTURIAS PEÑAS DEL VIENTO   por   Argatón   11280 visitas  
Distancia: 6,88 km Desnivel: 626 m % Medio: 9,1 % Altitud: 723 m Coeficiente: 183
 Ver símbolos  cerrar  Ver Foto 

Datos obtenidos y facilitados por Josemi Ochoa

Localización: Un poco complicado llegar al inicio de esta ascensión. Desde el cruce de entrada a Cudillero, seguimos la N-632 hacia el oeste, para llegar siete km después a Castañedo. Allí, junto a una pequeña gasolinera, debemos tomar a la izquierda la AS-222. Después de algo más de un km, nace a la izquierda una carretera señalizada hacia Cipiellu, Brañaseca y Busfriu. Es el inicio de la ascensión.

Especificaciones: Carretera de unos cinco metros de anchura, con firme perfecto (nuevo en 2010). Señalización solo lateral hasta Cipiello, que pasa a ser solo central a partir de ahí. Sombras abundantes en los dos primeros km, que van disminuyendo hasta desaparecer totalmente antes de finalizar el tercero. Tranquilidad absoluta, ya que solo nos encontraremos de casualidad con algún vehículo.

Fuentes: No hemos visto ninguna. Aunque es posible que exista alguna en Cipiello o Brañaseca, mejor ir aprovisionados.

Descripción: Creemos que el nombre de Peña de los Vientos está mal aplicado, al menos según los mapas, a la cumbre de esta ascensión. El nombre más adecuado parece ser el de Peña Cesteiro o Recorba, inicio del cordal denominado Sierra de Baos, que en el otro extremo, haciendo un recodo, se une a la Sierra de Pumar. Es en esta sierra, justo al final del parque eólico, donde se encuentra la Peña de los Vientos o Ventana, a más de dos km en linea recta de nuestra cima. Aunque mantenemos el nombre, porque es como se la conoce en varios foros ciclistas y porque el cordal por el que hemos ascendido se conoce como Sierra de los Vientos, los foros montañeros, que de nombres saben más que nosotros, confirman nuestra apreciación. Queda hecha la aclaración.
Estamos ante una dura ascensión, como no puede ser de otra manera con una pendiente media por encima del 9%. Tanto en coeficiente como en pendiente, supera a muchos puertos de relumbrón como pueden ser Peña Cabarga, Urkiola o La Cobertoria, por citar alguno. Así pues, si no la tomamos en serio, nos puede sacar los colores. Y no es que tenga rampones espectaculares (solo superamos el 15% en un punto), pero mantiene una pendiente sostenida y solo hay un par de mínimos tramos de respiro. Y lo más duro está al final, con km y medio a casi el 12% de media, que pesará como plomo en nuestras piernas si hemos afrontado a tope la primera parte. Por tanto, a tomarlo con una cierta calma e ir disfrutando del amplio paisaje que alcanzamos a ver.
A poco del inicio nos encontramos con una primera rampa al 13% como queriéndonos avisar de que alegrías las justas. Hasta llegar a Cipiello, vamos inmersos en un cerrado bosque, con una pendiente mantenida que nos da un respiro nada más pasar la entrada a la localidad. Mejor será aprovecharlo, porque de inmediato entramos en una fuerte rampa que alcanza el 15%, rampa que finaliza en otro descansillo mediado el tercer km. Durante dos km nos enfrentaremos a una pendiente absolutamente regular, con un 9,7% de media, pero sin pasar del 11%. Estamos ya en terreno totalmente abierto (si hace calor, vamos a sudar de lo lindo) y deberemos buscar un ritmo adecuado a nuestras posibilidades, si no queremos sufrir en exceso y teniendo presente que lo peor está por venir. Las magníficas vistas, favorecidas por los cambios de orientación al trazar varias herraduras, nos ayudarán en nuestra dura tarea. Hemos llegado a la entrada a Brañaseca, donde encontramos doscientos metros a un módico 6%, que nos permitirán recuperar pulsaciones, ya que tras ellos comienzan los dos duros km finales, donde no bajaremos de los dos dígitos. Y comienzan con la rampa más dura, que llega al 17%, aunque es corta y sigue con un largo trecho al 10%. Al llegar al último km, debemos prestar atención a tomar el cruce a la derecha hacia Gallinero y Llendepin. De frente llegaríamos a Busfrío. Un tramo de trescientos metros al 14% entre dos herraduras, va a poner a prueba nuestras reservas. Tras él, la pendiente va disminuyendo hasta coronar. Lo comentado: vistas espléndidas, si el tiempo acompaña, especialmente hacia el mar, que apenas habremos podido contemplar durante el ascenso.

ver más fotos


Mapa situación:



La mayoría de los mapas están obtenidos del MAPA DE CARRETERAS editado por el Ministerio de Fomento o de Google Maps