BIZKAIA ZIORTZA
Iruzubieta
3056
visitas
Altitud: 318 m Distancia: 4,1 km Desnivel: 195 m Pendiente Media: 4,75 % Coeficiente: 37
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: Al final del descenso del alto de Trabakua en dirección a Markina, se encuentra el barrio de Iruzubieta, en el cual nace la BI-2224 hacia Munitibar y Gernika. Es el punto de inicio de la ascensión.


Mapa de situación

Especificaciones: Carretera amplia, perfectamente asfaltada y con señalización horizontal hasta el cruce a Ziortza, después de Bolibar. A partir de ahí, la carretera se estrecha y desaparece la señalización central, aunque el asfalto se mantiene en buen estado. Hay tramos con sombra, aunque no abundan demasiado. Solo existe un escaso tráfico hasta Bolibar, desapareciendo a tomar el desvío hacia Ziortza.

Fuentes: Una en Bolibar, en la fachada del ayuntamiento. Una segunda, a la izquierda frente a una casa, al final del tercer km.

Comentario: Se trata de una ascensión poco complicada, a pesar de tener un km final un tanto exigente. Sin embargo es altamente recomendable desde los puntos de vista paisajístico, cultural e histórico. Finaliza tras la colegiata de Ziortza (antes conocida como Cenarruza), un precioso recinto histórico, poco conocido en general, incluso por parte de los propios euskaldunes, a pesar de haber sido declarada Monumento Nacional de Euskadi. Además, pasaremos por Bolibar, localidad que también tiene un puesto en la Historia.
Comencemos por una breve reseña histórica de esta villa. Su iglesia de Santo Tomás, fue construida allá por el siglo X, aunque posteriormente fue remodelada en los s.XVII y XVIII. Su aspecto es más el de una fortaleza que el de una iglesia. Pero por lo que más se conoce a Bolibar, es por el hecho de haber sido cuna de los ancestros del Libertador de América, Simón Bolívar. Su quinto abuelo, Simón Bolívar “El Viejo”, emigró a Santo Domingo en el s.XVI. Aunque su patronímico era Ochoa, adoptó como apellido el nombre de su localidad natal. Nombre de una pequeña villa, pero de tal importancia que incluso sirve para bautizar toda una nación: Bolivia. La plaza de Bolibar está presidida por un monumento al Libertador, donado por Venezuela en 1927. Existe asimismo un museo dedicado a esta histórica figura. En la misma plaza se erige un busto que muchos creen que pertenece a S. Bolívar, pero es el del general Longa, oriundo de la villa y héroe en la Guerra de la Independencia.
En cuanto a la Colegiata de Ziortza, meta de nuestra ascensión y punto neurálgico del Camino de Santiago por la costa, tiene un inicio curioso. Cuenta la tradición que, el día de la Asunción del lejano año 968, cuando la gente del barrio de Gerrika (situado a un km en línea recta de Ziortza) asistía a misa, un águila tomó entre sus garras una calavera de un osario cercano y la dejó caer en el punto en que hoy se asienta la colegiata. Los fieles decidieron erigir allí una ermita, preludio de la actual iglesia que es del s.XV, de estilo gótico renacentista. El escudo de Ziortza, que podéis ver en una pared, es precisamente un águila con una calavera. El recinto consta de la iglesia (que posee el órgano más antiguo de Bizkaia), un pequeño claustro, la casa del abad, la de los canónigos, el refectorio y el hospital de peregrinos. Se ascendía allí desde Bolibar por una calzada medieval, flanqueada por un viacrucis de piedra, ambos perfectamente conservados y que podemos ver a nuestra derecha poco antes de coronar. Punto importantísimo de paso de peregrinos, fue decayendo a partir del s.XIX. En 1954, un incendio destruyó el hospital de peregrinos, reconstruido posteriormente y convertido en hospedaje. Por suerte, todo el recinto se ha recuperado magníficamente y es un placer pasear por su interior, donde disfrutaremos de una absoluta paz y sin apenas visitantes. Lugares así, ya quedan pocos.
De la ascensión, poco que decir. Hasta Bolibar es un paseo junto al río y tras superar la última casa giramos a la izquierda hacia Ziortza. No hay confusión posible, pues está profusamente indicado. A disfrutar del paisaje ya que únicamente tendremos un par de cortas rampas que superan el 10%. Una poco después de una curva de vaguada con puente y otra, llegando al final, cuando nos encontramos con la calzada medieval. Al llegar a la colegiata, la rodearemos hasta su parte trasera, dejando el parking a nuestra derecha.

Fotos:

Inicio en el barrio de Iruzubieta, en el cruce hacia Gernika.


Buena carretera y poca pendiente, junto al río, en la parte inicial, con el Oiz al fondo.


Estamos en Bolibar. Monumento a Simón Bolívar, en la plaza.


Tras la última casa, tomamos la carretera hacia Ziortza.


La pendiente va aumentando, por el fondo de un bonito valle.


La primera rampa dura, dentro ya del último km.


La última rampa seria, se inicia aquí, al confluir con la calzada medieval...


...y termina dando vista a la colegiata.


Pasamos junto a la entrada Este.


Dejamos el parking a nuestra derecha...


...y continuamos por detrás de los edificios hasta el final del asfalto...


...desde donde tenemos una visión global del complejo.


La puerta del lado Oeste.


El pórtico.


El pequeño claustro.


La puerta Este, desde el interior.


La colegiata vista desde las inmediaciones de Gerrika, lugar donde se dice que el águila tomó la calavera.



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -