LEÓN PAJARES
Busdongo
4616
visitas
Altitud: 1455 m Distancia: 5,8 km Desnivel: 219 m Pendiente Media: 3,78 % Coeficiente: 36
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: Difícil establecer el inicio de esta ascensión, ya que la carretera pica hacia arriba, aunque con poca pendiente, desde La Robla, nada menos que 34 km antes. Lo situamos en la N-630, a la entrada de Busdongo, junto a la estación de tren que es el primer edificio a la izquierda. A partir de aquí la pendiente se mantiene prácticamente por encima del 2%.


Mapa de situación

Especificaciones: Al ser carretera nacional, está perfectamente señalizada y con asfalto inmejorable. Dispone de un amplio arcén, bastante limpio, algo que echamos en falta en muchos tramos de la dura vertiente norte. A partir del desvío a Branillín, la carretera pasa a ser de dirección única, con señalización horizontal casi borrada. El asfalto sigue estando en buenas condiciones. No dispondremos ni de una mínima sombra en todo el trayecto. El tráfico es algo abundante, aunque no agobia, en la nacional.

Fuentes: Una a la izquierda, entre los dos barrios de Busdongo. Una segunda, también a la izquierda, a la entrada de Arbás del Puerto.

Comentario: El lado sur de este puerto no tiene nada que ver con la durísima vertiente norte, ya que si no fuera por el km y medio hasta la estación de esquí de Branillín, no podríamos hablar de una ascensión. Sin embargo, creemos que merece la pena añadirla, ya que el puerto de Pajares es un mirador impresionante hacia las montañas y valles asturianos. Y por qué no, podemos atrevernos a descender hasta Campomanes, dar media vuelta y ascender este espectacular puerto. Puerto mítico en la Vueltas a España de mediados del pasado siglo, donde era el puerto estrella. Los que ya somos un poco mayores, no podemos olvidar la gesta de J. Loroño en la Vuelta de 1957. Pajares se subía en la etapa Mieres-León, en los últimos días de abril. Amaneció un día frío y con lluvia. Iniciando Pajares, la lluvia dio paso a la nieve y la etapa fue suspendida. Loroño iba escapado y no quiso bajarse de la bici. Recordamos la foto (entonces no había TV) del coche del director de carrera junto al ciclista ordenándole detenerse. Por lo que se podía apreciar en las ruedas, había unos diez cm de nieve y Loroño seguía pedaleando. Su frase al director, merecería estar grabada en el libro de oro del ciclismo: “Cuando no se pueda avanzar con los pedales, a pie”. Al final tuvieron que bajarlo por la fuerza de la bici. Finalmente, Loroño fue el vencedor de esa edición. Una pena no haber podido encontrar esa foto. Adjuntamos otra del ciclista solo en la nieve, cuando aún había rodada de los coches.
Iniciamos la ascensión junto a la estación de Busdongo, localidad que tuvo su auge hacia 1950, debido a la carretera, el ferrocarril y la explotación de minas de carbón. En la actualidad no llega a las dos centenas de habitantes. Como curiosidad, es el lugar de nacimiento de Amancio Ortega, el fundador y propietario de Inditex, el hombre más rico de España. El primer km es muy suave y transcurre entre los dos barrios que componen la localidad. Poco después llega una recta en que la pendiente aumenta poco a poco hasta llegar al 5% en un tramo mediado el tercer km. Antes habremos pasado (km 2) junto a un antiguo cargadero de carbón e iremos viendo a derecha e izquierda los restos de la serpenteante antigua carretera, que seguía el perfil del terreno junto al río, todo por evitar unos mínimos desmontes. Al final del tercer km pasamos junto a una gasolinera por un tramo llano y de nuevo un suave ascenso, en ningún punto llegamos al 6%, nos lleva hasta Arbás del Puerto, con su bonita colegiata. Esta población nació como un hospital medieval para los peregrinos que se dirigían a Oviedo. Continuamos en suave ascenso y 600 metros antes de coronar, cuando casi damos vista al parador del alto, debemos tomar la salida por la derecha (señalizada), para describir un giro y cruzar la carretera por la que veníamos. A partir de aquí, aumenta la pendiente, para situarnos por encima del 7%. Casi llegando al final, llegaremos a superar el 10% en un pequeño tramo. Damos por finalizado el ascenso junto a la señal indicadora de Asturias, ya que el km que queda hasta la estación de esquí es un falso llano, que prácticamente no añade altitud. Y lo dicho: en el descenso, acercarse hasta el alto del puerto de Pajares a contemplar el increíble panorama que desde él se divisa.


Fotos:
Inicio junto a la estación de Busdongo.


La recta después de la localidad.


Arbás del Puerto y su colegiata.


Al fondo vemos la pista de esquí.


Nos desviamos a la derecha...


...para girar y cruzar la carretera.


La rampa más dura la encontramos llegando al final.


El final lo situamos junto a este cartel...


...ya que lo que resta hasta Valgrande es prácticamente llano.


La foto de Loroño en la nieve de Pajares.



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -