LUGO SANTO TOMÉ
Recaré
3820
visitas
Altitud: 502 m Distancia: 3,69 km Desnivel: 404 m Pendiente Media: 10,95 % Coeficiente: 152
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Marcos Folgueira

 

Localización: Al paso por la parroquia de Recaré (San Xulián), circulando por la LU-0101 en el municipio de O Valadouro, hay un pequeño cruce de carreteras justo al lado del barrio de casas de Penín. En el caso de venir de Ferreira deberéis coger hacia la derecha, y en el caso de venir del lado de Abadín deberéis coger a la izquierda.

">

Después de pasar las casas de Penín y el pequeño puente, hay un cruce. Según está sacada la fotografía os deberéis desviar a la derecha.

Especificaciones: Carreteras muy estrechas, típicas de la zona rural lucense, con un asfalto bastante rugoso en muchos puntos, e incluso con algo de gravilla y suciedad. Muy escasa señalización vertical e inexiste horizontal. Desde que se alcanza el stop, pasados los primeros quinientos metros, hasta pasar la iglesia de Santo Tomé la carretera mejora bastante, es una zona de aglomerado en perfecto estado. El tráfico es muy escaso, casi inexistente. Hay un paso canadiense al llegar al tercer kilómetro. Las sombras son frecuentes hasta llegar al tercer kilómetro.

Fuentes: Dos fuentes en la parte final: una en el merendero y la otra pocos metros antes, en la margen izquierda de la calzada.

Comentario: Otra vez más dudo de cual es el inicio de una subida, en este caso lo más lógico sería iniciar la altimetría en el cruce que deja la LU-0101, pero como apenas hay diferencia en la altitud con el punto que he elegido para el comienzo lo he dejado así. En el caso de que se acceda a esta subida desde Ferreira, la subida puede empezar unos trescientos metros antes, dejando el coeficiente en cuatro puntos menos. Además esta subida se puede hacer por muchas variantes, incluida una por Frexulfe, inicio de otras subidas de mayor dureza, tales como O Cadramón, Alto de Onsolar o Penido Novo. La variante que he escogido para esta altimetría es la de menor longitud, y por lo tanto la de mayor pendiente media. Santo Tomé es una subida corta, pero con una dureza elevada, marcada por una pendiente bastante continua, que tiene su zona más suave en los primeros metros. La zona de mayor dureza se encuentra al pasar la iglesia de Santo Tomé de Recaré, y llega hasta las casas de As Pardellas. En puntos concretos también encontréis zonas complicadas, pero ninguna iguala en longitud y continuidad a esta zona. Dentro de las subidas y puertos que se pueden encontrar en la Sierra del Xistral, esta es una de las de menor altitud, pero no por esto encontraréis un enano, en todo momento hablo de una subida de primera categoría, una subida de poco más de tres kilómetros con una pendiente medía que prácticamente llega al 11%.
La totalidad del puerto se encuentra en el municipio de O Valadouro, de este municipio y su patrimonio ya he hablado en otras altimetrías, tales como Alto de Onsolar por cualquiera de sus variantes o Penido Novo . Sin embargo cabe destacar en esta altimetría la existencia de un curro y un dolmen, estos se encuentran en la zona final. En el curro de Santo Tomé se celebra todos los veranos una Rapa das Bestas. La Rapa das Bestas es una antigua tradición que tienes sus orígenes remotos en la Edad de Bronce y de la que el propio historiador romano Estrabón hace referencia como curiosa actividad ganadera, alabando alguna de sus cualidades. Es a partir del siglo XVIII cuando se convierte en una celebración festiva y recibe la denominación popular de Rapa das Bestas, aún que sigue siendo conocida como curros en muchos lugares de Galicia. Esta fiesta en la que se revive este rito ancestral del corte de las crines y la marca del ganado, cada vez adquiere mayor fama y popularidad, por la espectacularidad de la lucha entre el hombre y las bestias, por la belleza paisajística y por la variedad de actos que se fueron añadiendo a este día señalado. El Arca do Chao de Padorno (1.800-1.500 a.c.) en los montes de Santo Tomé, nombre con que se conoce al dolmen propiamente dicho, se encuentra en el entorno del curro, a poco más de sesenta metros de la calzada, en medio de una pequeña plantación de eucaliptos. Muy cerca de este dolmen, a un kilómetro pista arriba hay otro resto posiblemente también del neolítico, se trata del Prado das Chantas. Una construcción de piedras y muros bajos de forma circular de una extensión de 7.850 metros cuadrados. Es un posible círculo lítico, un cromlech, muy típico de la zona de Europa Occidental. El cromlech más conocido es el de Stonehenge, en le Reino Unido. El Prado das Chantas, al igual que otros muchos yacimientos de la época ha sido expoliados o está dañado, la buena calidad de las piedras ha provocado la sustracción de algunas.
Todas mis altimetrías están realizadas cada cien metros, incluidas las rampas, por lo que alguna tiene, sin duda, más de lo indicado.


Fotos:
El inicio de la subida, como ya he comentado, es la parte más suave.


Cuando la pendiente comienza a endurecerse, un 11%, aparece un stop donde os deberéis desviar a la izquierda.


La pendiente sigue siendo exigente pero no tanto como justo antes del cruce. Además este es un tramo donde el asfalto está en perfectas condiciones.


Aparece en el margen derecho de la calzada un vía crucis. Poco después llega una de las peores rampas de todo el puerto, justo antes de llegar a la Iglesia de Santo Tomé de Recaré.

Fotos:





Al pasar al lado de la iglesia la pendiente baja temporalmente. En el cruce que hay inmediatamente después de la iglesia os desviaréis a la izquierda.




Tras el cruce desaparece el buen firme y comienza la zona más complicada de toda la subida, bueno, realmente desde aquí hasta el final, sólo durante unos 400 metros las rampas son inferiores al 10%. De todos modos los siguientes 700 metros son para mi los de mayor dificultad de toda la subida, en ellos superareis un desnivel de 105 metros.






Antes de llegar a una casa la pendiente baja hasta al 7%. Esta zona de menor pendiente dura poco.




En este cruce, donde justo antes también baja la pendiente, os desviaréis a la derecha afrontando una fuerte rampa.


Aparece una zona donde se puede ir viendo por donde sube serpentea la carretera, esta zona ha sido talada recientemete, pero con seguridad pronto crecerán otra vez los bebedores eucaliptos.


En esta subida encontraréis este paso canadiense, que es evitable si os paráis a abrir la verga.


Tras la barrera o el paso canadiense aparece otra dura zona, desde donde se pueden disfrutar de buenas vistas del valle donde comienza esta subida. En mitad de las rampas, en el lado izquierdo de la carretera hay una fuente, en caso de necesitar agua merece la pena seguir subiendo un poco más.






Tras las duras rampas anteriores llega la explanada donde está el curro de Santo Tomé, con su merendero y su fuente.




El aparcamiento del curro ya parece ser el final de la subida, pero la carretera continua unos cuantos metros más, eso si, este tramo está en bastantes malas condiciones. A unos setenta metros de esta primera foto es donde está el dolmen de Santo Tomé.




La carretera se termina dando fin a la subida, pero una pista de zahora continúa hasta un poco más arriba, muy cerca del Penido Novo o incluso se puede regresar al valle.


Una vez superada esta subida yo aprovecharía para ver el dolmen.



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -