BIZKAIA TARAMONA
Güeñes
3125
visitas
Altitud: 440 m Distancia: 5,2 km Desnivel: 362 m Pendiente Media: 6,96 % Coeficiente: 96
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: Seguimos desde Bilbao (Zorroza) la antigua carretera, hoy BI-3651, que lleva a Balmaseda. Cuatro km y medio después de Sodupe, llegamos al cruce de Güeñes. Allí, junto al ayuntamiento, giramos a la derecha, para llegar a la iglesia unos metros más adelante tras cruzar el Cadagua. Es el punto de inicio. Tomamos a la derecha la BI-3631 hacia Galdames y Sopuerta.


Mapa de situación

Especificaciones: Carretera bastante amplia, perfectamente asfaltada y con señalización horizontal hasta el desvío, al final del tercer km. De ahí al final, pista de hormigón, rayado en algunas zonas aunque no muy pronunciado, y bastante rugoso en general, lo que hace que agarre bastante y tengamos la impresión de más pendiente. Sombras en casi todo el recorrido y tráfico muy escaso hasta el km tres, para desaparecer luego hasta el final.

Fuentes: Una en el mismo inicio, frente a la iglesia. Una segunda, pasado el km cuatro, para llegar a la cual hay que desviarse cien metros a la izquierda y llegar a la ermita de San Cosme.

Comentario: Esta ascensión es de las que realmente no llevan a ninguna parte. Teóricamente debiera llegar al barrio de Taramona, un núcleo de apenas un par de caseríos, perteneciente al municipio de Güeñes y enclavado en la falda del monte Eretza, pero el firme de hormigón finaliza unos cientos de metros antes de llegar al mismo (¿la crisis?), continuando una pista de grava y piedras. No importa demasiado, ya que prácticamente habremos llegado al punto más alto. Tampoco tendremos unas vistas excepcionales, ya que el cerrado arbolado nos lo va a impedir. Justo al final podremos contemplar la rocosa ladera del Eretza. Así que el máximo interés de esta subida se centra en superar las duras rampas de los últimos dos km.
Como hemos dicho, partimos de la iglesia de Güeñes, un magnífico edificio gótico-renacentista del siglo XVI, con una preciosa portada. La carretera es la misma que conduce al alto de Humaran, desde donde se desciende hacia Sopuerta o Galdames. Compartiremos pues, unos tres kilómetros con la subida al citado alto. Este tramo no presenta la menor dificultad, ya que apenas llegamos al 5% en algún punto, con una pendiente muy uniforme. De salida nos vemos inmersos en terreno boscoso, y tras superar dos herraduras, vamos ascendiendo, apenas sin curvas, hasta llegar a otra herradura al final del tercer km. Allí nace a la derecha una pista hormigonada que de entrada nos saluda ya con una rampa al 12%, aunque en pocos puntos hasta el final bajaremos del 10%. La primera rampa muy seria, un 17% pero que dado lo rugoso del suelo equivale a un 20%, la encontramos a la entrada del barrio de Amabizkargoikoa, donde seguimos por la izquierda. Un pequeño descansillo, para entrar en una larga curva, en terreno más abierto entre prados, con pendiente media del 14% hasta el desvío a la izquierda al barrio de Illeta. Nosotros seguimos de frente. Si se quiere, se puede visitar el barrio, aunque la pista termina allí y tampoco tiene mucho que ver, salvo media docena de perros sueltos que no nos invitan precisamente a llegar a las casas. De vuelta a nuestro camino, nada más pasar el cruce comentado, nos encontramos con la rampa más dura, que supera el 20%, aunque no es muy larga. Viene luego un tramo recto de “descanso” al 9% hasta llegar al cruce a la izquierda hacia la ermita de San Cosme. Si vamos mal de agua, nos tendremos que llegar hasta la fuente que hay junto a ella. Apenas son 150 metros. Seguimos la ruta con la pendiente que aumenta de nuevo hasta el 12% al llegar a un paso canadiense. Allí comienza otra dura rampa, que llega al 20% en una curva a la izquierda. Unos metros después, llegamos a una bifurcación, donde debemos ir a la derecha, ya que por la izquierda el hormigón termina al de unos pocos metros. Un mínimo descenso y de nuevo hacia arriba por una recta entre pinos. Como máximo llegamos al 10%, para ir suavizándose la pendiente poco antes de llegar al final del hormigón, que como hemos comentado es casi el punto más alto.

Fotos:

Inicio en la iglesia de Güeñes. Vamos por su derecha.


Segunda herradura. Se puede apreciar la escasa dureza de esta parte inicial.


Siempre a través dezona boscosa.


En esta herradura, tomamos la pista de la derecha.


El firme de hormigón, en aceptable estado.


Aunque no lo parece, rampa del 17% a la entrada de este barrio.


Curiosa señal, con los cruces que vamos a encontrar.


Larga curva, con fuerte pendiente, entre prados.


Vista hacia atrás del cruce de entrada a Illeta. Nosotros venimos del fondo en el centro de la foto.


Una vista desde Illeta de parte de la ascensión.


Vista hacia atrás del cruce de entrada hacia la ermita de San Cosme.


La fuente, junto a la curiosa campana de la ermita.


De nuevo vemos cómo aumenta la pendiente...


...hasta superar el 20% en esta curva tras un paso canadiense.


En este cruce, aunque lo más aparente es ir a la izquierda, debemos ir a la derecha.


Para seguir por este tramo recto a través del pinar.


Hasta llegar a esto, cuando casi no hay pendiente.


La única vista que tenemos es esta del monte Eretza.


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -