GIPUZKOA BEDOÑA
Arrasate/Mondragón
4297
visitas
Altitud: 470 m Distancia: 2,68 km Desnivel: 252 m Pendiente Media: 9,4 % Coeficiente: 76
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: En el extremo sur de Arrasate/Mondragón, encontramos una rotonda en la GI-2620, justo al inicio del complejo industrial de Fagor. Es el inicio de la ascensión. Está señalizada la dirección hacia Bedoña.


Mapa de situación

Especificaciones: Carretera amplia, con señalización horizontal y firme en perfecto estado en el primer km. A partir de aquí se estrecha bastante, la señalización pasa a ser lateral y el firme presenta alguna irregularidad. En la entrada a Bedoña desaparece la señalización, aunque mejora el firme. Los últimos 140 metros son de hormigón, con un rayado bastante marcado. Solo tendremos sombras en las primeras horas del día (si es verano tendrá que ser muy temprano), protegidos por la fuerte pendiente de la ladera a nuestra izquierda. Tráfico muy escaso.

Fuentes: Solo una, en Bedoña, a la derecha, a la altura de la iglesia. En cualquier caso no hay dificultad de aprovisionamiento al inicio, ya que existen fuentes en el casco urbano de Arrasate.

Comentario: Esta zona estuvo habitada desde muy antiguo, como lo demuestran los restos óseos de una mujer encontrados en el yacimiento de Lezetxiki, cerca del barrio de Garagartza, restos que datan de hace unos 80.000 años. Son los más antiguos encontrados en Euskadi. La fundación como villa de la antigua “Arressate”, que pasó a llamarse Mondragón, data de 1260 con una Carta Puebla concedida por Alfonso X el Sabio. Desde su fundación hasta inicios del S.XVI, fue lugar de continuas luchas banderizas. En los siglos XVI y XVII, Arrasate tuvo un importante auge, debido a la fabricación de armas de gran calidad, con el hierro extraído de las minas del monte Udalatx. Posteriormente la villa se vio inmersa en nuevas batallas, con la invasión francesa y las guerras carlistas fundamentalmente. La explosión demográfica actual vino como consecuencia de la enorme expansión industrial tras la guerra civil. Arrasate/Mondragón es mundialmente conocida por ser la cuna del cooperativismo industrial, un modelo de gestión empresarial, único en el mundo en su momento, curiosamente ideado por un sacerdote, y que sigue teniendo en el País Vasco su más profundo arraigo.
El barrio de Bedoña, que es donde finaliza la ascensión, formó parte del municipio de Aretxabaleta hasta 1966, fecha en la que pasó a depender del de Arrasate. Se trata de un pequeño y disperso núcleo rural enclavado en un collado con magníficas vistas. Merece especial mención su iglesia de Santa Eulalia, edificada sobre una antigua fortaleza. Su torre es del S.XVIII, pero en la pared lateral derecha presenta dos ventanas románicas de alguna desconocida construcción anterior.
Se trata de una ascensión ciertamente exigente, por cuanto su pendiente media se acerca al 10%. Desde la rotonda de inicio, la pendiente aumenta poco a poco hasta pasar bajo la variante de Arrasate. Es allí, donde en una encajonada curva a derechas, encontramos la rampa más fuerte pasando sobre la AP-1, con un 15%, que apenas disminuye hasta el final del primer km, con una media cercana al 14%. Se hace más dura si cabe debido a su trazado rectilíneo que hace que nos parezca interminable. Al final de la misma, la carretera se estrecha y se vuelve algo más sinuosa, lo que hará más ameno el pedaleo, a pesar de que aún tenemos 700 metros con una media cercana al 10%. La parte más cómoda la tenemos a la entrada de Bedoña, donde nos dirigiremos hacia la iglesia, que parece el punto final del ascenso. Sin embargo, aún nos queda medio km con alguna fuerte, aunque corta, rampa hasta llegar a los últimos caseríos. Allí nace a la izquierda una pista hormigonada que, con fuerte pendiente a través de un pinar, nos deja junto a una caseta de distribución de agua. Rampa que se hace dura debido al fuerte rayado del hormigón, unido a una pendiente máxima del 17%.


Fotos:
En esta rotonda, junto al complejo de Fagor, se inicia el ascenso.


La pendiente es suave hasta pasara bajo la variante de Arrasate.


En esta curva a derechas comienza lo realmente duro.


Pasamos sobre la AP-1 y la pendiente se mantiene un buen trecho en el 14%.


Visto hacia atrás, se aprecia mejor lo duro y tedioso de este recto tramo.


La carretera se estrecha y la ruta se vuelve más amena, aunque empeora algo el firme.


Llegando a Bedoña.


El tramo más suave, llegando a la iglesia.


Aún tendremos que superar alguna fuerte rampa como ésta...


...o esta otra.


El incio de la dura rampa final, con la caseta de aguas que se entrevé entre los pinos.


La dura rampa, vista desde el final.



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -