NAVARRA KURTZEAGA
Galbarra
1979
visitas
Altitud: 770 m Distancia: 3,57 km Desnivel: 180 m Pendiente Media: 5,04 % Coeficiente: 31
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: En Acedo, en la NA-132a , tomamos la NA-7240 hacia el valle de Lana. Al de seis km encontramos la localidad de Galbarra y un km después (justo en el hito del km 7) llegamos a un puentecillo sobre el arroyo de Gastiáin. Es el punto de inicio.


Mapa de situación

Especificaciones: Carretera de cinco metros de anchura, con tan solo señalización horizontal lateral y buen firme. No existe la más mínima sobra y el tráfico brilla por su ausencia.

Fuentes: Deberíamos aprovisionarnos en Galbarra, donde hay una fuente. También hay otra en Gastiáin, pero tendríamos que desviarnos de la ruta para entrar en el pueblo.

Comentario: Ascensión enclavada en el escondido valle navarro de Lana, en en límite occidental de la comunidad, al que se accede por este puertecillo desde las tierras alavesas de Kanpezu o por su ruta más natural, el desfiladero del río Galbarra, desde la localidad de Acedo. Este recóndito valle, que no es lugar de paso hacia ningún sitio, es un circo rodeado por los altos roquedos de la sierra de Lókiz, que lo protegen de los vientos norteños. A pesar de estar tan retirado, el valle posee una densísima riqueza histórica. Habitado desde los tiempos de la Edad de Hierro, parece que tuvo un importante asentamiento romano, como lo prueban las al menos treinta estelas funerarias encontradas en la zona, algunas de las cuales fueros usadas para la construcción de iglesias. En la Edad Media, al ser frontera del Reino de Navarra con el de Castilla, los pobladores del valle gozaron de muchos privilegios por parte de los reyes navarros para que se mantuvieran fieles a su corona y defendieran los límites territoriales. Uno de estos privilegios (concedido en 1665) fue el de reconocer como nobles a todos los naturales de Lana, allá donde fueran. También tuvo su importancia en las Guerras Carlistas. Hoy en día el valle se ha despoblado bastante, aunque como curiosidad, es el último reducto de los carboneros navarros, dedicados a obtener carbón vegetal, donde aún subsisten media docena de personas dedicadas a este oficio.
La ascensión, hasta llegar a la entrada de Gastiáin, no presenta ninguna dificultad, lo que permitirá una distendida charla con los colegas y poder admirar el precioso entorno. Hay que poner atención poco antes de llegar a la citada localidad, ya que tenemos que tomar el cruce a la derecha (poco señalizado), sin entrar en Gastiáin. Si nos confundimos tendremos que atravesar el pueblo y es un poco complicado retomar la ruta. La única zona dura comienza en una recta, cuando dejamos Gastiáin a la izquierda, con casi medio km por encima del 10% de media, aunque sin superar el 13% en ningún punto. Un falso llano y una corta rampa, nos dejan en la cima. Luego podemos descender por la otra vertiente hacia Zúñiga. Ascensión para disfrutar.


Fotos:
Iniciamos la ascensión en este puente, un km después de Galbarra, que es donde la pendiente comienza a tener una cierta entidad


Pendiente suave hasta Gastiáin. No hay que seguir hacia el pueblo, sino tomar el cruce a la derecha.


Al fondo comienza el tramo más duro.


De lleno en la zona más pendiente.


Tras un falso llano, otra corta rampa...


... y coronamos.



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -