BIZKAIA LEMOATXA
Lemoa
3329
visitas
Altitud: 358 m Distancia: 2,06 km Desnivel: 282 m Pendiente Media: 13,69 % Coeficiente: 138
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: En Lemoa, buscamos la iglesia de Andra Mari, en las cercanías del campo de fútbol. La mejor forma de llegar a ella es tomar el primer cruce a la izquierda, después de la estación de servicio, si vamos desde Bilbao. A la izquierda de la iglesia, comienza la ascensión.


Mapa de situación

Especificaciones: En los primeros trescientos metros, hasta el cementerio, carretera estrecha y asfaltada en aceptable estado. A partir de ahí, pista de hormigón, rayado en su mayor parte que no presenta problemas en el ascenso, pero es un poco machacante al descender. Poco antes del parking hay cien metros de tierra y grava compactada, que no ofrecen ninguna dificultad, tras los que retorna el hormigón. Los últimos 150 metros, por el área recreativa, son de tierra y piedra con fuerte pendiente. A duras penas podremos superar un tramo con bici de carretera, pero los últimos cincuenta son solo para BTT, por estar la piedra completamente suelta. Las sombras son continuas, algo a tener en cuenta, porque en tiempo húmedo, o simplemente frío, la adherencia baja bastante, hecho que se agrava por la abundante pinocha en el suelo. En este caso nos será imposible ponernos de pie sobre los pedales. Tráfico inexistente, salvo algún setero o visitante comodón que prefiera ascender en coche.

Fuentes: Una al inicio, a la derecha, junto a la iglesia.

Comentario: Desconocida y durísima ascensión que nos ha sorprendido por las magníficas vistas que podemos contemplar desde la cima, algo impensable a priori, dada la escasa altitud de la cota. Sin embargo, nos encontramos con una espléndida panorámica de 360º, con los montes de Sollube y Oiz al norte, El Mugarra y Udalaitz al este (incluso se llega a divisar el Aitzkorri, sobre Oñati a 50 km de distancia), Itxina y Gorbea al sur y Ganekogorta y Pagasarri al oeste, sobre la parte alta de Bilbao que también se alcanza a ver. Quizá fueron estas vistas las que labraron la historia de esta cima (entonces conocida como Peña Lemona) durante la Guerra Civil. Punto estratégico en el llamado Cinturón de Hierro de Bilbao, fue lugar de encarnizadas batallas. Por siete veces fue tomada por las tropas rebeldes y recuperada en otras tantas ocasiones por los gudaris y tropas republicanas. Finalmente, estos últimos acabaron sucumbiendo ante los continuos bombardeos de las aviaciones nacional e italiana. Fue el preludio de la toma de Bilbao.
Podríamos comenzar la ascensión en el cruce con la carretera general, ya que la calle hasta la iglesia pica hacia arriba, pero esto desvirtúa la dureza de la misma, e incluso resulta un menor coeficiente. Comenzamos pues junto a la iglesia, donde se inicia un viacrucis con grandes cruces de piedra, salpicadas a lo largo del trayecto. Algo premonitorio de lo que nos espera ya que en el primer km y medio, solo bajaremos del 12% (aunque seguimos por encima del 9%) en apenas 50 metros, manteniendo un 15% de media. En el tramo asfaltado hasta el cementerio ya alcanzamos el 20% en un punto. Tras bordear por la izquierda esta instalación, entramos en la zona más fuerte, poco antes de una curva de 90º en la que superamos el 20%. Inmersos en el pinar, seguiremos concentrados en nuestro pedaleo, encontrándonos al inicio del segundo km con una fortísima herradura, que por su parte central alcanza el 25%. Aún tendremos rampas fuertes hasta llegar a un antiguo caserío, hoy sin habitar. Aquí tenemos un tramo suave, con el piso de tierra hasta llegar a un parking para la gente que accede al área recreativa. Vuelve de nuevo el hormigón y un tramo al 15% de media, por bosque autóctono, hasta la entrada del área. El firme empeora definitivamente y si vamos con la flaca, apenas recorreremos unos metros más. Dejamos la bici junto a alguna de las frondosas hayas de la zona y ascendemos a pie los últimos 50 metros para disfrutar de las vistas comentadas. En la cima encontramos una ermita, una enorme cruz, una gran ikurriña, y un par de las horribles antenas que cada vez proliferan más por nuestras cumbres.

Fotos:

Inicio en esta fuerte rampa. A nuestra espalda queda la iglesia y la primera cruz del viacrucis. La segunda se ve a la izquierda en la foto.


La primera rampa en la que llegamos al 20% de pendiente.


Llegamos al cementerio y seguimos por su izquierda, ya por hormigón.


Rodeando el cementerio encontramos una pendiente “moderada” del 12% de media.


Pero poco después, la cosa cambia. En esta curva llegamos al 21%. La cruz parece avisarlo.


Y en esta herradura, el 25%.


Vista desde arriba, aún impresiona más.


Llegando al caserío comienza el tramo más suave, parte de él sobre tierra.


A nuestra derecha podemos atisbar la cima.


Al poco, vuelve el hormigón y la fuerte pendiente.


Ahí arriba finaliza el hormigón...


...y lo que hay es esto a la entrada del área recreativa. Aún podremos continuar unos metros...


Pero los últimos metros solo son superables con BTT.


La ermita y la cruz de la cima.


Una de las vistas desde la cumbre. En este caso hacia Durango y Gipuzkoa.


La vista hacia el norte, con el Sollube al fondo.



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -