GIPUZKOA AZKONABITZA
Ermua
3576
visitas
Altitud: 717 m Distancia: 9,54 km Desnivel: 561 m Pendiente Media: 5,88 % Coeficiente: 133
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: En la N-634, casi a la salida de Ermua, dirección Eibar, poco antes de la entrada a la autopista, hay un cruce junto a un colegio a la derecha que indica hacia Eitzaga. Es el punto de inicio.


Mapa de situación

Especificaciones: Carretera amplia, con señalización horizontal (algo borrada en alguna zona) hasta el embalse de Aixola. Estrecha y de hormigón alternando con asfalto, en la parte que rodea el embalse. En esta zona hay una serie de canaletas de desagüe que cruzan la vía, que son un tanto molestas. De ahí hasta Elgeta, pista de hormigón en buen estado. Luego, hasta el alto de Karabieta, carretera perfecta, con señalización. El km y medio final discurre por pista de hormigón, a través de un pinar, lo que hace que haya bastante pinocha en el suelo. Abundantes sombras excepto en los dos km previos a Elgeta. Tráfico casi inexistente, incluso en las zonas de carretera asfaltada.

Fuentes: Una al final del primer km, en el parque del barrio de Eitzaga. Una segunda, en el km 3,5 bordeando el embalse. Y finalmente una tercera en medio de la rampa más dura de la ascensión, mediado el quinto km. Probablemente haya alguna en Elgeta, pero habría que desviarse hacia el centro de la localidad.

Comentario: Aunque un tanto rebuscada, se trata de una preciosa y bastante dura ascensión que nos lleva hasta una antena situada en el monte conocido como Azkonabitza o Azkonabieta. Hasta allí se puede llegar por otras tres vertientes de similar dureza: Elorrio, Eibar y Bergara. Esta que presentamos, posiblemente sea la más bonita y tranquila de todas ellas. En su día, publicamos la ascensión hasta Elgeta y aquí la prolongamos tres km más. Reiteramos que el tramo entre Eitzaga y Elgeta es de una gran belleza, a través de un paisaje en continuo cambio.
El primer km lo forman un par de toboganes que, junto a la autopista y sin apenas pendiente, nos llevan hasta el barrio de Eitzaga. Aquí, tras cruzar bajo la autopista, nos encontramos con un cruce donde seguimos por el centro, por la carretera más ancha. La pendiente aumenta, situándose en cifras cercanas al 7%, a través de la amplia carretera en perfecto estado que discurre por una ladera boscosa, con un barranco a la derecha. La pendiente más fuerte de este tramo la encontramos mediado el tercer km, en las proximidades de un bar aislado, donde encontramos zonas que rozan el 10%, aunque en alguna zona muy puntual habremos llegado al 11%. Luego decrece un tanto hasta llegar a la presa del embalse de Aixola. Comienza aquí un tramo llano de más de un km por la orilla de dicho embalse, en un bonito paseo inmersos en la vegetación que, salvo en invierno, apenas nos deja ver el agua en algunas zonas. Mediado este tramo encontramos una fresquísima fuente a la izquierda. Al llegar a la cola del embalse, describimos una curva alrededor de una casa, comenzando un ascenso, suave al principio, junto a un refrescante arroyo, hasta que nos encontramos con la rampa más fuerte de la ascensión. La pendiente máxima es del 18%, pero solo en un par de tramos casi seguidos muy cortos, con lo que se supera bastante bien a poca preparación que se tenga. Y si no, podemos disimular parándonos en la fuente que hay a mitad de la rampa. Tenemos después un km muy suave hasta llegar a un caserío y, tras otra corta rampa, llegamos a otro caserío en ruinas, desde donde ya damos vista a Elgeta. Lo que queda hasta el pueblo es una sucesión de tramos suaves con cortas rampas, que nos llevan hasta las cercanías de la iglesia, donde atajamos por un tramo de tierra de no más de veinte metros, para llegar a ella y evitar un rodeo. Este tramo nos deja en la carretera hacia Karabieta, justo al lado de la iglesia. Queda km y medio de buena carretera, al principio suave y luego con pendiente sostenida cercana al 7% para llegar al alto de Karabieta donde, junto al cartel indicador del mismo, nace una pista hormigonada a la derecha que es la que debemos seguir. Una rampa que llega al 15% da paso a un tramo más llevadero, siempre entre pinos. La pendiente va aumentando de forma irregular, acercándonos al 20% en algún punto, hasta llegar a la impresionante traca final. A 150 metros de la meta, nos encontramos con una herradura al 22% por su parte central (a saber lo que tiene por el interior) que desemboca en una recta hasta la antena. La visión es terrorífica: pendiente entre el 24% y el 26% agravada por un suelo rugoso que se agarra bastante a la rueda. Lo mejor, si hay fuerzas y desarrollo adecuado, es fijar la vista en el suelo y no levantarla hasta que nos topemos con la valla de entrada al recinto de la antena. De otro modo nos entrará la tentación de echar pie a tierra. En este caso, ojo si lleváis pedales tipo Look, porque la cuneta también es de hormigón y posiblemente os vayáis al suelo por falta de adherencia. Desde el final hay unas interesantes vistas hacia el Anboto y el Oiz.

Fotos:

Cruce de inicio. Está señalizado hacia Eitzaga.


Tramo bastante exigente, camino del embalse, desoués de pasar Eitzaga.


Terminando de rodear el embalse de Aixola.


La primera rampa fuerte la vemos al fondo, pedaleando junto a este arroyo .


Salimos a terreno más despejado, entre prados.


Llegando a Elgeta, nos dirigimos hacia la iglesia.


A la salida de Elgeta, la pendiente no es demasiado fuerte.


Así tendremos la oportunidad de contemplar los valles guipuzcoanos.


Justo en el alto de Karabieta, tomamos la pista de la derecha.


Hasta el final, nos acompañará el pinar.


Bastantes cambios de pendiente...


...hasta llegar a esta herradura, donde nos damos de bruces con la pared final.


Todo lo que vemos está por encima del 24%.


La pista acaba abruptamente en la puerta de acceso a la antena.


La tremenda rampa final, con el Oiz al fondo.


Vista hacia el Anboto, con el Gorbea asomando tímidamente al fondo.



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -