BIZKAIA ALTZAGORTA
Ibarra (Orozko)
3352
visitas
Altitud: 645 m Distancia: 4,8 km Desnivel: 410 m Pendiente Media: 8,54 % Coeficiente: 137
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: Desde Orozko, seguimos la BI-3513 hacia Artea. Poco después de recorrer cuatro km, llegamos al barrio de Ibarra, donde hay un cruce en un puente. Es el punto de inicio de la ascensión. Seguimos hacia Artea, sin entrar en el barrio.


Mapa de situación

Especificaciones: La primera mitad, que comparte ruta con la ascensión a Bikotzgane, presenta una carretera ancha con señalización horizontal y buen firme. Al llegar a Gallartu, tomamos una pista hormigonada a la derecha, pista de unos tres metros de anchura y firme en buenas condiciones. Sombras continuas a lo largo del ascenso, tanto que solo nos permitirán alguna vista al llegar al final. Muy poco tráfico en la primera mitad, e inexistente en el tramo final.

Fuentes: Hay un par de ellas en Ibarra, pero tendremos que entrar en el barrio para encontrarlas. Existe otra, a la izquierda, en el área recreativa del final, pero en esta ocasión solo tenía un hilo de agua, así que mejor proveerse al inicio.

Comentario: Hemos adoptado el nombre de Altzagorta que es el que reza en el cartel del parking situado al final de la ascensión, aunque en los mapas, esta zona viene denominada como Altzandi. Lo comentamos, porque quizá alguien la conozca por este segundo nombre.
Se trata de otra dura ascensión de las muchas existentes en el disperso municipio de Orozko. Descubierta hace un tiempo por nuestro compañero Álvaro Aznar, que por cierto nos acompañó en esta ocasión, pasa bastante desapercibida ya que apenas vemos el desvío, enfrascados en la dura ascensión a Bikotzgane. Es una de las puertas de acceso al Parque Natural del Gorbea, que como en los casos de Urigoiti o la tremenda Belaustegi, finalizan en un parking, para mejor acceso de los montañeros que quieran disfrutar de estos incomparables parajes.
Comenzamos con un primer km muy suave, junto a un refrescante riachuelo, antes de que la pendiente vaya aumentando paulatinamente hasta mediado el segundo km, donde encontramos una señal con el 10%. Señal que debería decir “mínimo” porque el tramo que viene a continuación oscila entre esa cifra y el 12%. Cuando llegamos a las primeras casas de Gallartu, justo cuando comienza a suavizarse la pendiente, tomamos un desvío a la derecha con la indicación del Parque Natural y del barrio de Agarre (apenas un par de caseríos), nombre que parece premonitorio de lo que nos espera. Y es que los tres km finales antes del parking, tienen una media del 11,5%. Tras superar el barrio citado en la única herradura de la ascensión, cruzamos un paso canadiense y nos metemos ya en rampas por encima del 15%, siempre a través de bosque mezcla de pinos, árboles autóctonos y especies reforestadas, que solo nos permitirán ver la pista que nos queda por delante. Por suerte, hay un par de cortos tramos de descanso, aunque la parte más dura está casi al final, donde llegamos a rozar el 20% en la última rampa. Tras ella, llegamos al parking y área recreativa bajo el rocoso macizo de Itxina, menos espectacular, aunque no menos bello, contemplado desde este punto. Continúa una pista de piedra y grava que desemboca en la subida a Larreder-Pagomakurre. Desde el final, además del macizo citado, tenemos unas interesantes vistas hacia el norte, llegando incluso a ver el mar a más de 40 km de distancia. Eso sí, para ello el día tiene que estar muy despejado y sin calima, algo que solo sucede en días de viento sur como nos ocurrió en esta ocasión.


Fotos:
En este cruce se inicia el ascenso. Nosotros seguimos por la carretera principal, que es la que se ve de frente.


El primer km es muy suave.


Aquí empieza lo serio. Avisamos de que la pendiente real es superior a lo que la señal indica.


Por lo menos, disfrutaremos de buenas sombras si el día es caluroso.


Al llegar a las primeras casas de Gallartu, tomamos esta pista a la derecha.


Los caseríos de Agarre, en la única herradura de la ascensión.


Tras este paso canadiense, la pendiente se endurece.


Desgraciadamente, toda la ascensión nos pilló a contraluz, con lo que las fotos dejan bastante que desear.


Esta es la tónica de la parte final: bosque y pista con considerable dureza.


La rampa más dura, donde rozamos el 20%, está llegando al final.


Se acabó el sufrimiento. A disfrutar del paisaje.


Parking y área recreativa.


El cartel indicador y la fuente.


Si hay suerte, alcanzaremos a ver el mar.



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -