LUGO SAN ROQUE
Viveiro
14306
visitas
Altitud: 351 m Distancia: 3,87 km Desnivel: 347 m Pendiente Media: 8,97 % Coeficiente: 98
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Marcos Folgueira

 

Localización: El puerto sale de pleno casco urbano de Viveiro, una de las poblaciones más importantes de la provincia de Lugo. Comienza en el cruce con la LU-864, que al paso por Viveiro toma el nombre de avenida de Galicia, y la avenida de Cervantes.


Mapa interactivo:

Especificaciones: Subida que cuenta con un asfalto aglomerado en los primeros 1,6km. A partir y hasta el final es botoso. En los primeros metros hay una mezcla de asfalto y adoquines que puede resultaros algo incómodo. Se trata de una carretera estrecha con bastantes sombras en todo el puerto. A partir del kilómetro 1,6 la circulación es de sentido único hasta casi el final. El tráfico puede llegar a ser incómodo en las zonas de la subida donde no hay sentido único, sobretodo en fin de semana y porque la calzada es bastante estrecha, sin señalización horizontal y escasa vertical.

Fuentes: Hay una fuente en el área recreativa de San Roque.

Comentario: Viveiro es un municipio y una población del norte de la provincia de Lugo. Es el tercer municipio en número de habitantes de la provincia de Lugo (16.211 habitantes según el INE en el año 2.010). Es la capital de la comarca de la Mariña Occidental. La población se concentra en tres núcleos principales: Viveiro, Covas y Celeiro, aunque el crecimiento urbanístico tiende a la unificación de los tres núcleos.
La fundación de Viveiro data de la Edad del Hierro. A partir de los siglos XII y XIII, Viveiro empezó a tomar especial relevancia, con la pujanza de la villa medieval. La ciudad experimentó un vertiginoso aumento motivado por la especulación urbanística. Un informe de Greenpeace mostró que, en el año 2005, en Viveiro se construyeron un total de 1.849 viviendas, mientras que el padrón municipal sólo aumentó en 49 habitantes. Como consecuencia, en abril de 2006 se suspendió la normativa urbanística de Viveiro.
Viveiro ostenta la categoría histórica de ciudad. Poseedora del casco histórico más importante de todo el norte de Galicia. Se convirtió en uno de los centros culturales de la provincia de Lugo, gracias a la fundación del Colegio de Gramática en el siglo XVI. La ciudad de Viveiro merece una detenida visita por su valor histórico. Se puede comenzar por la puerta de Carlos V, una de las seis puertas que tuvo el recinto amurallado, de las cuales sólo permanecen en pie tres. Las puertas de la parte alta datan del siglo XIII, tal es el caso de la de O Valado y de la de A Vila. En la actual avenida de Cervantes, paso de la subida de la altimetría, se halla el antiguo Convento de San Francisco (siglo XII), hoy iglesia parroquial de Santiago. La iglesia de Santa María del Campo (siglo XII) es la más antigua de Viveiro, y la más completa y pura de las iglesias urbanas románicas de Galicia.
También destacan sus monumentos históricos de tipo civil y religioso, su patrimonio artístico-cultural y su patrimonio natural. Asimismo, sus diversas festividades de interés turístico atraen numerosos visitantes a la ciudad, entre las que destacan la Semana Santa de Viveiro, la Rapa das Bestas de Candaoso y la Romería de Naseiro, estando las tres consideradas como Fiestas de Interés Turístico Nacional. Entre el patrimonio natural me gustaría hablar del Souto da Retorta(eucaliptal de Chavín), un pequeño paraje natural de 3,2 hectáreas situado en la margen derecha del río Landro.En el año 2000 fue declarado espacio natural protegido bajo la figura de Monumento Natural. Los eucaliptos de este paraje fueron plantados entre los años 1880 y 1912 para ayudar en el drenaje de los terrenos bajos encharcados por los arroyos del Landro. Entre toda la masa arbórea presente en este espacio protegido, cabe destacar un eucalipto de la variedad globulus, conocido como O Avó (en castellano: El Abuelo). Aunque no es el ejemplar más alto de este eucaliptal, es el más sobresaliente por su grosor y por ser el más anciano de este paraje. Alcanza los 67 metros de altura, tiene 10,5 metros de perímetro en su base y un volumen de 75,2 metros cúbicos. Es considerado el árbol más grande de España.
Por supuesto también tengo que mencionar el mirador de San Roque. El nombre se lo da la ermita de San Roque (siglo XVI), situada en la cumbre de este monte. Tiene su entrada mirando hacia Viveiro y ofrece unas vistas panorámicas fantásticas, tanto de Viveiro como de Covas y del puerto de O Celeiro. En este monte se hace una romería para celebrar el día de San Roque (16 de agosto). La gente de Viveiro y los visitantes suben a pie hasta el monte.
La subida de San Roque es una da las más conocidas en la provincia de Lugo por los aficionados al ciclismo. Que yo sepa, ha sido final de etapa en la Volta a Galicia en dos ocasiones, dejando dos vencedores ilustres como son Mariano Lejarreta (El Junco de Bérriz) y Abraham Olano. Pese a no ser una subida de gran longitud, ni sin llegar a ser demasiado explosiva, sí se puede decir que es una subida dura, puesto que posee un par de zonas exigentes. San Roque ofrece un esfuerzo especial a partir del primer kilómetro hasta el 1,6, y sobre todo después del kilómetro 2,5 hasta el 3,4. Posee dos zonas suaves, una larga a mitad de puerto y otra en la zona final justo al lado de la finca donde hay ciervos. La verdad es que Viveiro está rodeado de subidas y puertos interesantes, y San Roque no es la más espectacular, quizás sí sea la que mejores vistas ofrezca, pero, por ejemplo, el puerto de Cristo da Paleira es bastante más exigente, con una longitud muy similar. Lo mejor de todo es que es perfectamente enlazable con San Roque.


Fotos:
Inicio.


Algo de adoquines para arrancar.

Fotos:

Os encontraréis con este cruce, donde hay una pequeña señal que os marca la dirección a seguir. Girando a la izquierda, dejaréis también atrás la incómoda mezcla de adoquín y cemento.


En los siguientes cruces continuaréis siempre de frente…


pasando por encima de las vías del tren y por delante del cementerio.


En el cruce que hay justo después del cementerio, os desviáis hacia la derecha para encontraros con un primer repecho exigente.


Tras superar el corto repecho hay un pequeño “descansillo”, que es el lugar donde están las últimas viviendas que hay en el trazado de la subida.


Al trazar una amplia curva de herradura comienza una de las zonas más exigentes de la subida, con puntos donde puede llegar al 15%.






Aparece un cruce donde sólo podéis seguir una dirección. A partir de este punto, comienza un tramo de circulación de sentido único, no deberíais encontraros vehículos de frente.


A partir de este cruce hay una zona bastante más llevadera, aunque en puntos la pendiente llegue al 9%.








Desde esta zona ya se pueden disfrutar buenas vistas de Viveiro mirando hacia atrás.


Poco antes de llegar a otra curva de herradura la pendiente comienza a aumentar, entrando en el que, por números, es el tramo más duro del puerto. Son unos 800 metros que rozan una pendiente media del 13%.










Llegados a una zona donde desaparece gran parte de la pendiente, hay un cruce para ir hasta el Penedo do Galo, que es el segundo punto más elevado del municipio, y hasta donde se puede hacer una subida en btt. Claro está que no es vuestra dirección a seguir si queréis llegar a San Roque. En este tramo tened cuidado ya que puede haber circulación en ambos sentidos.


Vista hacia atrás. En esta zona hay una finca donde se pueden ver animales foráneos.


Aparece otro cruce donde trazaréis la última herradura poco antes del final de la subida.




Inmediatamente después hay un “bar” y el campo de tiro.


El final de la subida está en este parking, a la derecha hay un restaurante algo escondido.


Al otro lado del parking hay una fuente y una preciosa área recreativa.




Un poco más abajo está la ermita de San Roque, desde donde las vistas son magníficas.











Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -