BIZKAIA SOLLUBE (ANTENAS)
Busturia
5625
visitas
Altitud: 681 m Distancia: 12,05 km Desnivel: 664 m Pendiente Media: 5,51 % Coeficiente: 173
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: La localidad de Busturia se halla a medio camino entre Gernika y Bermeo. El inicio lo situamos en la BI-2235 en el punto kilométrico 44,5, en el centro urbano de Busturia y concretamente en el cruce hacia la iglesia.


Mapa de situación

Especificaciones: Tras rebasar la iglesia, encontramos una carretera asfaltada en buen estado, estrecha y sin señalización. Antes de finalizar el primer km entramos en firme de hormigón en buen estado, salvo unos metros en su inicio en que está fuertemente rayado para superar un rampón. Luego el firme es liso y perfecto. Al finalizar el tercer km pasamos a firme de asfalto que no nos abandonará hasta la cima. La carretera es estrecha y sin señalización (salvo los tres últimos km que tienen señalización horizontal lateral). El firme es bueno excepto en unos 200 metros mediado el décimo km en los que el suelo está muy descarnado y con baches incipientes, algo que debemos tener en cuenta al descender, ya que al ser un trazado bastante rectilíneo, se alcanza una alta velocidad. El tráfico es testimonial y abundan las sombras, aunque dejan de existir llegando a la cima.

Fuentes: Solo hemos visto un par al poco del inicio. Una pegada al lateral de la iglesia y la segunda unos metros después, a la derecha, escondida en un parquecillo.

Comentario: Busturia, pequeña localidad situada en la margen izquierda de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, nos permite acceder a esta poco conocida ascensión hasta las antenas de la cumbre del Sollube. Completa así la posibilidad de ascender esta cumbre desde los cuatro puntos cardinales. Tenemos las tres ascensiones desde Bermeo por el norte, la que parte de Bakio desde el oeste, la de Larrauri por el sur y ésta que presentamos, por el este. A nuestro modo de ver, ésta es la más dura de todas ellas, aunque quizá no lo parezca por su coeficiente. Pero tiene tres durísimos “muros”, a los que por suerte siguen unos tramos suaves. Hemos calculado el coeficiente por tramos de 200 metros y arroja la más que respetable cifra de 253 puntos, superior a la de míticos puertos como Pajares o Lunada, por poner un ejemplo. Así que cometeréis un error si la afrontáis a la ligera.
Comenzamos en el cruce con la carretera de Gernika a Bermeo y nos dirigimos hacia la iglesia, visible desde el mismo. Nada más rebasarla, la carretera se estrecha y dejamos un cruce a la derecha y otro a la izquierda, casi seguidos. De todos modos, es difícil confundirse; solo hay que seguir la ruta con más pendiente. Empieza aquí el primer muro de 200 metros al 19,7% de pendiente media, aunque no superamos el 22%. Apenas un leve respiro al llegar a un cruce en el que vamos a la izquierda, y nos encontramos con una durísima rampa de hormigón rayado que en su parte final llega al 24%. Entramos en un bosque de pinos y eucaliptos, por el que circularemos cómodamente ayudados por el buen firme, hasta que llegando al final del segundo km nos encontramos con otra pared aún más terrorífica que la anterior. En este caso son 400 metros al 17,7%, con máxima del 24%. Y cuando creemos que ha finalizado al llegar a una casa, aun nos quedan otros 150 metros al 15% que nos pillan un poco por sorpresa y acaban pesando en las piernas. Sin más, desembocamos en una especie de meseta de gran belleza, con unos cuantos caseríos aislados y praderas, entre los que transitaremos por terreno prácticamente llano durante un km. A mitad del mismo habremos llegado a un cruce con una carretera (también de hormigón, aunque más ancha), cruce en el que iremos a la izquierda. Y medio km después, tomamos el primer cruce a la derecha por una carrera más estrecha aunque asfaltada. Aunque parece que citamos muchos cruces, tampoco es tan complicado, porque la ruta es bastante obvia.
Tras este último cruce, ya por asfalto, entramos en otra dura rampa, aunque nada que ver con las anteriores, de más de 700 metros al 11,5%, pasando por el barrio de Zabala. Tenemos luego km y medio de toboganes hasta llegar al km 5,5, donde por la izquierda sigue una pista que en su día estuvo pavimentada, pero en la actualidad, al menos al inicio, presenta un estado lamentable. Así que optamos por seguir la ruta que llevamos que presenta un fuerte descenso a través del barrio de Tribis, hasta encontrar la carretera que viene por Artike desde Bermeo. Aún encontraremos duras rampas de hasta el 18% antes de confluir, mediado el décimo km, con la carretera que asciende a las antenas, a nuestra izquierda. Los casi cuatro km que quedan hasta el final, aunque no son nada del otro mundo, nos van a parecer bastante duros debido al esfuerzo acumulado. Aunque la pendiente media es bastante regular, hay bastantes oscilaciones en la misma, entre un 5% y un 13%. Lo más duro es un km al 10% de media, antes de la última herradura al llegar a las primeras antenas, donde hay un bonito mirador hacia Urdaibai.

Fotos:

Inicio en este cruce.


Nos dirigimos hacia la iglesia.


Tras ella, un cruce a la derecha y otro a la izquierda. Seguimos por el centro, por la rampa más fuerte.


Nos comenzamos a acercar al 20%.


En este cruce vamos a la izquierda, hacia Goierri.


Enseguida nos encontramos con esta durísima rampa de hormigón rayado.


Tras la rampa, el firme rayado desaparece y se cicula cómodamente a través de bosque.


Aunque no lo parezca, aquí rebasamos el 20%.


Salimos a terreno despejado y prácticamente llano.


Llegamos a un cruce con una carretera más ancha. Vamos a la izquierda. Por la derecha, se desciende hacia Bermeo.


En este tramo despejado, disponemos de unas bonitas vistas.


Medio km después del cruce anterior, giramos a la derecha por esta carreterilla asfaltada.


De nuevo con la pendiente por encima de los dos dígitos de forma continua.


Herradura llegando al barrio de Zabala.


Los toboganes antes de Tribis.


Vista hacia el Cantábrico, con Bermeo al fondo.


Encuentro con la carretera que sube de Artike, después de descender por Tribis.


Aún encontraremos rampas de considerable dureza.


Confluimos con la carretera de las antenas y vamos a la izquierda.


El trazado apenas presenta curvas.


La parte dura del final.


Ya queda poco.


Final en la valla de entrada a la última antena.


Una de las bonitas vistas que podemos contemplar desde el final.



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -