BADAJOZ MONASTERIO DE TENTUDÍA
Cabeza la Vaca
6138
visitas
Altitud: 1101 m Distancia: 17,79 km Desnivel: 431 m Pendiente Media: 2,4 % Coeficiente: 113
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
J.B. Rite, M. Baeza, M. Cerván

 

Localización: Empezamos el ascenso en el puente sobre el arroyo Astilero en la EX-318, en las inmediaciones de Cabeza la Vaca. Hacia allí nos dirigimos para ya en su travesía tomar la carretera del monasterio, la BA-109, tras un breve, aunque empinado tránsito por la Calle del Cura. Los últimos dos km. los haremos por la BA-039, que es la carretera que viene desde Calera de León, la vertiente que podríamos denominar tradicional.




Ver mapa de Google.

Especificaciones: Carretera en buen estado con señalización vertical y horizontal y escaso tráfico. De unos 6 m. de ancho en su inicio pasa a unos 4 m. a lo sumo en los km. finales en que la carretera es la misma de Calera de León.
Las sombras están ausentes de la práctica totalidad del ascenso.

Fuentes: Una hemos localizado en Cabeza la Vaca, justo antes de empezar el durísimo repecho a la salida del pueblo.

Comentario: Iniciamos el ascenso a esta vertiente de ascenso al Monasterio de Tentudía sobre el arroyo Astilero procedentes de Segura de León.
Por buena carretera aparecen las primeras rampas, suaves, de este larguísimo e irregular puerto en que bien podríamos dividir en tres partes bien diferenciadas: la primera consta de tres kilómetros, los dos primeros de calentamiento y el último, el más duro del puerto, con un tramo final asfixiante; la segunda y más larga desde el km. 3 hasta mediado el km. 15 en que nos desviamos definitivamente hacia el monasterio, largo tramo en el que apenas sí encontramos más de un km. seguido de ascenso sin descanso; la tercera parte y final iría desde el mencionado cruce hasta la cima misma del puerto, tramo de algo más de 2 km. por encima del 7% de media.
Así pues, una vez tomamos contacto con las rampas iniciales arribamos al pueblo de Cabeza la Vaca que nos sirve para dar nombre a esta preciosa vertiente de ascenso.
La travesía es, de inicio, cómoda en su tránsito por la Avenida de la Constitución. Pasaremos junto a la plaza de toros (monumento histórico artístico) cuya construcción data de finales del s. XVIII y principios del s. XIX, donde giramos a la izquierda continuando por la misma avenida para llegar hasta la Plaza de España. Será aquí, junto a la iglesia parroquial, donde nos desviemos a derechas para continuar por la Calle del Cura, punto en el cual nos toparemos con las primeras dificultades del puerto ya que las pendientes se van a situar en máximas del 14% entre casas encaladas bien apretujadas.
Cuando parece que vamos a escapar a tan dificultosas rampas en la salida de la calle, un breve momento de calma junto a La Fontanilla da paso a la tormenta: la salida del pueblo –como si no quisieran que abandonáramos sus callejuelas- está jalonada por una terrible rampa en línea recta en que las pendientes oscilan en la fina horquilla existente entre el 14% y el 16%... Y ello durante algo más de 500 m. De largo el tramo más duro del puerto.
Por suerte, a su conclusión, vamos a encontrar un largo descansillo, punto en que iniciamos, como hemos explicado arriba, el segundo tramo del puerto.
La carretera, recientemente remozada, se caracteriza por el constante sube y baja de repechos y la presencia de constantes miradores que hacen de ella una recomendabilísima ruta panorámica para todo cicloturista que se aproxime por la Sierra Morena extremeña.
Nos alzaremos paulatinamente sobre la comarca de Tentudía y, más lejos hacia el Norte, la Tierra de Barros a la par que, hacia el Sur, contemplaremos la sucesión de lomas que se deprimen hasta el Atlántico. Por momentos la carretera marcará la linde provincial entre Badajoz y Huelva.
El entorno serrano, moldeado por la abundancia de manantiales, se caracteriza por la omnipresente dehesa que, a su vez, se ve enriquecida por la presencia de olivos, castaños, robles, e incluso higueras y vides, a más de arbustos varios como la jara, el madroño o el tomillo.
La sucesión de repechos nos va a impedir mantener un ritmo constante de subida pues, tan pronto iniciamos un fuerte descenso que nos permite engranar el plato grande, afrontamos un repecho con rampas de doble dígito que rompe por completo nuestra marcha. Lo mejor, si las fuerzas flaquean, será buscar un punto intermedio que nos permita exprimirnos hasta cierto punto en las cuestas y recuperar en las bajadas reservando para los kilómetros finales de Tentudía.
El monasterio se sitúa sobre la cima más alta de la Sierra Morena pacense, y con su aspecto robusto y severo es perfectamente visible desde varios de estos repechos a que nos hemos referido.
Uno de estos altillos, el Collado de la Majada del Moral, nos va a situar prácticamente a 1.000 m. de altitud. Desde su cima, pasado el km. 10,5, el terreno se vuelve bastante favorable, con un último esfuerzo sin apenas oposición de la pendiente y la recompensa de un largo descenso con impresionantes vistas de la provincia de Badajoz hasta el cruce de Calera de León donde confluimos con la vertiente tradicional.
Estamos ya en la base del Cerro de Tentudía y nos disponemos a rodearlo a modo de espiral hasta copar su cima. Giramos a la derecha y cambiamos el sentido de nuestra marcha. La carretera se estrecha y la cuesta se vuelve constante en torno al 7-8% sin sobresaltos, mientras que ahora gozamos de una amplia visión sobre la onubense Sierra de Aracena.
Precisamente las vistas serán lo más destacado ya de este tramo final de nuestro ascenso, panorámicas que alcanzarán en la cima del puerto su momento culminante pues, tras la única curva de herradura de todo el ascenso, al llegar a la base del Monasterio de Tentudía, gozaremos de 360º de visión total.
Ni que decir tiene que la visita al Monasterio es absolutamente recomendable.

Fotos:

Iniciamos la subida en el arroyo Astilero:


Rampas suaves:


Llegamos al cruce hacia Cabeza la Vaca:


Una vez en el pueblo, tomamos por la calle del Cura:


Aquí hay rampas de hasta el 14%:


A la salida del pueblo, la única fuente que hemos podido ver:


Luego, la rampa más dura del puerto:


16% de máxima:


Después de la tempestad, siempre viene la calma:


En pocos tramos la arboleda nos ofrece su sombra:


Se suceden descansillos y repechos:


Llegamos al mirador del puerto de la Media Legua:


La falta de continuidad en el puerto se compensa con la tranquilidad de que gozamos en la carretera:


Hacia el Suroeste tenemos la Sierra de Aracena:


Hacia el Este la Sierra Morena pacense:


Buena carretera y algún prado:


Un nuevo repecho y allí tenemos el monasterio:


Antes de afrontar la subida al mismo rodearemos el cerro donde se ubica:


Llegamos al cruce con la vertiente tradicional:


El tramo final es constante en sus rampas:


Por momentos la vegetación se vuelve más tupida:


Buenas vistas hacia el Sur:


Y hacia el Norte, mientras vamos rodeando el cerro:


Llegamos a la única herradura de todo el puerto justo al final:


Y, finalmente, he aquí el Monasterio de Tentudía:


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -