HUESCA BAÑOS DE PANTICOSA
Panticosa
9310
visitas
Altitud: 1639 m Distancia: 10,2 km Desnivel: 514 m Pendiente Media: 5,04 % Coeficiente: 100
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: En la A-136 que lleva de Sabiñánigo al puerto del Portalet, nos desviamos hacia Panticosa poco antes de llegar a la localidad de Escarrilla. El inicio lo situamos medio km más adelante, en el puente sobre el barranco del río Gállego, donde antes estaba el cruce con la antigua carretera A-136 que podemos verla cerrada a nuestra izquierda y que trazaba un par de herraduras para llegar a Escarrilla. Hemos optado por este punto de inicio por dos motivos: porque ese medio km es prácticamente llano (apenas el 1% de pendiente) y porque hay altimetrías que comienzan en este punto de cruce de las antiguas carreteras.


Mapa de situación

Especificaciones: Carretera amplia, con señalización completa y perfectamente asfaltada en la actualidad (mayo 2013). Dado lo abrupto de la zona, apenas hay árboles que puedan proporcionar sombra, aunque si no ascendemos en las horas centrales del día, la propia montaña oculta el sol en bastantes tramos. Al ser una carretera sin salida, el tráfico es más bien escaso. La ascensión se puede seguir completa en Street View, aunque el firme está mejor de lo aparece en las imágenes.

Fuentes: Solo existen fuentes en Panticosa pero para llegar a ellas debemos desviarnos por el interior de la localidad. No las hay en el resto de la ascensión, aunque encontraremos pequeños regueros que descienden por las rocas y nos pueden servir en caso de apuro.

Comentario: La localidad de Panticosa, nacida un poco a la sombra de su famoso Balneario utilizado ya por los romanos, fue en sus inicios un asentamiento rural y ganadero, habiéndose convertido en la actualidad en un enclave eminentemente turístico. No en vano, está ubicada en un entorno espectacular, donde es un placer disfrutar de los encantos de la montaña en cualquier época del año. Su balneario, situado 8 km más arriba, fue un tanto olvidado después de su utilización por los romanos, debido probablemente a la dificultad de acceso y a los continuos aludes que arrasaban la zona. No sería hasta el S.XVII, cuando se llevaría a cabo su relanzamiento definitivo. Hoy en día es un espléndido complejo hotelero y de relax en un paraje inigualable de paz y belleza.
No encontramos demasiadas altigrafías de esta ascensión (muchas de ellas bastante malas por cierto) y existe un cierto confusionismo en colocar su inicio y final. Por ello, vamos a aclarar un poco este tema. Ya hemos comentado que el inicio puede estar medio km antes o después, según se tomen los cruces de la nueva o de la antigua carretera. Pero es que el final, algunas lo colocan junto a la embotelladora, pero nosotros lo llevamos hasta las instalaciones del propio balneario, medio km más adelante, aunque apenas se ascienden cinco metros más, ya en el mismo complejo. Así pues, la distancia total puede coincidir (poniendo el medio km al inicio y quitándolo al final), pero los porcentajes por km serán diferentes.
Hecha esta aclaración, vayamos con la ascensión, que presenta cuatro partes bien diferenciadas: los primero cuatro km, a través de terreno bastante abierto, son muy suaves, lo que nos permitirá disfrutar del paisaje que nos rodea. Un km después de Panticosa, entramos en la segunda parte de apenas dos km en la que el cañón se va estrechando y la carrera se acerca al cauce del río Caldarés que discurre por el fondo del citado cañón. En este tramo la pendiente aumenta de forma apreciable, aunque sin superar apenas el 7%. El tercer tramo es el más espectacular, ya que el cañón se convierte en un angosto paso que solo podemos superar trepando por la ladera que deja el río a la derecha. Para ello tendremos que superar tres espectaculares parejas de herraduras enlazadas, la primera de las cuales nos recibe con una rampa del 11%. En este tramo de tres km con una media superior al 8%, llegaremos en varios puntos a los dos dígitos de pendiente, pero sin superar la cifra citada anteriormente. Las dos últimas herraduras las encaramos a través de sendas protecciones que cubren la ruta para evitar que las avalanchas caigan sobre la misma. Y ya solo queda el corto tramo final de poco más de medio km llano, para disfrutar en un paseo junto al lago hasta llegar al Balneario donde podemos recuperar fuerzas con un pequeño refrigerio, disfrutando de las vistas.

Fotos:

Inicio en este puente donde estaba el cruce con la antigua carretera.


Primeros kilómetros muy suaves para que podamos disfrutar del paisaje.


Bordeamos Panticosa, aún con pendiente muy suave.


El cañón se estrecha y la pendiente va aumentando.


La primera rampa que llega a los dos dígitos la encontramos en la primera herradura.


La segunda herradura es más suave, pero lo que se ve al fondo vuelve al 10%.


El cañón se estrecha aún más...


...tanto que tenemos que superar el segundo par de herraduras para trepar por el cortado.


Llegando a las últimas herraduras, con las protecciones contra avalanchas.


En esta imagen se aprecia mejor este tramo.


La ascensión en sí, finaliza en este punto.


Pero no podemos perdernos este precioso paseo hasta el balneario.


Al día siguiente había una concentración motera y nos habían puesto hasta la meta, :-).


Una curiosa imagen de hace más de un siglo, tomada de la web del Balneario.


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -