ALICANTE LA CRUZ DE BENIDORM
Rincón de Loix
9871
visitas
Altitud: 217 m Distancia: 2,4 km Desnivel: 215 m Pendiente Media: 9 % Coeficiente: 65
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Guillem de Vera

 

Localización: En Benidorm. Empezamos callejeando desde la playa de Levante para continuar por una carretera que sube a La Cruz en la Serra Gelada.

Cruz de Benidorm - Localización

Especificaciones: En la primera parte (hasta la rotonda) circulamos por las calles de Benidorm. Después lo hacemos por una pista de unos 6m de ancho. El asfalto es de buena calidad en todo el recorrido y el tráfico (incluso en verano) es menor de lo que cabría esperar para una localidad tan turística, ya que en general la gente prefiere subir caminando para hacer un poco de ejercicio. Coordenadas de inicio: 38º31’59.2”N 0º6’27.9”W. Coordenadas del final: 38º31’56.5”N 0º5’43.5”W.

Fuentes: Ninguna en el trayecto. En Benidorm tendremos todos los servicios que queramos.

Comentario: Corrían las últimas semanas del año 1961 cuando una enorme cruz hecha con vigas de postes de la luz fue subida a hombros por los benidormenses desde la iglesia de San Jaime a lo alto de la Serra Gelada. Fue el colofón de una semana evangelizadora organizada por el padre Salvador Perona para demostrar que la localidad no era tan “frívola” como se la tenía. Eran otros tiempos. Unos años antes, el propio obispo de Orihuela-Alicante había amenazado al entonces alcalde, Pedro Zaragoza, con poner un cartel a la entrada de la población con una leyenda que pusiera “El Infierno”, como castigo por haber logrado la autorización del gobierno franquista de permitir el uso en las playas de Benidorm del bikini, considerado entonces una prenda “pecado”. El resultado no pudo ser mejor, al menos para el sector católico, que llegó a denominar la jornada como el “Día del Perdón”. La cruz actual ya no es la misma, el paso del tiempo y las inclemencias meteorológicas hicieron cambiarla. Afortunadamente, el discurrir de los tiempos también ha obrado su cambio sobre las mentes de los ciudadanos, y lo que entonces fue un símbolo del puritanismo ultracatólico es hoy otro reclamo turístico más de la ciudad de Benidorm. Se utiliza, entre otras cosas, como lugar para recordar a los difuntos. Supone la puerta de acceso a los múltiples senderos que recorren la sierra y muchos turistas prefieren subir a visitarla caminando para hacer algo de ejercicio. Ha servido incluso como escenario de películas porno y de terror. Y, ¿por qué no?, también nos sirve para exprimirnos sobre las dos ruedas en sus dos kilómetros al 10%.

El Rincón de Loix se encuentra al final de la playa de Levante de Benidorm. Aquí acaban las apacibles playas de arena y empiezan las rampas del escollo orográfico que supone la Serra Gelada. Esta sierra litoral precipita sus impresionantes acantilados de hasta 434m de altitud (Punta del Gobernador) sobre las aguas del Mediterráneo. Las playas rebosantes de turistas no reaparecerán hasta unos 6km más al noreste, en el Albir. A pesar de su reducido tamaño, la Serra Gelada nos ofrece varias posibilidades para disfrutarla sobre las dos ruedas. Desde el agradable paseo al Faro del Albir hasta la terrorífica ascensión a la Punta del Gobernador, ¡¡con pendientes de hasta el 34%!! Lo que hoy proponemos es algo intermedio, ni tan fácil como lo primero no tan exigente como lo segundo. Algo que sea asequible pero que nos exija un cierto esfuerzo para nuestras piernas.

Nos situamos al final de la playa de Levante, donde el paseo marítimo acaba en una pequeña rotonda que es la confluencia de la Avenida de Madrid con la Avenida de l’Ametlla de Mar. Salimos en dirección perpendicular al mar tomando enseguida la Avenida de Estocolmo. Tras unos 200m giramos por la primera calle a la derecha que es la Calle Berlín. Esta calle se nos acaba después de otros 200m y continuamos por la derecha ascendiendo por la Calle Sierra Dorada. Subimos entre grandes torres de hoteles y apartamentos encontrando rampas de hasta el 15%. Tras aproximadamente un kilómetro de ascensión, una rotonda nos dará un respiro. Continuamos por la dirección que indica “La Cruz” y podríamos decir que aquí empieza la segunda parte de la ascensión. Dejamos atrás el casco urbano y ganamos vistas de la costa y la isla de Benidorm. El enjambre de altos edificios da paso a una ladera despejada con chalets dispersos. La orientación sureste y los vientos salinos de levante hacen que la vegetación sea escasa. En lo alto vemos la cruz y atacamos el kilómetro al 11% que nos lleva hacia ella. A pesar del doble dígito, el ascenso se hace llevadero debido a la regularidad en la pendiente. Tras la única herradura de la ascensión, la pendiente se suaviza en los 400m finales al 5,8%. Al acabar el asfalto damos por terminada la altimetría. Una senda con escalones nos permite subir caminando (unos 100m) hasta la cruz o internarnos en los senderos que recorren la sierra. Vale la pena visitar la cruz y disfrutar de las vistas del mar y de Benidorm a nuestros pies.

Fotos:

La Cruz desde las calles de Benidorm.
Cruz de Benidorm - 01

Empezamos en esta pequeña rotonda.
Cruz de Benidorm - 02

Escalamos entre gigantes de hormigón.
Cruz de Benidorm - 03

En esta rotonda seguimos la dirección de “La Cruz”.
Cruz de Benidorm - 04

Los abigarrados rascacielos dan paso a los chalets dispersos.
Cruz de Benidorm - 05

Subimos por la vertiente del mar, que es un tanto árida.
Cruz de Benidorm - 06

Pero nos da estupendas vistas de la isla de Benidorm.
Cruz de Benidorm - 07

Hemos dejado la playa de Levante a nuestros pies.
Cruz de Benidorm - 08

Cuando acaba el asfalto, una senda nos lleva hasta la Cruz y otras se adentran en la Serra Gelada.
Cruz de Benidorm - 09

La Cruz cuando se instaló en diciembre de 1961 (foto tomada del diario Información).
Cruz de Benidorm - 10

Y actualmente.
Cruz de Benidorm - 11


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -