CANTABRIA RASÍA, LA
Candolías (Vega de Pas)
3353
visitas
Altitud: 793 m Distancia: 5,76 km Desnivel: 480 m Pendiente Media: 8,33 % Coeficiente: 132
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: Dos km aguas abajo de Vega de Pas, siguiendo el cauce del río Pas, llegamos al barrio de Candolías y enseguida a un puente que cruza el río Viaña. Antes del puente hay un cruce señalizado hacia Viaña, cruce que no debemos tomar. El nuestro está nada más cruzar el puente, sin señalización alguna pero con una fuerte rampa de inicio que lo hace inconfundible.


Mapa de situación y detalle.

Especificaciones: Carretera muy estrecha con firme asfaltado en buen estado general. Solo en el inicio está algo irregular, con algún bache aislado y luego, en la parte más dura, hay un tramo de hormigón rayado. Pero pronto vuelve el asfalto que sorprendentemente se encuentra en perfecto estado. Sombras abundantes al inicio, que desaparecen bruscamente mediado el segundo km para no encontrar ya ninguna en el resto de la ascensión. Tráfico inexistente.

Fuentes: No existen. Si accedemos desde Vega de Pas, hay fuentes en la citada localidad. Y si venimos de Entrambasmestas, hay una 20 metros antes del cruce hacia San Pedro del Romeral.

Comentario: Vega de Pas es el centro neurálgico de varios puertos de conocido renombre como Estacas de Trueba, La Braguía, La Matanela u otros cercanos como Caracol, Lunada o El Escudo. Pero también oculta celosamente joyas como ésta que presentamos (y alguna otra aún más dura), que no tienen tanta fama pero que superan a algunos de los citados en belleza y dureza. Y las esconde tanto que incluso esta carretera ni siquiera aparece en los mapas; como mucho, en los más detallados apenas parece un camino de mala muerte. Y eso que nos encontramos ante un puerto de paso ya que por la otra vertiente enlazamos con la carretera a La Matanela, poco antes de San Pedro del Romeral. Ascensión absolutamente recomendable en todos los aspectos.
La ascensión presenta dos partes completamente diferenciadas. La primera mitad muy dura con más de dos km al 11% de pendiente media, a la que sigue un tramo de falso llano que da paso a la parte final con continuos y bruscos cambios en la pendiente. Comenzamos el ascenso con una dura rampa, pero muy corta, que da paso a un tramo muy suave que nos invita a confiarnos en que la cosa va a resultar fácil. Cometeremos un tremendo error si pensamos esto. Al poco la pendiente aumenta de nuevo, aunque tampoco de forma alarmante. Pero antes de finalizar el primer km, entramos en un tramo bastante rectilíneo en el que vemos cómo la pendiente va aumentando de forma paulatina hasta llegar a la primera herradura, donde ya encontramos el firme de hormigón y pendientes por encima del 20%. Serán doscientos metros al 18% de media en los que deberemos reservar algo, ya que aún sigue un km al 11%, si bien las rampas ya no superarán el 14%. Llegamos así al tramo de casi falso llano, siguiendo hasta el final por la cumbre del cordal, lo que unido a la falta de arbolado nos permite unas extraordinarias vistas de 360º. Los dos km y medio que quedan hasta coronar se nos pueden hacer eternos si no los conocemos. La pendiente media, algo exigente, está por encima del 7%, pero es engañosa. La dificultad real es bastante mayor. Es un continuo cambio de pendiente, pasando sin solución de continuidad del 0% al 14% y viceversa, lo que te impide coger un ritmo adecuado. Además, la impresión visual es la de que encontraremos la cima al final de cada rampa, pero esto no ocurrirá hasta haber superado seis o siete de estos toboganes. Las vistas desde el final, si cabe, aún más extraordinarias.

Fotos:

Final del puente sobre el río Viaña. El punto de inicio es evidente. Solo hay que tomar la dura rampa de la izquierda.


Tras un tramo suave, llegamos a la parte más dura que se inicia justo antes de la primera herradura que vemos al fondo.


La parte más dura (aunque no lo parezca aquí estamos por encima del 15%), tiene firme de hormigón.


Salimos a terreno abierto, pero la pendiente se empeña en mantenerse por encima del 10%...


...y así continúa durante otro km...


...hasta llegar a este falso llano. Como se ve, vistas magníficas, buena carretera y ausencia total de tráfico.


Y empieza la sucesión de los “toboganes-trampa”.


¿Acabará ahí la ascensión?...


...pues va a ser que no.


Aquí si parece que llega el final...


... a ver a ver,...


...pues tampoco. Al menos queda una propina...


...y otra más.


¡Por fin!. Ahora sí. A disfrutar de las vistas.


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -