NAVARRA URBIA
Sare-Ganekobenta
4439
visitas
Altitud: 434 m Distancia: 6,2 km Desnivel: 377 m Pendiente Media: 6,08 % Coeficiente: 100
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: En la rotonda al SE de la localidad vascofrancesa de Sare, tomamos la carretera D-306 hacia Bera de Bidasoa por el col de Lizarrieta. Al de 1,2 km, en el barrio de Istilarté, vamos a la izquierda. Está señalizado hacia Zugarramurdi. Y algo menos de un km después cruzamos un arroyo que marca el inicio de la ascensión. Solo tenemos que seguir las indicaciones hacia Venta Berrouet que se sitúa en la frontera. A partir de ahí, no hay pérdida.


Mapa de situación

Especificaciones: Carretera sin señalización horizontal, pero con buen firme. Solo hay un tramo de hormigón rayado en la rampa más dura al paso por Zugarramurdi. Hay algunas sombras, aunque menos de las que cabría esperar. El tráfico se puede decir que inexistente.

Fuentes: Solo hemos visto una en Zugarramurdi que pasa casi desapercibida a la izquierda, junto a la iglesia, justo cuando comienza la rampa de hormigón rayado.

Comentario: Ascensión escondida en uno de los lugares más recónditos de Navarra. Todo el mundo conoce, o al menos ha oído hablar del oscuro episodio de las brujas de Zugarramurdi, allá por el año 1610 cuando la Inquisición condenó a morir en la hoguera a doce vecinas de la localidad acusadas de ejercer la brujería. Se dice que la palabra aquelarre, de origen euskaldun y que significa “prado del macho cabrío”, procede de esta localidad y se refiere al prado que hay junto a las cuevas donde tenían lugar aquellas reuniones de brujas. Esta bella localidad de Zugarramurdi se abre a nuestras espaldas hacia las suaves colinas francesas, pero una vez la dejamos atrás en dirección sur, nos vemos inmersos en unos bellísimos parajes de intrincados bosques y laberínticas carreteras o pistas hormigonadas, con dispersos caseríos o bordas como se llaman por esos lares. Si no se conoce la zona, más vale que hayamos estudiado antes la ruta y llevemos una información detallada ya que de otro modo la probabilidad de pérdida es alta. Pero merece la pena adentrarse por estos pagos, especialmente en otoño, cuando el bosque está en todo su esplendor colorista.
Como hemos comentado, lo primero es llegar a la Venta Berrouet o Gainekobenta en euskera, que situada dentro ya de territorio español es sin embargo utilizada por los franceses, tanto que toda la información se muestra en su idioma y no en castellano. Estas ventas abundan en todos los pasos fronterizos de esta zona del Pirineo. Antes de llegar a ella ya habremos encontrado un corto repecho que alcanza el 13%. Después, hasta arribarar a Zugarramurdi, es un continuo sube y baja, más sube que baja, rodeados por verdes praderas y con alguna rampa de consideración. Pero llegados a la citada localidad, se acaban las tonterías. Los dos km y pico que nos quedan hasta coronar tienen una pendiente media del 10,5% y comienzan a lo grande, brindándonos la rampa más dura de toda la ascensión. Zugarramurdi nos habrá recibido con un repecho hasta llegar a un descansillo junto a la iglesia, edificio que dejamos a nuestra izquierda, para entrar de inmediato en una durísima rampa hormigonada que nos dejará sin respiración hasta sobrepasar la última casa. Desde este punto hasta la cima, la pendiente se mantiene más uniforme pero tampoco nos va a dar ningún respiro. Al coronar tenemos unas buenas vistas hacia el verde mar de bosques que encontramos hacia el sur. Si descendemos por la otra vertiente, deberemos tomar ciertas precauciones ya que el firme está en bastante peor estado que el que hemos llevado hasta la cima.

Fotos:

Inicio 800 metros antes de Venta Berrouet, o Gainekobenta, en el puente sobre un arroyo.


Al poco, en este cruce vamos a la derecha. Está señalizado hacia la Venta.


Venta a la que llegamos tras un corto pero fuerte repecho.


Tras el suave paso por la Venta, encontramos una rampa de 300 metros que supera el 10% de media.


Entramos en la zona en que se suceden cortos descensos...


...con ascensos más pronunciados...


...hasta llegar a Zugarramurdi...


...donde entramos por una corta rampa...


...preludio de este duro muro hormigonado.


Este zigzag es la parte más dura, pero la fuerte pendiente aún sigue unos metros más.


Aquí se suaviza, por decir algo, y echando la vista atrás, vemos las casas ya muy abajo.


Apenas hay un par de herraduras que nos deparan unas bonitas vistas hacia territorio francés.


La segunda herradura, más dura que la anterior.


El terreno es mucho más despejado que el de la vertiente navarra.


La cima, totalmente libre de arbolado.


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -