SEVILLA LOS GAVILANES
Río Cala
3698
visitas
Altitud: 396 m Distancia: 3,8 km Desnivel: 103 m Pendiente Media: 2,7 % Coeficiente: 14
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Miguel Baeza y Martín Cerván

 

Localización: En la A-450, en un puente sobre el río Cala en dirección a la N-630 (Sevilla-Mérida)

Especificaciones: Carretera en buen estado, con señalización vertical y horizontal, pero sin arcenes ciclables. Tráfico escaso. Carece prácticamente de sombras.

Fuentes: No se han observado. Como en otras ascensiones de la zona, conviene surtirse de agua en el pueblo más cercano.

Comentario: "No hay que tomar a “guasa” este repecho con más nombre de telenovela que de cuesta. Entre los cicloturistas hispalenses es muy conocida la ruta denominada “vuelta a la ribera” (Sevilla - Burguillos - Castilblanco - El Ronquillo - Las Pajanosas - Sevilla) en la que tendremos que afrontar distintas dificultades como Barranco Hondo y “La Meá der Perro” antes de ascender la cuestecilla que os presentamos, por lo que es muy común llegar a este punto bastante tocado físicamente. Así es que, tras bajar los Zancudos (un descenso de 4,5 km. donde se rueda con todos los “hierros” puestos), nos encontramos con un repentino cambio: una primera parte de la subida con tramos de hasta el 9% que nos va a dejar las piernas duritas, sobre todo si nos empeñamos en mantener el plato grande.
Luego, un corto y casi inapreciable descenso nos deja coger aire para continuar nuestra subida durante un kilómetro de una manera mucho más suave, eso sí. Aquí aprovechamos para echar mano del bidón, dar unos sorbos y mirar detenidamente nuestro entorno: eucaliptos, encinas y algo más arriba una alberca donde abreva sediento el ganado. No está mal el lugar, nada mal. Pero un vistazo hacia el frente nos devuelve a nuestra sufrida tarea, allí está el final de la subida, cabe la autovía, y un puente que debemos atravesar por debajo.
Dejamos a la derecha la hacienda que da nombre a la cuesta y afrontamos este tramo final que nos obliga nuevamente a tocar la maneta. Con un poco de esfuerzo más alcanzamos una rotonda y ya está prácticamente todo hecho. Un vistazo atrás para contemplar la carretera por donde hemos venido subiendo y continuamos hasta llegar a la N-630 para dirigirnos hacia El Ronquillo, donde por fin podremos recuperar fuerzas, pues aún nos queda en nuestro trayecto de vuelta a Sevilla la ascensión a la Cuesta de la Media Fanega.


Fotos:
Los Gavilanes al fondo. En primer término Los Zancudos:


El puente sobre el río Cala, donde da comienzo esta subida:


El descansillo:


A la derecha la finca que da nombre a la subida:


A punto de afrontar el último km.:


Poco antes de llegar a la primera rotonda, echamos un vistazo atrás para deleitarnos con el hermoso paisaje:


Unos cientos de metros después del puente, nuestra carretera se une con la N-630.
"


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -