TERUEL COLLADO CALDERÓN
Arroyo de las Dueñas
2029
visitas
Altitud: 1306 m Distancia: 7 km Desnivel: 416 m Pendiente Media: 5,96 % Coeficiente: 71
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
M.A.Granero

 

Localización: Nos encontramos en la Sierra de Gudar – Javalambre, provincia de Teruel justo entre la provincia de Valencia y el Rincón de Ademúz. Aunque la ascensión está apartada y hay que ir adrede a ella, no requiere mucha dificultad para encontrarla. Para ello tendremos que ir a la aldea de Losilla, coger la CV-363 que da comienzo allí, y en el km 6 se inicia la ascensión.




Especificaciones: Carretera que para su antigüedad y el poco mantenimiento que tiene, se encuentra en estado más que aceptable. Esta es de unos 5 metros de ancho con señalización central. ¿Tráfico? la verdad es que si alguien se cruza con algún vehículo, que se haga un shelfie para inmortalizar el momento.

Fuentes: Aunque en el caserío que vamos a atravesar a mitad de ascensión hay una fuente, no es muy seguro que esta tenga agua, por lo que se recomienda avituallarse previamente o bien en la Puebla de San Miguel si se va por la otra vertiente, o en Losilla.

Comentario: La cara no tan conocida del Collado Calderón es un placer para todo cicloturista que se precie, pues lo apartado que está y la dificultad que puede entrañar llegar hasta él, hace que en muchas ocasiones la soledad sea la única compañera que te encuentres en el camino. Pero es una soledad de paz, de esa que hace que te mimetices con el entorno, que escuches el silencio y termines queriendo formar parte de él.

Pero no solo la subida tiene su encanto, si no que para llegar a su inicio, o bien lo haces habiendo ascendido anteriormente desde la otra vertiente, bajando hasta su inicio y dándote la vuelta; o bien (y esta es la más recomendable), llegando hasta allí desde Losilla, donde da comienzo una delicia para los sentidos ciclistas que en este caso se hará en descenso, pero que muy posiblemente queramos volver luego sobre nuestros pasos para disfrutar de un “Mini-Stelvio”, en donde en algo más de dos kilómetros nos encontramos con ocho preciosas curvas de herradura.

Pero esto es solo la antesala de lo que nos vamos a encontrar posteriormente en la subida, la cual da comienzo en un puente sobre el Arroyo de las Dueñas.

Al poco del inicio nos encontramos con las dos únicas herraduras que están enlazadas y le dan un toque precioso. A partir de ahí el recorrido es muy sinuoso y bonito. En esta primera parte, la frondosidad del bosque hará que nos podamos proteger del sol en los días calurosos, pero ya casi a partir de las casas que nos encontraremos prácticamente a mitad de subida, la Hoya de la Carrasca, esta es más abierta y expuesta a las inclemencias meteorológicas.

La subida en sí no presenta grandes dificultades, llegando puntualmente al 9% en algunos tramos, lo que hace que se pueda disfrutar mucho de ella.

Si una vez arriba decides bajar por donde has subido, descubrirás mejor lo que has ido dejando atrás, pues las vistas de las montañas se pierde en el horizonte.

En resumidas cuentas, un puerto en un entorno increíble, donde posiblemente nunca pase una prueba ciclista por lo apartado de su ubicación, pero que a la vez le da un toque especial que conseguirá que la ruta que hagamos para subirlo nos toque la fibra y tardemos en olvidarlo.

Fotos:


En este puente da comienzo la ascensión.


Vista de las únicas dos herraduras enlazadas que tendremos durante la ascensión.


Preciosas vistas de lo que vamos dejando atrás.



Hoya de la Carrasca.


La arboleda no es tan frondosa, pero las vistas no desmerecen.


Lo dicho, lo que vamos dejando atrás es precioso.




Ya casi coronando vuelven los árboles a acompañarnos.


Justo en este punto finaliza la subida.


Vista atrás desde arriba. El cartel que vemos puede servirnos de referencia para la foto.


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -