A CORUÑA PORTELA DE ALDARÍS
Ponte Beluso
3647
visitas
Altitud: 418 m Distancia: 9,1 km Desnivel: 415 m Pendiente Media: 4,56 % Coeficiente: 84
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Marcelino Álvarez

 

Localización: Al suroeste de la provincia de A Coruña, en plena Ría de Arousa, encontramos esta ascensión que se inicia en la aldea de Ponte Beluso, en la parroquia boirense de Bealo.

Especificaciones: La carretera CP-1103 es un vial perteneciente a la diputación coruñesa y que en una primera parte tiene un asfalto perfecto ya que hasta la aldea de Escabia se arregló en la primavera del 2006. Además de reparar el piso, se hizo una calzada más ancha, pero el arcén es muy estrecho por no decir inexistente.
A partir de Escabia, la carretera se estrecha mucho y desaparecen las señalizaciones, tanto la horizontal como la vertical.

Fuentes: Dos. Una en la misma aldea de Ponte Beluso, junto al puente que cruza el Río Beluso, y otra un poco separada de la carretera, quedando a mano izquierda en el cruce que lleva hacia Bealo.

Comentario: Bonita ascensión con dos partes muy bien diferenciadas, una primera muy suave, con escaso desnivel pero que nos va a venir de perlas para ir calentando antes de llegar a la parte dura de esta escalada. La segunda coincide además con la parte del asfalto más deteriorado aunque en perfectas condiciones para la práctica del ciclismo; la pega es que se agarra más y que en alguna zona tiene bastante gravilla suelta.
Como ya he indicado anteriormente, para llegar al alto de Aldarís, tenemos que llegar hasta el municipio de Boiro, y en la parroquia de Bealo, concretamente en Ponte Beluso iniciaremos nuestro reto, pero pronto llegaremos al de Lousame por el que discurre la mayor parte del trayecto y más en concreto por la parroquia de Fruime.
El inicio será muy suave, ideal para que podamos pedalear comodamente y es justo en el momento de cambiar de concello cuando la carretera empieza a afrontar los desniveles más duros, por lo que no convendrá quemarnos mucho al principio y es que quizás echemos en falta algo de fuerzas en los metros finales.
Esta zona, es una de las más castigadas todos los veranos por lo incendios forestales, y el del 2006 también afectó con dureza, pero por suerte aún quedan buenos árboles para proporcionarnos una agradable sombra en buena parte de nuestra empresa. En nuestro devenir iremos pasando casi todo el rato entre casas y es que esta zona está plagada de minúsculas aldeas en la que lo más fácil es no ver a nadie y tan sólo tendremos como espectador alguna vaca, o algún perro.
Otro punto positivo es que esta carretera tiene muy poco tráfico, el cual además irá disminuyendo según nosotros vayamos ganando altura, lo que no quita que tengamos que prestar atención y respetar las normas.
La primera rampa considerable la encontraremos antes de llegar a Millón, justo en el tercer kilómetro y aunque no sea muy larga, ese 10% nos pondrá en alerta para lo que viene después. Desde Escabia la carretera ya no nos ofrecerá tregua alguna hasta la cumbre, el asfalto empeora, se hace más rugoso, la carretera se estrecha, y la gravilla suelta puede hacernos perder tracción.
Una vez en el alto, podemos girar a la izquierda y tras subir unos pocos metros más podemos lanzarnos hacia las minas de San Finx, la primera mina de Wolframio que se abrió en España y que tuvo una gran explotación entre los años 30 y 50 sobretodo durante la II Guerra Mundial, pero tras el final de la Guerra Fría, y la entrada de mineral procedente de China y la antigua URSS hizo que en 1992 acabara por cerrarse debido a que extraer el mineral aquí salía muy caro. Toda la zona es de una gran belleza y las casas que rodean esta mina nos da la idea del esplendor y la riqueza que hubo en la zona gracias a que directa e indirectamente, esta mina de wolframio y estaño daba trabajo a más de mil personas.
Por contra, si en Aldarís decidimos seguir de frente, llegaremos llaneando y descendiendo un poco a Servia, donde tendremos que elegir entre ir a hacia Padrón o hacia Noia. Debemos tener cuidado en no girar a la derecha cuando nos encontremos en el alto, ya que la carretera que enfila hacia los aerogeneradores que pueblan esta parte del Barbanza no llega a sitio alguno, pero por muy poco, ya que tan solo son unos metros los que quedan sin asfaltar para llevarnos hasta a Encrucixada de Treito, lo que abriría una gran posibilidad de circuitos circulares, además de crear una subida más dura de lo que ya es.
En resumen, subir hasta Aldarís no es muy complicado si no nos desgastamos mucho en la parte fácil de la Portela, hay que procurar llegar con gasolina suficiente a la zona de rampas duras, ya que como se ve en el gráfico, son algo más de dos kilómetros que apenas baja en algún momento del 10%.

En esta primera imagen vemos como el cruce está perfectamente señalizado. No tiene pérdida.


En esta otra vemos la única fuente en ruta. Hay que salirse un poco de la carretera por lo que si llegamos aquí con agua, mejor.


En la primera parte de la ascensión el asfalto está impecable. La pega; el escaso arcén.


En esta otra lo que se observa es el escaso desnivel de los primeros kilómetros y los efectos de uno de los incendios del fatídico Agosto de 2006.


Será poco antes de llegar a Escabia donde empezarán las rampas más duras.


En cuanto dejemos atrás la aldea de Escabia, encontraremos la calzada en este estado.


Esta foto muestra la primera de las dos herraduras que nos encontraremos en la escalada a Aldarís.


Esta otra imagen nos muestra la que es practicamente la recta de meta


Imagen del alto desde la carretera que lleva a Fruime y que muestra el Parque Eólico de Treito.


Aquí se ve un paisaje desde la subida en época de lluvias. A ver si aguanta el próximo verano.


Y por último el mapa para localizar la escondida Portela de Aldarís. A disfrutarla.


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -