MÁLAGA LOS ALTOS DE ISTÁN
Marbella
7341
visitas
Altitud: 346 m Distancia: 14,6 km Desnivel: 333 m Pendiente Media: 2,3 % Coeficiente: 57
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Miguel Baeza y Martín Cerván

 

Localización: Comenzamos la ascensión en el primer cruce en dirección a Istán que nos encontramos cuando partimos desde el centro de Marbella por la N-340. La subida se desarrolla toda por la MA-427. También es posible comenzar desde Puerto Banús enlazando en la primera rotonda que aparece en la gráfica.

Especificaciones: Carretera en perfecto estado, con señalización vertical y horizontal. Carece de arcenes ciclables y soporta un más que considerable volumen de tráfico. Escasean las sombras en todo el recorrido.

Fuentes: En Istán existen multitud de fuentes en alguna de las cuales podemos apagar la sed. Además hay una en la subida que, por motivos técnicos, no hemos podido situar.

Comentario: Se trata de una ascensión muy llevadera -si exceptuamos un par de tramos con rampas de dos dígitos- y bastante frecuentada por los cicloturistas de la zona, por lo que es muy probable que nos crucemos con colegas al subir y al bajar.
Comenzamos remontándonos 1 km. por unas suaves rampas entre urbanizaciones hasta que un descansillo nos lleva a la primera rotonda –de las tres que hay en el recorrido- que nos vamos a encontrar. Otro km. suave nos sitúa al pie de una rampa digna de consideración, cuya referencia es un puente por el que discurre la autopista de peaje. Pues bien, un leve descenso nos deja al pie de esta rampa que alcanza hasta un 13 % y que nos va a exigir el máximo durante unos cientos de metros. Cuando un leve descansillo puede hacernos pensar que se ha acabado la rampa, ésta nuevamente vuelve a empinarse alcanzando los dos dígitos de pendiente.
Ahora sí que la carretera nos da tregua... durante los próximos diez kilómetros rara vez alcanzaremos el 7%. Atravesaremos constantes vaguadas y multitud de curvas y recurvas que nos llevarán distraídos y que nos harán disfrutar de una ascensión preciosa. Pronto contemplaremos las aguas del Embalse de la Concepción que se filtran de las sierras próximas, la Real y la Blanca, y que tienen en el río Verde su principal surtidor.
Nosotros, en nuestro pedalear, seguimos remontando el valle por la margen izquierda del río, reconociendo cada recoveco del camino. La visión de la urbanización de los Cerros del Lago nos hace pensar, primerizos, que nuestro objetivo está cerca, pero la carretera continúa ascendiendo suavemente una vez dejada atrás ésta.
Seguimos serpenteando y cada curva a derechas es una especie de balcón que nos permite ver los próximos 500 ó 600 metros de ascensión para calibrar y regular nuestras fuerzas; por su parte, cada curva a izquierdas suele corresponderse con un puente en vaguada.
Llegados a la Ermita de San Miguel empezamos a intuir la cercanía del pueblo y, en efecto, después de coronar un altillo casi dos km. después, tendremos a la vista Istán, encalada perla de la Costa del Sol. Sin embargo, no vamos a conformarnos con llegar hasta aquí y, aunque nos vemos tentados a detenernos en los dos miradores que hay a la entrada, decidimos continuar hasta el Hotel los Altos de Istán.
Una vez llegamos al pueblo, nos desviamos a la derecha por una rampa que se empina bruscamente: aquí comienza la traca final. Estos últimos 500 m. no bajarán del 10 % en ningún momento y llegaremos a alcanzar entre curvas la máxima del 15 % hasta que después del polideportivo municipal lleguemos a una bifurcación, justamente donde hemos decidido concluir la altigrafía. A la izquierda continúa una carretera que en 500 m. se convierte en pista (en buen estado) y que nos lleva hasta Monda y Tolox. Precisamente donde acaba el asfalto podemos contemplar –y merece la pena acercarse- el nacimiento de un río; a la derecha nos topamos con el mencionado hotel.
Finalmente un paseo por el pueblo antes de iniciar el descenso es obligado: seguro que te decides a volver sin bici de carretera, dispuesto a disfrutar de las demás posibilidades que ofrece Istán; sobre todo, si eres un amante del senderismo, puedes, por ejemplo, visitar el Castaño Santo cuya edad se cifra en torno a los 800 y los 1000 años y a cuya sombra Fernando el Católico –al decir de la leyenda- celebró una misa de acción de gracias allá por 1501; o si lo eres de la BTT, encaramarte por las múltiples pistas que peinan las sierras Blanca y Real.


Fotos:
Aquí comienza nuestra ascensión:


El primer tramo duro:


Después del puente, continúan las rampas de dos dígitos:


Un vistazo atrás, para ver lo que nos ha supuesto un primer sofocón:


Acaba el tramo duro y disfrutamos de la tan característica Sierra Blanca:


Ya se nota que vamos ganando altura:


A partir de ahora no habrá ni 50 m. de recta:


A la derecha queda la pequeña Ermita de San Miguel:


En primer término el Embalse de la Concepción y al fondo el Mediterráneo:


Ya falta poco para el pueblo:


Entramos en Istán descendiendo:


Una vez dentro, giramos a la derecha para ir a Los Altos de Istán con los 500 m. más duros de la subida:


Pasamos una primera curva a derechas...


Y volvemos a torcer a la derecha:


La cosa se pone muy seria...


Y en un pis pas casi hemos salido del pueblo:


Curva...


Contracurva...


Y se acabó. Los Altos de Istán:


Si tomamos el cruce a la izquierda, llegamos al nacimiento de un río después de una bajadita:


Y justo aquí acaba el asfalto y empieza la pista que se dirige hacia Monda y Tolox por el corazón de la sierra:


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -