CASTELLÓN MONTE BARTOLO
CV-148
160
visitas
Altitud: 728 m Distancia: 10,3 km Desnivel: 594 m Pendiente Media: 5,76 % Coeficiente: 160
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
J. Javier Marco

 

Localización: En la carretera CV-148 de Oropesa a Cabanes, aproximadamente en el km 6 tenemos una rotonda que une la carretera nueva con la vieja. A partir de ahí seguimos la antigua carretera, la CV-1480, que vadea el barranco de Miravet 3 veces. Aproximadamente en unos 3,5 km pasamos el tercer vado del barranco. En ese punto comenzamos la altimetría, donde la pendiente empieza a ser algo más importante. Poco después tomaremos un cruce a la izquierda sin señalizar y seguiremos esta carretera hasta que conecte con la CV-147 de Castelló a Benicàssim, por la tradicional subida al Desierto de las Palmas. Cerca de coronar el alto del Desierto de las Palmas, poco después de pasar el cruce al restaurante y el convento, veremos a la derecha una carretera asfaltada y un poco más arriba una verja. Hay que coger la carretera de la verja, si está cerrada se puede sortear por la derecha.

Especificaciones: Vamos a tener varios cambios de carretera. En primer lugar, los primeros 500 m los hacemos por la CV-148, en estado aceptable y de 6 m de anchura, con señalización. Tras el primer cruce, pasamos a una pista forestal de unos 4-5 m de anchura en estado variable. Tiene tramos bastante buenos y otros con algunos baches y asfalto algo más roto, pero se puede pasar sin problema, y no tiene ninguna señalización. Cuando llegamos al cruce de la CV-147 tenemos una carretera en muy buen estado, de unos 6-7 m de anchura y con señalización. Está marcado el puerto desde Benicàssim hasta la cima del Desierto de las Palmas, lo cual nos ayudará en este tramo. De ahí a las antenas del Bartolo se estrecha mucho, a unos 4 m y el firme es peor, aunque está bastante bien, escepto en un pequeño tramo donde hay algunos baches grandes.
El tráfico es casi nulo al principio, escaso hasta el Desierto de las Palmas, y de ahí a la cima nulo.

Fuentes: Pasamos por dos muy accesibles. Una en plena zona dura del primer tramo, justo antes de llegar a una gran casa con forma de castillo, a mano derecha en una zona con árboles. La segunda está justo en el tramo de bajada después del mirador del convento viejo del Desierto, a mano derecha y junto a una ermita, ya cerca, como a 1 km, del desvío a las antenas.

Comentario: Es la vertiente desconocida del Desierto de las Palmas, y que sin duda, nos sorprenderá por su dureza. Empezamos en la carretera CV-148 de Oropesa a Cabanes, que tiene tendencia ascendente, pero hasta que no vadeamos por tercera vez el barranco de Miravet no damos por empezada la subida, aunque los primeros 2,5 km van a ser muy suaves, con algunas rampas y descansos, pero por tomar un punto de referencia, cogemos este. Tendremos una primera rampa hasta el cruce a la izquierda, donde nos metemos en una carreterita estrecha que se adentra en la sierra entre campos de secano (olivos, almendros…) y que va pasando junto a algunas casas de campo.
Tendremos un terreno ondulado ascendente durante 2,5 km, hasta que tras vadear un barranco, nos metemos en un tramo durísimo de 2 km con auténticas paredes, mientras seguimos pasando junto a casas de campo y campos de cultivo. En plena rampa tendremos a la derecha una fuente donde coger agua, que en verano nos puede venir bien, y a continuación veremos a nuestra derecha una gran casa con forma de castillo. Poco después, notaremos que la pendiente decrece y la carretera se ensancha un poco, hasta llegar al cruce de la vertiente de Benicàssim, donde nos adentraremos en la vertiente más clásica de este puerto de paso.
Seguiremos por la vertiente clásica unos kilómetros, con vistas espectaculares a nuestra derecha, entre ellas, el mirador del convent vell, el antiguo convento ahora semiderruido pero visitable en una agradable excursión desde el mirador. Llegaremos a un tramo de descanso, con pequeña bajada y otra fuente al lado de una ermita a nuestra derecha. Seguiremos subiendo 1 km y llegaremos al cruce, un poco después del cruce al convento del Desierto de las Palmas.
A partir de este punto, una vez tomado el desvío a la derecha, la carretera se estrecha mucho y empeora, aunque está bastante bien, sólo algunos tramos cortos tienen baches. Inmediatamente tendremos que pasar una verja, que a veces está abierta y a veces cerrada, pero no es problema pasarla por el lado derecho, incluso montado en bici con un poco de habilidad. Este tramo ya nos recibe con duras rampas desde el principio. Tendremos un primer tramo hasta la primera herradura muy sostenido alrededor del 10%, con alguna rampa puntual al 14-15%. Una vez pasada la herradura, deberemos aprovechar para respirar un poco en un tramo al 8%, porque más adelante nos encontraremos con un auténtico muro que cada vez se empina más, empezando al 15-16% y terminando en una herradura a derechas al 24%. Bajará un poco la pendiente, pero sólo hasta cifras entre el 16 y 21%, para tras otra herradura entrar ya en un tramo mucho más suave alrededor del 8%. Circularemos por un tramo rectilíneo durante casi 1 km, pasando junto a la gran cruz que preside esta sierra y disfrutando de las espectaculares vistas que nos ofrece esta montaña. Tan solo nos quedarán unos 300 m para coronar, pero volveremos a tener un rampón bestia hormigonado al 17%, donde ya entraremos en la zona de antenas y culminaremos la ascensión junto a la pequeña ermita existente en la cima, rodeada de antenas y con unas vistas impresionantes que nos harán más agradable la sensación de haber podido con este monte.

Fotos:



Fotos:


En este vado empezamos la altimetría


Poco después cogemos este desvío a la izquierda


Este primer tramo es muy suave


Seguimos junto a campos de secano


En este vado empezamos ya en serio


Ya estamos en la zona dura, rampas de hasta el 16%


Aquí a la derecha tenemos la primera fuente, en este tramo durísimo.


Tras la fuente tenemos esta bonita casa-castillo


Tras este tramo, la cosa suaviza y nos metemos en los pinares


Ya hemos llegado a la vertiente clásica, la carretera mejora mucho


Tras el descansito, tenemos la ermita y la fuente aquí a la derecha


Cogemos el desvío y hemos de pasar esta valla. A partir de aquí viene el infierno.


Tras pasar lo más duro, empezamos un tramo más “suave”, ya con vistas magníficas


Un poco más arriba, mirando hacia atrás, vemos la cruz del Bartolo


Y por delante vemos el rampón final


Coronamos aquí


Junto a la ermita


Vemos toda la subida por Benicássim y parte de la de Castellón, con el convento abajo


Fotos sacadas de google maps


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -