A CORUÑA A COSTA DO SAL
Ponte dos Cabalos (atajo de Figueiras)
657
visitas
Altitud: 519 m Distancia: 10,85 km Desnivel: 445 m Pendiente Media: 4,1 % Coeficiente: 106
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Marcos Folgueira

 

Localización: Puerto situado casi por completo en el municipio coruñés de Coirós, y que durante gran parte de su trazado transita por la carretera nacional sexta (N-6, anteriormente N-VI). Para acceder, lo más sencillo es coger la carretera DP-2703 desde Oza dos Ríos y dirigirse hacia Coirós. Tras unos 3,2km de bajada se llega al inicio del puerto.


Mapa interactivo:

Especificaciones: La gran parte de las carreteras se encuentran en buenas condiciones. Pero hay un tramo muy corto con gravilla al cruzar por Figueiras. La carretera que DP-2703 acoge el inicio del puerto, y se trata de una vía estrecha algo incómoda por el asfalto botoso. La gran mayor parte del trazado del puerto transcurre por la N-VI, que en su parte más exigente cuenta con un asfalto especialmente adherente para evitar deslizamientos en los días de lluvia, pero que notaréis como ofrece una resistencia extra al pedaleo. Hay sombras puntuales que no ayudaran en esos raros días de calor sofocantes del norte gallego. En el tramo de la DP-2703 hay muy poco tráfico, y en el tramo de la N-VI que le toca a esta variante no hay demasiado tráfico tampoco. Además, esta última carretera cuenta siempre con doble carril o un arcén muy amplio.

Fuentes: Sólo he visto la fuente que hay en la parte final, pero no tenía agua. Si hay algún bar donde podréis hacer una parada técnica.

Comentario: Casi por completo el trazado del puerto se sitúa dentro del término municipal de Coirós. Este municipio coruñés tiene una escasa población (1.853 hab.) repartida de forma bastante regular por todo su territorio. Curiosamente en este municipio rural situado en transición entre la costa y el interior de Galicia, la población en los últimos años ha experimentado un cierto aumento. Su territorio está marcado claramente por los ríos Mendo, donde arranca esta vertiente, y el río Mandeo. Se trata de un municipio con un cierto atractivo paisajístico, rico en rutas de senderismo y con un amplio patrimonio religioso, centrado en las iglesias y los cruceiros. Por supuesto encontraréis en el municipio restos romanos y de la edad de hierro, como el petroglifo de la Moura, situado en Pena Furada.
A Costa do Sal es un puerto muy antiguo. Se trata de una subida muy conocida al ser muy transitada desde hace muchos años por las rutas de camioneros, hasta la apertura de la autovía A6. Accidentes, denuncias y marcas en el asfalto atestiguan el uso de este puerto como escenario de carreras ilegales, desde hace décadas. Ciclísticamente es un puerto bastante transitado por los aficionados de la comarca de Betanzos, o incluso por los de la zona de A Coruña.
A Costa do Sal tal y como lo presento hoy no será reconocida como puerto por algunos. Gran parte de los aficionados al ciclismo de la zona creo que reconocen como Costa do Sal a la parte final de esta altimetría. Esos 3,2 km de una pendiente media del 6,75%, que comienzan poco después del río Fervenzas y que terminan al lado del Bar Sixto. Al principio de mi andadura altimétrica también buscaba las partes más continúas y duras de los puertos, pero tras años de altimetrías y de ver el trabajo de otros creo que es siempre mejor exprimir todas las posibilidades de los puertos.
A Costa do Sal es un puerto que se puede subir por su lado oeste a través de una amplia cantidad de variantes, que nacen en Betanzos y también sobre el río Mendo o el Mandeo. Se puede decir que por su lado este no tiene vertientes, aunque Montesalgueiro es una subida que apenas dista en su cima en 3km. La que hoy os muestro es seguramente una de las menos conocidas. Lo normal es que las que parten de Betanzos sean las más usadas, aunque para nada son las más entretenidas y aún menos las más exigentes. La vertiente de Ponte dos Cabalos, junto a la del puente Teixeiro, es la que mayor dificultad acumula. Un inicio que en el caso de coger el atajo de Figueiras pasa por rampas muy exigentes, y con un tramo inicial de unos 2,8km bastante regular y exigente. Pero si algo caracteriza a todas las caras de A Costa do Sal es su irregularidad. Todas tienen buenos descansillos e incluso algún tramo de bajada. Esto queda perfectamente atestiguado por la pendiente media, que en muy pocas variantes superan el 4%. Otra característica común de todas las variantes es el tramo final de A Costa do Sal y el acercarse hasta el Toro de Osborne aún visible entre eucaliptos.


Fotos:
Al cruzar el destartalado puente (Ponte dos Cabalos) sobre el río Mendo entrando en el municipio de Coirós y abandonando el de Oza dos Ríos, comienza la ascensión. Sin ninguna duda la parte inicial del puerto es la más exigente. Las rampas de los primeros metros no llegan a los dobles dígitos, pero se acercan.




Antes de alcanzar Lesa ya tendréis que superar alguna rampa del 11%.


Cruzando Lesa la pendiente ofrece pocos respiros.


Y saliendo de este barrio hay otra rampa de dos dígitos.


Tras esa rampa de salida de Lesa encontraréis un descansillo, no llega a ser llano, pero tras rampas duras lo parece.


Aunque deje la iglesia escondida tras unos árboles, está ahí pegada a la carretera. Y vosotros es posible que os quedéis igual de pegados a la carretera al coger el atajo de Figueiras, girando en este cruce a la derecha y cogiendo esta nueva carretera con su muro demoledor.




Solamente encontraréis algo de gravilla suelta al cruzar entre las casas de Figueiras.


Saldréis a la N-VI en este cruce, justo después de bajaros de los dobles dígitos. Y pese a ello la pendiente sigue exigiendo en algunos puntos y, sobre todo, es bastante regular hasta alcanzar el polígono industrial de Coirós.

Fotos:

Como podéis comprobar el tipo de carretera cambia por completo, ahora estaréis en una nacional con un pelín de tráfico (no mucho) hasta Ois. El asfalto está casi perfecto, pero como se puede observar es de ese alquitrán rugoso que se agarra.


Al alcanzar el parque empresarial se acaba lo más duro del puerto, y se abre una parte del puerto muy cómoda de unos 3,2km casi llanos con una bajada final.




Al llegar a Ois el poco tráfico que tenía la carretera de A Coruña casi se elimina del todo.




Hay una bajadita antes de comenzar la zona final de A Costa do Sal.


Prácticamente en el sexto km arranca el otro tramo duro del puerto. No es tan intenso, pero si muy regular y algo más largo. Unos 3,2km al 6,75%.




Como comentaba la pendiente es muy regular. Desde que gana intensidad al poco que cruzar el río Fervenzas, hasta poco antes de terminar este tramo cerca del bar Sixto, la pendiente juega en todo momento con porcentajes de entre el 6 y el 8%, llegando puntualmente al 10%. Por otro lado, está la muy amplia carretera nacional, que pese a tener un serpenteante trazado apenas consigue romper la monotonía del amplio doble carril.


















Una casi curva de herradura os marca la cercanía del final de este tramo de A Costa do Sal.


Y terminando el doble carril daréis con el final de esta parte del puerto.


Pasada la parte más reconocible como Costa do Sal, arranca una extensión hasta llegar al punto de mayor altitud, junto al Toro de Osborne. La pendiente hasta ese punto es muy suave.


Un toro escondido entre eucaliptos y otros árboles.


Superando los 500m de altitud se puede dar por terminada A Costa do Sal.


Siguiendo hasta Montesalgueiro se podría ganar un poco más de altitud, pero la distancia que hay y un terreno de toboganes no admiten continuar hasta el otro alto. Alto que se puede subir desde el norte y siempre desde el río Mandeo o muy cerca.



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -