A CORUÑA MONTE SAN ANTÓN
Puente Teixeiro-Chelo
983
visitas
Altitud: 474 m Distancia: 8,79 km Desnivel: 467 m Pendiente Media: 5,31 % Coeficiente: 127
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Marcos Folgueira

 

Localización: Transcurre por los municipios coruñeses de Paderne e Irixoa, ambos pertenecientes a la comarca de Betanzos. Asciende desde las riberas de río Mandeo casi al nivel del mar, hasta el Monte San Antón que está muy cerca de la frontera entre Paderne e Irixoa.


Mapa interactivo:

Especificaciones: Carreteras de todo tipo. La primera parte saliendo desde el río Mandeo hasta llegar a Vilamourel, es la que peor asfalto presenta. Con una carretera estrecha, botosa e incluso con algún bache. Desde Vilamourel hasta Samede tendréis una carretera quizás un poco más amplia, pero con un reciente aglomerado que aún no aparece en mis imágenes de la altimetría. Desde Samede hasta alcanzar la carretera DP-0905 superado el sexto km, tendréis otra vez un asfalto botoso. Pero desde que se coge la DP-0905 (creo que antes era conocida como AC-640) ganaréis amplitud y el asfalto mejora, aunque es cierto que hay algún tamo de asfalto rugoso del que se agarra. El tráfico es escaso y creo que sólo os puede incomodar en la DP-0905 o en el primer km. Las sombras apenas os cubrirán en el primer km y medio.

Fuentes: Hay una en el sexto km.

Comentario: Paderne es un municipio coruñés de unos 2400 habitantes que se sitúa en la comarca de Betanzos. Los ríos Lambre y Mandeo rodean el municipio por el norte y el sur, siendo la ría de Betanzos la que marca la frontera oeste. Al este encontraréis la zona más elevada del territorio, que supera los 400m de altitud justo antes de entrar en Irixoa y el Monte San Antón. Paderne toca el mar en la ría de Betanzos y se adentra en la zona interior en su parte este. Es una tierra de contrastes, entre costa e interior con una amplia red de rutas de senderismo, lugares que visitar, un amplio catalogo de construcciones religiosas y ocio, como por ejemplo un campo de golf y un zoológico.
Irixoa es un municipio que igualmente pertenece a la comarca de Betanzos y que actualmente cuenta con una población de unos 1340 habitantes. Se trata de un municipio de interior a medio camino entre la costa de As Mariñas y la “meseta” de Lugo y A Coruña. Su frontera es difícil de dibujar ya que no sigue siempre por el sur y norte el cauce de río Mandeo ni del Lambre. Al este y oeste pasa algo similar; en su zona oriental algún apéndice de la Serra da Loba puede servir parcialmente de frontera, y es donde está su punto de mayor altitud (713m). Al oeste es donde más difícil es marcar físicamente una frontera, apenas un afluente del río Lambre sirve como punto claro. El patrimonio religioso está, una vez más, presente como principal atractivo turístico de un municipio rural. Hay que destacar también la poco explotada Fervenza do Zarzo, una cascada con piscina natural que aprovechan los jóvenes en verano. Pero si algo destacaría de Irixoa es su sector primario, marcado por algunas explotaciones ganaderas, pero sobre todo por la explotación masiva del eucalipto. Claramente en su territorio el árbol predominante es el eucalipto, y gran parte de los habitantes de Irixoa tienen relación con este árbol foráneo.
El Monte San Antón también puede ser conocido por los ciclistas de la zona como San Cosme, o subida a la ermita, incluso he llegado a ver algo de subida a Irixoa. Desde luego paso de llamarle Irixoa, es un nombre de municipio y hay más subidas en él. Tampoco me convence lo de San Cosme o ermita y os voy a explicar el porqué. Ermita de San Cosme de Mántaras es el nombre que tiene actualmente, menos en Google Maps donde la denominan Ermida (ermita en castellano) de San Antón de Mántaras. La entrada de esta ermita esta dominada por tres figuras, que representan según una de las versiones a Jesús de pie con un cerdo a sus pies (figura relacionada con San Antón). Arrodillados y a cada lado de Jesús están San Cosme y San Miguel. La otra versión tiene relación con su construcción allá por el siglo XIII, y se contempla en el centro de pie a San Antón con un pequeño cerdo a su vera. Las dos figuras arrodilladas representan casi con toda seguridad a quienes financiaron en aquella época la construcción y la dotaron de rentas para su mantenimiento. Además, está pequeña capilla se sitúa en el Monte de San Antón, lugar donde campan casi a sus anchas una cabaña de vacas y sus guardianes caballos pertenecientes a los comuneros de la zona. Con todo esto lo que quiero dejar claro es que para mí y para algunos vecinos con los que he hablado, el nombre que se le da a este alto es el de Monte San Antón. Las demás versiones para mí no representan correcta y claramente este paso elevado.
El Monte San Antón que sube desde Betanzos es la más conocida y con diferencia la más concurrida. Sin embargo, la vertiente que sube desde el puente de Teixeiro-Chelo es con claridad la más exigente. La mayor dificultad viene dada por el tramo inicial hasta llegar a Vilamourel. Se trata de uno de los tramos más exigentes de la provincia de A Coruña, al contar con unos primeros 1,3km de una pendiente media del 13,85%, y uno de los km más duros también de la provincia con sus 14,9%. Tras alcanzar Vilamourel el puerto cambia por completo y sus duras rampas iniciales se convierten en una plácida subida de unos 3km. Al llegar a Samede encontraréis una corta pero intensa bajada que os llevará a otras rampas duras de corta duración, que desembocan en otra bajada más. Los últimos 3km son muy regulares y aunque no tiene rampas muy duras, si tienen cierta constancia dejando su pendiente media en el 5,8%.
En la altigrafía incluyo la subida hasta las antenas que hay en Lago, que es el puto más elevado del Monte San Antón. Este tramo no tiene salida y su asfalto está bastante mal, pero está ahí y es una opción para el que quiera sumar un poco de dificultad a este puerto de primera categoría.
En sentido contrario, es decir, subiendo desde Irixoa este puerto ofrece poca dificultad.


Fotos:
Sobre el río Mandeo, en dirección contraria a la subida de A Costa do Sal, nace este puerto.


Será fácil ver por aquí gente que hace senderismo.


El inicio de este puerto es realmente duro. En los primeros 1,3km rara vez os bajaréis de los dobles dígitos.




En entorno es agradable. Os encontraréis en medio del bosque que rodea el río Mandeo, y la carretera pese a ser botosa creo que os puede resultar entretenida, siempre y cuando tengáis suficientes fuerzas como para fijaros en el entorno.








Al alcanzar el primer km os encontraréis este cruce donde tendréis que girar a la dereche trazando esta herradura. Cambiando de carretera la pendiente sigue siendo muy dura.

Fotos:

El muro termina poco después de dejar atrás el bosque, justo cuando se llega a Vilamourel. Creo que por este motivo tendría mucho más sentido llamarle a este tramo el Muro de Vilamourel y no el Muro de Chelo, que por lo que veo es como muchos denominan a este tramo. Sin duda algo curioso, ya que Chelo ni está en esta parroquia, ni en este municipio, ni en este margen del río Mandeo.


Al fondo a la izquierda de la carretera se pude ver la iglesia de Vilamourel. Como podéis comprobar la carretera presenta un perfecto y reciente aglomerado. También es apreciable el cambio en la pendiente. El puerto se vuelve totalmente manso, con unas pendientes muy tranquilas que os permitirán rodar con facilidad.


Aquí actualmente también está todo aglomerado. Por cierto, los quesos de la Granja Cagiao son muy recomendables.




La pequeña y sencilla capilla que encontraréis al paso por Samede os dará paso a una zona nueva. Esta parte del puerto ofrece en primera instancia una corta y rápida bajada.




Poco después tendréis un pequeño pero duro muro cruzando entre casas y granjas…




…para alcanzar otra corta bajada más.




Retomaréis la pendiente ascendente bien pasado el quinto km. Otra recomendación que os hago es visitar este barrio de Areas (Paderne) por las navidades, se trata de un “duro competidor” de la ciudad de Vigo.


Al llegar a este cruce tendréis que girar a la dereche cogiendo esta carretera mucho más amplia.


Este tramo de pendientes que rondan una media del 6% consta de alguna recta larga que hace más monótona la subida.




Ya en la zona del Monte San Antón donde hay grandes prados.




Y cerca del noveno km llegaréis al final del puerto. Aunque en este cruce, justo enfrente de la ermita de San Cosme, tenéis la posibilidad de continuar ascendiendo algo más hasta las antenas de telefonía que hay en Lago.








Buenas vistas hasta el lado de Coirós.


El que escoja subir hasta Lago se encontrará un tramo ni muy largo ni muy exigente.






Con un final sin salida junto a unas antenas.



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -