SEVILLA PUERTO DEL ZAMORANO
Pruna (Oeste)
4344
visitas
Altitud: 778 m Distancia: 10,75 km Desnivel: 382 m Pendiente Media: 3,6 % Coeficiente: 58
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Miguel Baeza y Martín Cerván

 

Localización: Comenzamos en la carretera A-363 en el límite de las provincias de Cádiz y Sevilla en dirección a Pruna. Atravesada esta localidad sevillana hemos de desviarnos a la derecha en dirección Algámitas por la SE-462.

Especificaciones: La A-363 está en perfectísimo estado y cuenta con señalización horizontal y vertical. Después de Pruna, al coger la SE-462, el asfalto empeora y la señalización horizontal desaparece, estrechándose la carretera. Las sombras escasean en toda la subida.

Fuentes: No se han observado fuentes durante la ascensión, pero es posible abastecerse en cualquier bar de Pruna.

Comentario: Más larga que la Este y más irregular, esta vertiente del puerto del Zamorano es también más suave y, sobre todo, más escénica, resultando un auténtico mirador de lujo hacia la sierra gaditana.
Precisamente el tramo más duro lo vamos a encontrar al comienzo, cuando una larga recta por una carretera en perfectísimo estado nos permitirá remontar desde el río Salado, en el límite entre las provincias de Cádiz y Sevilla, hasta las calles de Pruna. Un vistazo atrás nos dejará ver tímidamente asomado en su colina el pueblo de Olvera; al frente, por su parte, se yergue altanero el castillo de la sevillana localidad de Pruna.
Como su vecina Algámitas, en Pruna se han encontrado restos arqueológicos que parten desde el paleolítico hasta nuestros días aglutinando las distintas culturas que se asentaron en la zona: túrdulos, fenicios, griegos, romanos, árabes. El rey Alfonso X la entregó a la Orden de Calatrava, tras su reconquista cristiana, permaneciendo durante más de dos siglos en zona fronteriza. Del s. XV son las ruinas del castillo que aún se conserva y que, como hemos dicho, descuella en la estampa del pueblo.
La travesía es llevadera y no hemos hecho más que abandonar Pruna cuando, al punto, tomamos un cruce hacia la derecha y seguimos ascendiendo el puerto por carretera más estrecha y en peor estado. Otro kilómetro de suaves rampas y de nuevo la carretera vuelve a empinarse levemente hasta alcanzar el 10 % pasado el desvío a una fábrica de yesos. Es quizás la zona más hermosa, no por el puerto en sí, sino por la panorámica que se disfruta desde el mismo en dirección Sur. Se distinguen distintos pueblos: Olvera, Torre-Alháquime, Pruna y su castillo; y se divisan las cumbres de la Sierra de Grazalema con el Torreón en lo más alto, las sierras colindantes a Ronda, la Sierra de Líjar.
Son sólo dos km. algo más complicados que incluyen una herradura muy abierta a izquierdas hasta que alcanzamos, tras un mirador, la ermita. Aquí en un primer altillo vamos a cambiar de ladera, pasando a la cara Norte del Terril, a la vez que entramos en un largo falso llano ascendente que nos dejará, sin más dificultad, en la cumbre del puerto. La vista de la sierra de Grazalema deja ahora paso a una sucesión de lomas que menguan hacia el valle del Guadalquivir y pronto, pues allí nos lleva la carretera, el Peñón de Algámitas acaparará todas nuestras miradas.


Fotos:
Iniciamos la subida escoltados por el castillo de Pruna y el Terril al fondo:


Y atrás Olvera:


Carretera ancha y en perfecto estado, aunque sin arcén:


Una larga recta nos deja prácticamente en Pruna. Al fondo La Sierra de Líjar:


De nuevo Olvera al fondo, pero esta vez con La Sierra de Grazalema a lo lejos:


Entramos en Pruna:


Salimos de Pruna:


Y cambia el tipo de asfalto:


Comenzamos la zona más escénica del puerto:


Pruna, Olvera, Torre-Alháquime… La Sierra de Grazalema, La Sierra de Líbar… Impresionantes vistas:


Aquí comienza el último tramo duro:


Ampliamos la panorámica:


Y la abrimos hacia el Este aún más. Al fondo se vislumbran las cumbres de La Sierra de las Nieves:


Ya ha pasado lo más complicado. Tan sólo queda un pequeño repecho después de la ermita y un largo falso llano hasta la cima:


Antes de seguir, nos recreamos por última vez:


Junto al mirador, justo antes de la ermita:


Ya en la ladera norte del Terril:


Una sucesión de lomas van menguando hacia el Valle del Guadalquivir, a la izquierda destaca Espartero y a la derecha La Gomera:


El peñón de Algámitas ya se deja ver:


Otro vistazo hacia atrás:


Buen contraste entre lo abrupto del Peñón y lo romo del Terril:


Cercanos ya a coronar:





El Peñón de Algámitas desde la cima:


Aquí concluye la ascensión:


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -