SEVILLA CERRO BECERRERO
La Salada
5065
visitas
Altitud: 841 m Distancia: 8,69 km Desnivel: 505 m Pendiente Media: 5,8 % Coeficiente: 121
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Miguel Baeza y Martín Cerván

 

Localización: Situamos el inicio de esta vertiente en la aldea de La Salada (SE-755) en el cruce con la carretera de Lora de Estepa (SE-756).


Especificaciones: Carretera en buen estado y de unos 5,5 m. de ancho en principio, estrechándose luego desde el cruce hacia las antenas hasta los 3,5 m. Cuenta con señalización vertical y horizontal, excepto en los tres últimos km.
El tráfico es escaso durante toda la subida –tal vez algo mayor al llegar a Estepa- y desaparece por completo al final gracias a la cadena que impide el tránsito de coches.
Las sombras son completamente inexistentes durante toda la subida.

Fuentes: No hemos observado ninguna, aunque no debe haber problemas para abastecerse de agua en cualquier bar de Estepa.

Comentario: La más corta de las variantes de Cerro Becerrero y, por tanto, la de mayor pendiente media es la que os presentamos a continuación. En esta ocasión salvaremos poco más de 500 m. de desnivel en 8,7 km., unos números nada desdeñables para un puerto y menos si tenemos en cuenta que nos hallamos en la provincia de Sevilla.
Comenzamos en la aldea de La Salada, justo en el cruce con Lora de Estepa, frente a la ermita de San Isidro Labrador. Se trata de una subida bastante irregular y, si bien sus dos primeros km. van aumentando la dureza progresivamente, no hay que dejarse engañar por la pendiente media, ya que los descansillos existentes provocan que ésta sea casi negativa en algún km.
Pero nada más lejos de la realidad, y es que tendremos que hacer frente a una sucesión de duros repechos que alcanzan siempre -e incluso superan- el 10%, impidiéndonos mantener un ritmo continuo en la subida. Ello hace que este tramo sea muy apto para ciclistas explosivos, bien acostumbrados a los constantes cambios de intensidad en la marcha.
Hasta llegar al cruce, alcanzando hasta donde la misma vista pueda llegar, un auténtico mar de olivos nos habrá estado rodeando. Tan sólo se echa en falta el olivar en las zonas más abruptas de los riscos cercanos.
La ciudad de Estepa, que se ha ido mostrando al pie de su castillo cada vez que coronábamos uno de los repechos anteriores, nos recibe con un nuevo y corto descenso que nos sitúa ya, por fin, en el momento decisivo de la escalada. En los próximos dos km. la pendiente se situará siempre por encima del 7% e irá incluso in crescendo.
Rodeamos las murallas, que cobijan desde 1599 el Convento de Santa Clara, dejándolas siempre a nuestra derecha y pronto alcanzamos el cruce que hemos de tomar para alcanzar la Repetidora de Becerrero, durísimo tramo que ya hemos descrito en la vertiente que asciende desde Gilena.


Fotos:
Comenzamos junto a la ermita de San Isidro Labrador:


Al salir de las últimas casas de la aldea comienza la subida:


Un inmenso mar de olivos nos “baña” por doquier:


Después de un primer km. de contacto con el puerto, las rampas se sitúan en el 7% constante:


En algunos puntos alcanzan el 10%:


Antes de coronar el primer repecho, luego de un par de curvas enlazadas, podemos atisbar algunos pueblos y la subbética cordobesa:


Y al coronarlo gozamos de una excelente panorámica de Estepa:


No hay que dejarse engañar por el porcentaje medio de estos kilómetros, pues los repechos se hacen durísimos. Estepa, siempre en nuestro punto de mira:


Poco antes de llegar a un primer cruce, al inicio del cuarto km., la pendiente se sitúa al 8%:


El cruce antes mencionado. Los carteles indican “La Salada”, aldea en que comenzamos el ascenso:


Nosotros seguimos en dirección a Estepa, aunque no lleguemos a entrar de lleno en sus calles:


Llegamos al cruce de la carretera que conduce hasta Herrera y giramos a la izquierda para afrontar los últimos 4 km. de ascenso:


Subimos bordeando Estepa por el norte, al abrigo de sus murallas y con el Cerro Becerrero, excavado en parte por una cantera, a nuestra izquierda:




Después de algo más de un km. al 7% alcanzamos el cruce de la Repetidora de Becerrero:


Cambia el tipo de carretera:


Las primeras rampas alcanzan una punta del 20%:


Pronto el firme mejora. Aquí el descansillo antes de afrontar los últimos 1,5 km.:


Porcentajes constantes de doble dígito:




Después de un descanso casi imperceptible, nos situamos en la única herradura del ascenso:




Esta zona, como se puede ver, está completamente desprotegida y el viento suele hacer mucho daño:


Afrontamos la recta final:


Antenas a la vista:


Y coronamos:


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -