A CORUÑA SAN LOIS
Taramancos
6615
visitas
Altitud: 363 m Distancia: 3,8 km Desnivel: 304 m Pendiente Media: 8 % Coeficiente: 76
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Marcelino Alvarez

 

Localización: La ascensión comienza en la aldea de Taramancos, en el concello de Noia. Está señalizado como merendero de San Lois y se coge a la izquierda de la AC-550 según se va de Noia a Ribeira.

Especificaciones: La ascensión es muy agradable, ya que la carretera cuenta con un piso en perfectas condiciones y, a pesar de ser bastante estrecho, no debemos preocuparnos en exceso ya que el tráfico es prácticamente inexistente, salvo el día de la Romería de San Lois. Ese día mejor no encarar la ascensión porque sería imposible.>

Fuentes: Dos seguidas y casi en la cima, en un área recreativa, pero conviene no contar con ellas por si acaso, ya que el gamberrismo (kale miñoca aquí llamado) suele afectar a dicha área recreativa.

Comentario: Noia fue fundada por una nieta de Jafet, hijo de Noé, ya que según reza la leyenda fue éste el lugar donde arribó con su arca tras el diluvio universal, y es por esto que el escudo noiés refleja el Arca, con Noé asomado a una ventana y a una paloma llegando con un ramo de olivo. El creerse las leyendas es cosa de cada uno, pero si que es cierto que estas tierras están pobladas desde muy antiguo como así lo atestiguan los castros, dólmenes y grabados rupestres que rodean este bello paraje.
Ascensión no muy dura, no es larga, pero sí espectacular, ya que tiene en sus menos de 4 km hasta 12 curvas de herradura, estando la mayor parte de ellas concentradas (9 en un solo kilómetro). Esta subida, coronada por repetidores, un vértice geodésico y un impresionante mirador sobre la Ría de Muros y Noia, tiene el defecto de casi todas las ascensiones de la comarca, que es que la carretera acaba en el alto y nos obliga a bajar por el mismo sitio que ascendimos aunque, en este caso, a la altura de la zona recreativa, a la izquierda según subimos, hay otra pequeña carretera que nos llevaría hasta Noia, pero no es aconsejable, y lo mejor es volver por donde venimos.
Como ya he comentado, la ascensión, si no venimos muy cascados, es bastante fácil de hacer y además las sombras nos acompañarán hasta el alto, por lo que en los días de estío, si el astro rey pega, el arbolado de la zona nos protegerá. La pega es el otoño, ya que suele haber picaños (hojas de los pinos) y hojas de eucalipto por el suelo que, añadidas a lo sombrío del lugar, si la carretera está húmeda puede hacer peligroso el descenso, y que el agarre de nuestras cubiertas en el ascenso no sea todo lo óptimo que se pudiera desear. En líneas generales, una ascensión corta, con alguna breve rampa de entidad (18% la más dura), pero sin duda es una bella subida en la que podremos deleitarnos con buenas vistas sobre la Ría y la Sierra del Barbanza.

Fotos:




Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -