ÁLAVA OZEKA
Menagarai
5945
visitas
Altitud: 525 m Distancia: 8 km Desnivel: 334 m Pendiente Media: 4,18 % Coeficiente: 72
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: Carretera A-624 de Artziniega a Amurrio. Ultimas casas del pueblo de Llanteno, nada más cruzar el río junto al cruce de la carretera a Añes y Peña Angulo. Tomamos a la izquierda la carretera antigua que, paralela a la nueva nos lleva hasta Menagarai. Una vez en esta localidad, tomamos a la derecha (hay cartel indicador) hacia el barrio de Beotegi.

Especificaciones: Carretera estrecha pero con buen estado del firme en general, salvo alguna zona puntual a partir de Ozeka, pero que no causan ningún problema. Tráfico prácticamente nulo. Pocas sombras y en el tramo más duro del final, ninguna.

Fuentes: Solo una, a la derecha, justo al fondo del parking existente junto al Monasterio de Quejana.

Comentario: Ascensión casi desconocida, sobre todo en su tramo final. Y es que se encuentra en uno de los más recónditos rincones del Valle de Ayala, justo a la espalda del lugar donde reposan los Condes de Ayala en un precioso mausoleo.
La ascensión comienza donde hemos indicado por la carretera antigua, mucho más amena que la nueva, y que tras 2 km de una cierta dureza (hay algunas rampas del 10% y 12%) nos lleva hasta Menagarai. Desde allí, por la derecha, otra carreterilla nos lleva hasta el barrio de Beotegi para luego en un rápido descenso llegar junto al Hotel rural Los Arcos de Quejana. Y ya no hay pérdida. Solo tenemos que seguir hacia el Monasterio/fortaleza de Quejana (hoy en día Museo y convento), cuya espectacular mole se presenta frente a nosotros.
Cuando lleguemos a esta construcción, nada más pasar un puentecillo, nos parecerá que hemos retrocedido 600 años en la historia. Tanto que no nos sorprenderíamos demasiado si apareciese algún caballero con espada y coraza a lomos de un caballo lujosamente enjaezado. Y es que aquí merece la pena echar pie a tierra y contemplar despacio este lugar, al que en alguna otra ocasión deberíamos hacer una visita más detallada, sobre todo al Museo. Si está abierta, merece la pena echar un vistazo por la puerta de entrada a la iglesia, que da acceso a un pórtico y un patio interior verdaderamente preciosos.
De nuevo en la ruta, seguimos la carreterilla que pasa tras el convento y tras unos metros de suave descenso, iniciamos la subida hacia el barrio de Ozeka. Una vez rebasadas las primeras casas, nos encontramos con una dura (aunque corta) rampa al 13%, que lleva a una zona más suave serpenteando entre casas aisladas, pasadas las cuales da inicio el duro tramo final con medio kilómetro al 12%, para suavizarse hasta poco más del 8% en los últimos 500 metros.
Llegados allí, solo nos queda contemplar la Sierra Salvada en todo su esplendor, así como una amplia panorámica del Valle de Ayala. Es una pena que la carretera muera unos cientos de metros más adelante en el barrio de Luxo y no podamos descender por la ladera opuesta para acceder a la carretera de Añes y volver al punto de inicio, salvo que hayamos llegado con BTT. Y es que existe una carretera que poco antes de Luxo conduce a la citada anteriormente por el barrio de Erbi. Pero aunque en su día estuvo asfaltada, está tan deteriorada, que es un peligro descender con bici de carretera. Así que habrá que esperar a ver si se deciden a reasfaltarla, cosa poco probable porque lleva un montón de años en ese estado. Y es que sería una bonita ascensión por ese lado, ya que tiene tramos que superan el 20%.


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -