COLOMBIA ALTO DE LAS PALMAS
San Diego (Medellín)
28120
visitas
Altitud: 2527 m Distancia: 15,6 km Desnivel: 1046 m Pendiente Media: 6,72 % Coeficiente: 220
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Luis Gabriel Ospina

 

Localización: Esta vía se inicia en la parte centro oriental de la ciudad de Medellín, adyacente al Centro Comercial San Diego y tomada desde la Glorieta de San Diego. Es una de las tantas vías que llevan hacia el oriente antioqueño. Comunica con el municipio de El Retiro y el municipio de Rionegro, donde se encuentra el aeropuerto internacional José María Córdoba.

Especificaciones: Vía en excelentes condiciones, doble calzada en casi la totalidad de la vía (los tramos que todavía no, están en plena construcción para habilitar la doble calzada.) Excelente señalización con berma suficiente para montar en bicicleta.

Fuentes: Muchísimas a lo largo de toda la subida; es una vía muy comercial. Los únicos tramos largos sin lugares para tomar algo son de la Colegiatura al primer mirador, y del último mirador antes de EL Tesoro hasta el Zarzal.

Comentario: Comenzamos la ascensión en la Glorieta de San Diego hacia el oriente y tomamos inmediatamente la vía las Palmas. Desde los primeros 100 metros, ya vemos el cambio respecto a la pendiente de la ciudad y afrontamos un primer kilómetro con una pendiente del 6,3%. Luego los siguientes 2 kilómetros, en medio de todavía un ambiente totalmente urbano son suaves y comerciales. A partir del kilómetro 3, pasando por Hotel Intercontinental, afrontamos una fuerte escalada de 180 metros al 12,22% que nos lleva hacia el Country Club, llegando al km 4 después de estar 1000 metros al 8,1%. Los siguientes 3 kilómetros son relativamente suaves, pues tienen en promedio una pendiente media del 5%, la cual nos prepara para afrontar los siguientes 2 kilómetros, que desde la Colegiatura hasta el primer mirador tenemos que desafiar unas rampas durísimas las cuales nos llevan rápidamente a tener una vista privilegiada del Valle de Aburrá desde el centro sur de Medellín hacia Envigado, Itagüí y Sabaneta. Hemos ya terminado unos tortuosos 2 kilómetros del 9,6% (el kilómetro más duro) y 7,5% en medio de árboles y el sonido de los carriquíes, soledades y pavas de monte. El siguiente kilómetro es un relativo descanso, si se puede llamar descanso una pendiente media del 5,9%, nos permite observar al costado derecho la inmensidad del Valle de Aburrá; y podemos parar en alguno de los miradores de la ciudad a observar cuanto hemos subido ya. Es bueno descansar porque estamos a punto de enfrentar los siguientes 2 kilómetros al 7,6% y al 8,1%, los cuales incluyen la llegada de la vía El Tesoro, intercambio en el cual disfrutamos de una falsa bajada (realmente es plano) de unos 8 metros en la cual si no estamos preparados debemos poner una relación más suave, ya que nos preparamos para avanzar unos 40 metros a una pendiente del 12,5% que le quita el aliento a cualquiera o le puede dar la estocada final de una aventura por Las Palmas, más aún si tenemos que superar unos 10 metros al 19%. Luego de casi 1km pasamos por una caseta de la Policía en la que muchos deciden declinar porque está la oreja vial para poder devolvernos y disfrutar de la bajada, más si saben que faltan todavía 4 kilómetros en el que ninguno baja del 6,5% y tiene una pendiente media del 7,5%. El kilómetro 13 del 6,5%, es un tramo en el que ya los huesos empiezan a sentir el frío de la altura, pues nos encontramos a más de 2200 metros sobre el nivel del mar, y los taludes y los árboles de la vía no permiten mucho la entrada de los rayos solares. El kilómetro 14 al 7,7%, el cual tiene la tentación del humilde estadero El Zarzal, en el que cualquiera quisiera tirar la bicicleta y sentarse a comerse unas buenas fresas con crema; es sólo una dura preparación para afrontar el final del kilómetro 14 y el principio del fatídico kilómetro 15, que aunque no es el más duro, pues tiene una pendiente nada despreciable del 9,1% (km 8 tiene el 9,6%), si tiene el tramo de asados Doña Rosa que se podría catalogar de infernal, pues es una recta que no aparenta gran cosa y en realidad provoca hacer zig-zag para lograr llegar a la curva con vida. Si llegaste a la curva, acabas de coronar 150 metros al 18%. Habiendo sobrellevado lo anterior, tenemos un “descanso” en una larga recta que nos lleva a la estación de gasolina y sigue una pequeña curva a la derecha para así llegar hacia la famosa curva tipo herradura que es llamada La Barraca, esta curva trata de evitar que logremos nuestro objetivo final haciéndonos desafiar 150 metros al 17,33%; para así, al terminar la Barraca, confrontar los últimos 600 metros al 6,8% que nos llevan a la gloria, en esa última curva a la derecha que deja a más de uno sin aliento (otros 150 metros, pero al 14,67%), pero lo recupera rápidamente cuando capta que la cima a concluido y ya puede empezar a disfrutar en cualquiera de los estaderos de la comida típica Antioqueña o comienza la fría bajada nuevamente hacia Medellín.


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -