FRANCIA CIME DE LA BONETTE
Col de la Moutière
12017
visitas
Altitud: 2802 m Distancia: 25,4 km Desnivel: 1658 m Pendiente Media: 6,5 % Coeficiente: 392
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Omar Sánchez Gorriti

 

Localización: Desde St. Etinne de Tinée (Alpes marítimos) tomaremos la D64 que se dirige en dirección norte hacia el col de la Bonette. Poco después de 4 km, tras atravesar Pont Haut, giraremos a la izquierda tomando la D63 en dirección St. Dalmas le Selvage. Tras atravesar esta localidad, la carretera se hace más estrecha, hasta después de coronar el col de la Moutière. En el punto donde finaliza el asfalto giraremos a la derecha, por la D9, hasta el falso col de Restefond, donde volveremos a tomar la D64, esta vez, la que asciende por la vertiente de Barcelonette. Desde aquí hasta la cima únicamente dejaremos el cruce en el col de la Bonette para tomar a la derecha el bucle que asciende hasta la Cime de la Bonette.

Especificaciones: Desde St. Etinne de Tinée hasta Pont Haut, transitamos por la D64, en perfecto estado, con señalización horizontal y de unos 5 metros de anchura. Desde Pont Haut hasta St. Dalmas le Selvage, lo haremos por la D63, de similares características a la D64. A partir de St. Dalmas le Selvage, la carretera se estrecha hasta poco más de 3 metros, y aunque su asfalto está bien, es muy “botoso”. Tras el breve descenso después de coronar el col de la Moutière, termina el asfalto y comienzan 3,2 kms. de gravilla hasta el falso col de Restefond, donde volvemos a tomar la D64 con su asfalto excelente, ancho firme y señalización horizontal.

Fuentes: Al menos una en St. Etinne de Tinée y otra en St. Dalmas le Selvage. En caso de apuro podemos coger agua en alguna de las regatas de la parte alta, agua pura de los Alpes.

Comentario: Esta tercera vertiente, la más salvaje de las tres, comienza también en St. Etienne de Tinée. Durante los 4,2 primeros kilómetros transcurre por la D64, la carretera que atraviesa el col de la Bonette por su ruta normal. Esta primera parte de ascensión, por excelente carretera, transita encajonado en el fondo del angosto valle de Tinée. Con pequeños repechos y zonas llanas, y seguramente rodeados de un gran tráfico de turistas, y como no, de compañeros de fatiga de toda Europa, llegaremos al “Pont Haut” (puente alto en francés). Hasta aquí habremos subido poco más de 200 metros de desnivel de los casi 1.700 que teníamos. Tras cruzar “Pont Haut”, giraremos a la izquierda para abandonar la D64 y tomaremos la D63 que nos conduce hacia St. Dalmas le Selvage. Aunque la carretera sigue siendo igual de buena, agradeceremos que el tráfico es notablemente inferior. También habremos dejado a nuestros “compañeros” ante las tendidas pero larguísimas rampas de la ascensión normal a la Bonette. Tras unos 3 kms. llegaremos a la pequeña y pintoresca localidad de St. Dalmas le Selvage, de alrededor de 100 habitantes. La cruzaremos por su parte baja y, tras un breve descenso, cruzaremos un arroyo y tomaremos la estrecha carretera que nos lleve hacia el col de la Moutière. A partir de aquí, y hasta el col de la Moutière, nos esperan 11,2 kms. al 8,5% de pendiente media, todo un esfuerzo. Los primeros 2,5 kms. después de St. Dalmas, discurren por la ladera Este de la cresta de Pra Gazé. Tras un continuo trazar de herraduras ganaremos pronto altura e iremos tomando la cara norte de la misma montaña para, poco a poco, ir adentrándonos en el valle del torrente de Sestrière (que nada tiene que ver con la famosa estación de esquí italiana). Este torrente baja por pendientes superiores al 8% por las que discurre nuestra ascensión, por lo que poco a poco la carretera va acercándose al fondo del valle. La ruta traza dos nuevas herraduras para ganarle altura al torrente y seguir casi rectilínea hasta cerca del refugio de Sestrière. A partir de esta pequeña llanura donde pasean los montañeros y turistas que prefieren la tranquilidad de la Moutière al col de la Bonette, comenzará la zona más dura de toda la ascensión. Continuas rampas por encima del 10% darán paso a zonas más suaves, aún bajo la sombra de la “silva” que da apellido a St. Dalmas. Poco antes del km. 15 y a poco más de 2.100 m. deberemos tomar aliento en un llano de 200 m. para afrontar los últimos 3,6 kms, ahora al 9,6% de media. Dejamos atrás el espeso bosque para salir a las praderas de alta montaña. Desde aquí podemos ver como la carretera va a ir saliendo del fondo del valle para ascender por la ladera de nuestra izquierda. A nuestra derecha (N) podremos ver la Cime de la Bonette, y es que vamos a transitar a escasos 1.000 m. en línea recta. Tras ver este espectacular paisaje que antes nos tapaba el bosque, optaremos por subir piñones para ir afrontando las continuas rampas de dos dígitos ya muy por encima de los 2.000 m. Tras un final serpenteante y en fuerte pendiente (12%) coronamos el col de la Moutière. Durante todo el final de la subida nos vigilaban los abandonados restos militares que lo coronan. Aunque su construcción y origen fue militar, tuvo la suerte de no ser amortizado (la maquinaria bélica y los seguros son de las pocas cosas que es mejor no amortizarlas). Aunque hemos ascendido un auténtico “hors catégorie”, aún nos quedan casi 7 kms. para alcanzar nuestra meta. Para ello descenderemos 0,6 km. hasta llegar al cruce con la D9 donde… ¡se termina el asfalto! Esta ¿carretera sin asfaltar? (carretera porque se trata de la D9) sube desde Bayasse (situado en el descenso del col de la Cayolle hacia Barcelonette) hasta el falso col de Restefond. La D9 para descenderla con la “flaca” no la aconsejo, pero para ascender no está mal. Y es que aunque esté sin asfaltar, el firme es de una gravilla bastante fina, sobre todo en las rodaduras. Además, los badenes para el agua están cementados. Como si de un duathlon se tratara, dejamos atrás el asfalto y nos adentramos en la “gravilla” por la que ascenderemos sin “excesiva dificultad” por una rampa bastante mantenida en torno al 9%. La excesiva dificultad nos llegará cuando algún turista medio perdido por estos parajes de ensueño no quiera cedernos el paso y tengamos que salir de “nuestra” rodadura. Comprobaremos que la “flaca” y sus estrechas ruedas no están diseñadas para la “grava” poco fina. Este problema será mínimo ya que la expectación que crea nuestro rodar por esta ruta hará parar el tráfico como si del Tour de los años 30 se tratara. Tras un zig-zag por encima de 2.500 m. encararemos la ruta en dirección norte, donde afrontaremos una rampa al 11% desde la que, mirando hacia arriba, veremos la ruta normal que asciende desde Jausiers. Tras superar este duro tramo, afrontaremos el último km. por esta “carretera”, pero ya, por una cada vez más modesta pendiente hasta enlazar con la D64 casi a la altura del falso col de Restefond. Quien nos vea aparecer por esta ruta, la mirará y remirará pensando de donde venimos y eso que hay un panel que reza: St. Dalmas le Selvage par le col de la Moutière, piste non revêtue sur 3 km. Llegados hasta este punto bien merece la pena un último esfuerzo para subir los últimos 150 m. de desnivel hasta la Cime de la Bonette, sobre todo teniendo en cuenta que tenemos 2 km. muy llevaderos, en torno al 3%. En estas modestas pendientes, y si nuestra fatiga lo permite, podremos observar a nuestra izquierda la antigua pista, ahora cerrada, que accede al col de Restefond y que tantas veces se confunde con el col de la Bonette. Poco más adelante observaremos los antiguos restos militares. A punto de coronar el col de la Bonette la carretera es prácticamente llana pero… tras dejar atrás el cruce a 2.715 m. comienza un km. de auténtico calvario. Delante nuestra es posible que veamos a otros “compañeros” retorciéndose de esfuerzo en estas duras rampas por encima del 10%. Giramos en una curva hacia la izquierda, la misma en la que John-Lee Augustyn no giró en el Tour de 2008 y encaramos la última rampa hacia la mismísima CIME DE LA BONETTE tras poco más de 1 h. de ascensión total (lo de 1 h. me imagino que no os lo habréis tragado…). Ahora solo queda abrigarse y a descender. Gente de toda Europa viene de peregrinaje al valle de Ubaye para ascender la gran cantidad de puertos de la zona: la ruta de los 3 puertos (Allos, Champs y Cayolle de unos 120 km), col de Larche en la frontera con Italia, col de Vars hacia el norte, la aún no asfaltada ruta al col de Parpaillon, y como no, la Bonette. Muchos son los ciclistas que ascienden este último por Jausiers a la mañana y por St. Etiènne de Tinée por la tarde. Pues bien, con esta tercera vertiente, se puede hacer un recorrido de 97 kms: ascenso por Jausiers y descenso a St. Etiènne de Tinée por la vía normal para proseguir con el ascenso por el col de la Moutière y descenso a Jausiers por la ruta normal, evitando tener que hacer un recorrido de ida y vuelta todo por el mismo sitio.


Fotos:
Pont Haut. Cruce de la D64 (ruta normal) con la D63 que va hacia St. Dalmas le Selvage.


Llegando a St. Dalmas le Selvage.


Poco después de St. Dalmas le Selvage.


Zona alta de la Moutière.


Zona alta de la Moutière.


km 16, rampa al 15%.


Cima del col de la Moutière.


Pa


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -