LEÓN VALDORRIA
Nocedo de Curueño
13793
visitas
Altitud: 1365 m Distancia: 2,48 km Desnivel: 302 m Pendiente Media: 12,18 % Coeficiente: 126
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: Desde la localidad de La Vecilla, situada a unos 30 km al N de León, seguimos por la LE-321, siguiendo el valle del río Curueño, hasta llegar en el km 6 a Nocedo de Curueño. Allí, frente a la calle de entrada a dicho pueblecito, nace a la izquierda la carretera de montaña que conduce al escondido núcleo de Valdorria.

Mapa

Especificaciones: Carretera estrecha con señalización horizontal. El firme, perfecto, reasfaltado en julio de 2013. Dada la climatología, es posible que se vaya deteriorando. Pero siempre ha estado en condiciones aceptables. No existe ninguna sombra, así que mejor no intentarlo en verano en las horas de más calor. El tráfico es inexistente al tratarse de una carretera sin salida, solo utilizada por quien quiera llegar a Valdorria.

Fuentes: Podemos aprovisionarnos en el inicio, entrando en Nocedo y cruzando al otro lado del río. No las hay durante la ascensión, pero al llegar al alto, y dado que merece la pena descender unos metros para visitar Valdorria, nos encontraremos con una fresquísima tras dejar atrás la curva de la iglesia.

Comentario: En la zona norte de León, no existen ascensiones con grandes desniveles, ya que la cota de partida siempre está alrededor o incluso por encima de los 1000 metros. Sin embargo, entre los valles de los ríos Curueño, Torío y Bernesga hay una serie de puertecillos que, dada la belleza del entorno, no deberíamos dejar de visitar si se nos presenta la ocasión. Además, dada la proximidad entre ellos, podemos acometer varios en una misma salida.
. El valle del Curueño es bien conocido por los pescadores y no especialmente por la pesca, que la hay, sino por la existencia de una raza especial de gallos, que solo se crían en estos lares, de los cuales se obtienen las plumas para la elaboración de anzuelos para la pesca de trucha con mosca artificial. Se ha tratado de criar estos gallos en otros lugares, pero curiosamente la pluma no alcanza la misma calidad. Sirva esto como preámbulo para presentar esta ascensión, que como podéis ver supera con creces los cien puntos de coeficiente en menos de 2,5 km. Se trata de una subida francamente dura y espectacular, que no tiene el mínimo descanso (en apenas tres puntos bajaremos del 10%) y que supera la media del 12% de pendiente. Un buen consejo es afrontar con mucha tranquilidad los primeros 500 m que tienen un 15% de pendiente media. Si aquí vamos al límite, vamos a seguir ahogados hasta coronar. Hasta llegar a la cima describiremos ocho curvas en herradura que al menos parece que disimulan un poco la dureza, lo cual por supuesto es puramente subjetivo. Digamos de paso que será casi obligado tomar estas curvas por el lado abierto, ya que al tratarse de una carretera estrecha la pendiente por su interior es de asustar en algún caso.
. Llegados al alto, bien merece la pena descender unos metros para llegar hasta Valdorria y refrescarnos. Incluso hay un bar bastante majo. Y es una pena que nuestras zapatillas no nos permitan llegar andando al espectacular enclave de la ermita de San Froilán situada en lo alto de una peña, a la que se llega por unas escaleras talladas en la roca, desde donde hay unas vistas impresionantes. Julio Llamazares lo describe muy certeramente en su libro "El río del Olvido", cuando el viajero da vista al pueblo: "Valdorria no es un pueblo, es una aparición..." NOTA: las fotos que presentamos están tomadas tres meses antes del reasfaltado que hemos citado.


Fotos:
En este cruce da comienzo nuestra ascensión



Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -