ITALIA ESTOUL
Verres
3930
visitas
Altitud: 1887 m Distancia: 21,7 km Desnivel: 1489 m Pendiente Media: 6,86 % Coeficiente: 339
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
V. González

 

Localización: Partimos de Verres, en la SS26, tomando la SR45, del Valle d'Ayas, dirección Brusson y St. Jacques.

Especificaciones: Carretera ancha hasta Brusson, más estrecha de Brusson a Estoul, en buen estado salvo obras a la salida de Brusson hacia Estoul (octubre 2010), que obligan a un desvío por el interior del pueblo. Sombras abundantes. Tráfico no muy intenso en la SR45, aún menor en la carretera de Estoul, salvo en época invernal por el acceso a la pequeña estación de esquí.

Fuentes: Se pasa por diversos pueblos y aldeas con fuentes y bares.

Comentario:



Mapa de situación


El Valle de Ayas, que baja desde las cumbres del Monte Rosa hasta el valle de la Dora Baltea, aún conserva parte del encanto que el turismo de masa y las macroestaciones de esquí han arrebatado a sus vecinos de Gressoney y Valtournenche (Cervinia). Aquí casi no hay remontes mecánicos, y una diminuta estación de esquí familiar en Estoul no cambia mucho las cosas. Aquí aún quedan pueblos tranquilos a los que acceder por una carretera amigable para el ciclista, sin demasiado tráfico (no sólo hay menos tráfico de esquiadores en invierno, sino de alpinistas en verano; la conquista de los cuatromiles desde aquí exige largas caminatas que los teleféricos abrevian muchísimo desde los dos valles vecinos), siempre disfrutando de un paisaje bucólico, que recuerda más a la montaña cantábrica que a los Altos Alpes. Partiendo de Verres, seguimos las indicaciones hacia la Val d'Ayas y su cabecera, St. Jacques. La carretera se empina y en una pronunciada curva a izquierdas se inicia la SR 45. Al igual que en el vecino valle de Gressoney el inicio del puerto es considerablemente duro, pero aquí dura más: 4 km iniciales por encima del 8% y abundantes curvas. Enseguida dejamos bajo nosotros el fuerte de Verres que nos dominaba al inicio de la ascensión. Abajo a la derecha corre el río, hacia donde se dirige una carreterilla que encontramos cerca del final de este tramo. Después la pendiente se suaviza durante 4 km, co una media algo por encima del 6%. Vamos pasando por pequeños núcleos habitados y una ulterior suavización de la pendiente nos anuncia que entramos en Challand Saint Anselme, km 10 de nuestra subida. A la izquierda dejamos la carretera que nos lleva a St. Vincent a través de la interesante subida al Colle Tzecore. Continuamos por la carretera principal, con pendiente muy modesta hasta las inmediaciones de Brusson, donde vuelve a superar el 7%. Este es un núcleo importante donde podempos aprovisionarnos de cuanto necesitemos. Dejamos a la izquierda un nuevo desvío, que nos llevaría también hasta San Vincent, pero esta vez por el Col de Joux. Como se ve, hay excelentes posibilidades de encadenados con puertos de gran interés cicloturista. Atravesamos el pueblo y justo a la salida encontramos un desvío a la derecha, perfectamente señalizado, hacia Estoul, que deberemos seguir. Rectos continuaríamos por la SR45 hasta el final del valle en St. Jacques, una subida muy amable y con un final precioso. Más dura es en cambio la ascensión que hemos elegido: casi 7 km al 8,7% de media con un km entero a más del 10%. Al cabo de 400-500 m encontramos a nuestra derecha una calle que llega por el interior del pueblo; constituye una variante de subida con puntas muy altas, pero con unos números globales análogos. A partir de aquí deberemos trazar numerosas curvas y ver cómo rápidamente los alerces y los prados de montaña van ganando terreno. Continuamos siempre dirección Estoul, con cuidado de no tomar un desvío a derechas en el interior de una pequeña aldea. Repetidas indicaciones de "parking" nos anuncian que nos aproximamos al final. Hacemos caso omiso del primero y continuamos hasta el último y más grande, que aparece a la izquierda de la carretera. Aquí termina la altimetría. La carretera asfaltada aún continúa un poco más de frente, hasta una barrera que impide el paso de vehículos y en la que se convierte en buena pista. Con la MTB podríamos continuar hasta el colle Ranzola, a casi 2200 m, y cuya horcada se avista clara desde el aparcamiento. En resumen, un puerto de categoría Especial sin lugar a dudas, muy interesante para el cicloturista, y además combinable con otros de no menor interés. Y pensando en profesionales, un final de etapa aquí sería perfectamente factible, tanto por espacio en la cima como por las condiciones de la carretera.


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -