ÁLAVA TXIBIARTE
Amurrio
5570
visitas
Altitud: 680 m Distancia: 7,4 km Desnivel: 457 m Pendiente Media: 6,18 % Coeficiente: 133
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: Al igual que en la ascensión a Inoso, partiremos desde la rotonda existente bajo la variante de Amurrio, donde se toma la carretera A-624 en dirección a Vitoria por Altube.


Mapa de situación.

Especificaciones: De las que conocemos, es la ascensión con más variedad de firmes. Hasta Bideko, carretera amplia, con señalización horizontal, arcenes y asfalto perfecto. Tras el restaurante, 300 metros de carretera más estrecha. Luego, hasta el paso canadiense, la carretera se estrecha aún más y desaparece la señalización, aunque está perfectamente asfaltada. Tras dicho paso, hormigón en perfecto estado hasta el km 6,4 donde, en la zona de máxima pendiente, el hormigón pasa a ser no ya rayado, sino “arañado”, aunque solo durante 150 metros. En el km 6,8 llegamos a un falso llano de 300 metros en el que el firme es de tierra apisonada. Y de ahí al final, volvemos al suelo de hormigón. Y si queremos subir hasta las antenas, pista de piedras, pero transitable por la hierba de los laterales. Como veis, hay de todo. Solo hay sombras a partir del km 6, aunque son casi continuas hasta el final. Cierto tráfico hasta Bideko, pero a partir de ahí será casualidad encontrarnos con un vehículo.

Fuentes: No existen, de modo que nos tendremos que aprovisionar en Amurrio.

Comentario: No sabríamos elegir un único calificativo para esta desconcertante, bella, dura y desconocidísima ascensión. Quizá el que mejor la pueda definir es el de “atípica”. Si quien lee estas líneas es amante de las buenas carreteras, con rampas sostenidas sin grandes porcentajes y zonas “civilizadas”, es mejor que lo deje en el km 5 al llegar a Gurbista y se quedará en una subidilla de 25 puntos de coeficiente, sin mayor aliciente. Pero quien siga adelante disfrutará de naturaleza en estado puro, de unos parajes muy atractivos y de una tranquilidad absolutamente relajante. A nosotros nos encantó.
Esta subida nos llevará junto al pico de Txibiarte, donde quedan algunos restos de trincheras de la guerra civil y tiene instaladas unas antenas (triste peaje a la civilización del “bienestar”), que están de sobra en ese entorno. Allí nos encontramos con el camino que asciende a ellas desde el pueblo de Uzkiano situado a un km y perteneciente al extenso municipio de Urkabustaiz, cuyo centro es Izarra. Esta cima está a escasos dos km de la del puerto de La Barrerilla, que desde Orduña conduce hacia Vitoria. Lo que no sabemos es si se puede descender hacia dicha vertiente con bici de carretera, ya que el citado camino hacia Uzkiano, es de tierra y piedras, no presentando demasiado buen aspecto en el tramo que se ve, aunque tampoco tan malo como para no intentarlo si hay ganas. Al fin y al cabo, solo es un km.
Describiendo un poco la ascensión, hasta Bideko comparte recorrido con la de Inoso, por lo que obviamos la descripción de este tramo. Allí giraremos a la derecha pasando por detrás del restaurante y tendremos que extremar la atención para no perdernos, ya que hay una serie de cruces que complican la orientación y no tienen ninguna señalización. De hecho, nosotros tuvimos que preguntar a un lugareño, que por suerte nos dio unas indicaciones precisas y perfectas. Apenas 200 metros después del restaurante, dejamos un primer cruce a la izquierda y 100 más adelante abandonamos la carretera que llevamos, que gira ligeramente a la derecha, para seguir de frente por una carretera más estrecha y sin señalización. Aquí encontramos una primera rampa al 12% que nos mete en un ligero descenso (antes hemos dejado un cruce a la derecha), para encarar otra más dura, aunque corta, que con el 16% nos mete en el barrio de Gurbista. A partir de ahí, estaremos por encima de los dos dígitos hasta dar vista a las antenas. Entramos en el tramo recientemente reparado con un comienzo llano, pero la pendiente va aumentando paulatinamente hasta superar el 16% poco antes del paso canadiense. Llegamos así al paso canadiense donde entramos en el hormigón y nos enfrentamos a un km con una pendiente media por encima del 14%, en medio del cual tenemos 300 metros al 18% de media. Así que mejor cogerlo con calma, que merece la pena disfrutar del paisaje. Hasta el citado paso habremos ido circulando entre prados y algún tramo de bosque, pero a partir de ahí entramos de lleno en zona boscosa sin ninguna manipulación humana. Aparte del camino, la única huella “civilizada” es la vía férrea del tren Madrid-Bilbao en su tortuoso descenso hacia Orduña, vía que queda 30 metros por debajo de nosotros en un espectacular cortado entre dos túneles. Una buena disculpa para detenernos y echar un vistazo, porque lo que se nos viene encima es tremendo. Tan solo 200 metros más adelante, la pendiente se endurece hasta llegar en algún punto al 25%, y a alguien se le ocurrió (se supone para que no patinasen los vehículos), colocar un firme de hormigón tan irregular y caótico, que es un suplicio superarlo en bicicleta. Menos mal que solo son 150 antes de llegar de nuevo a buen firme tras trazar una herradura. Disfrutaremos a partir de aquí de un precioso hayedo que nos acompañará casi hasta el final. En un tramo del mismo, tenemos la zona llana de tierra compactada, por la que es un placer circular. Tras ella, un par de fuertes rampas por encima del 20% por hormigón y llegamos al final. Las vistas, espléndidas: dominamos toda la Sierra Salvada, desde el Pico del Ahorcado hasta el Txarlazo con la Virgen de Orduña e incluso la Sierra de Gibijo más allá de Izarra. De frente alcanzamos a ver el Gorbea y a la izquierda Amurrio y una gran extensión de Valle de Ayala. Recomendamos subir hasta las antenas (como hemos dicho se puede hacer sobre la bici), donde las vistas son inconmensurables. De las más bonitas del País Vasco.

Fotos:

Inicio de la ascensión en la rotonda bajo la variante de Amurrio.


En el alto de Bideko (final del km 4), giramos a la derecha hacia el restaurante para rodearlo por su parte trasera.


Hay que prestar atención a los cruces, sobre todo en éste 300 m después del restaurante.


Una pequeña bajadilla...


...que da paso a esta fuerte rampa a la entrada de Gurbista.


Después del barrio, la pendiente se mantiene sobre el 10% y encontramos alguna sombra.


Enseguida estamos en el tramo reparado y damos vista a las antenas.


La pendiente va aumentando, hasta superar el 16% al fondo de la imagen.


Al llegar al paso canadiense, comienza el hormigón en buen estado.


Como se puede comprobar.


El paso sobre las vías del tren.


Seguimos con fuerte pendiente y buen firme...


...hasta llegar a esta tremenda rampa por encima del 20% y con el hormigón como se ve.


Son 150 metros y enseguida vuelve el firme bueno.


Una vista atrás de lo que vamos superando.


Al fondo, entre los árboles, vemos el final, justo cuando comienza el tramo de tierra...


...que como se puede ver, está perfecto...


...atravesando este bonito hayedo.


De nuevo se endurece la pendiente y vuelve el hormigón.


Otra fuerte rampa que supera el 20%.


El último esfuerzo.


Final. La bici la hemos puesto para demostrar que se puede subir con una de carretera.


La espectacular vista de la sierra Salvada.


El Gorbea asoma por encima de la campa que tenemos enfrente.


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -