ÁLAVA OZEKA
Llanteno-Erbi
5332
visitas
Altitud: 517 m Distancia: 6,8 km Desnivel: 335 m Pendiente Media: 4,93 % Coeficiente: 93
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: El inicio es el cruce, en las últimas casas de Llanteno, de la A-624 (carretera Artziniega-Amurrio), con la A-3630 que va hacia Peña Angulo por Añes. Tomamos esta última carretera. Curiosamente el inicio es el mismo que el que elegimos para su otra vertiente.

Especificaciones: Los cuatro primeros kilómetros hasta Erbi, son de carretera no muy ancha, con señalización horizontal central y asfalto en perfecto estado. Los dos km desde la entrada a Erbi hasta el cementerio de Luxo, son de carretera estrecha, sin señalización y con el asfalto en un estado desastroso. Posiblemente sea la carrera asfaltada más abandonada de Alava. Ascendiendo con precaución, es superable con bici de carretera, pero recomendamos descender por la otra vertiente, que al fin y al cabo nos lleva hasta el punto de inicio. El medio km final es de carretera más ancha y el asfalto, aunque no perfecto, aceptable. Hay bastantes sombras entre Retes y un poco después de pasar Erbi, pero prácticamente dejan de existir en la parte más dura. El tráfico, muy escaso hasta Erbi, desaparece a partir de este punto. NOTA: Asfaltada en verano de 2020 con un firme perfecto, por lo que las fotos no se corresponden al actual estado.

Fuentes: Mejor ir surtidos de agua, porque solo hay fuente en Retes de Llanteno, un poco fuera de la ruta, en el interior del pueblo.

Comentario: Esta ascensión, bastante más dura que la de la otra vertiente, transcurre en su totalidad por el municipio de Ayala/Aiara, uno de los más extensos de Alava, formado por nada menos que 24 barrios y pueblos, corazón de la históricas tierras de Ayala. Toda la zona por la que transcurre está íntegramente dedicada a la ganadería, como podremos observar a lo largo del trayecto. Zona poblada desde al menos 5.000 años, de lo que dan fe varios dólmenes descubiertos en ella.
En los primeros cuatro km compartimos trayecto con la ascensión a Peña Angulo por Añes. Hasta pasar Retes de Llanteno prácticamente no tenemos pendiente y aún seguiremos medio km más, pegados al río, antes de encontrar el primer repecho. Se trata de algo más de medio km a través de un robledal, con algún punto en el que rozamos el 10%. Viene luego un descenso para volver junto al río y, tras un corto llaneo, volver a una rampa algo más dura que la anterior, al final de la cual nos desviamos a la izquierda por una rampa que, con nada menos que un 22%, nos deja en un barrio de Erbi, junto a su maltrecha iglesia. Seguimos por la derecha y tras un leve descenso, entramos en una zona suave a través de un bosque hasta llegar a una cerrada curva donde comienzan las hostilidades. Tendremos como un km al 13% con alguna zona que supera el 20%, si bien hay algún corto descansillo. Lo que no hay es sombra alguna ya que circulamos a través de praderas y este km se nos puede hacer muy duro en días de calor. Como contrapartida tiene la ventaja de ofrecernos unas espléndidas vistas en todas direcciones. Superada esta rampa, un leve descenso nos permite ver a lo lejos el pequeño cementerio de Luxo, donde enlazamos con la carretera a dicho barrio por la otra vertiente. Llegamos allí por una rampa al 11% y solo nos queda algo menos de medio km hasta el final, que parece que no tiene mucha pendiente, pero engaña. La media es del 12%. Desde la cima, si el día está claro, la vista hacia atrás alcanza hasta los colosos cántabros de Lunada y La Sía a 50 km de distancia. Y de frente toda la espectacularidad de la Sierra Salvada y el valle de Ayala. Y lo que hemos comentado: descender por la otra vertiente y así, quien no lo conozca puede visitar en conjunto histórico monumental de Quejana/Kexaa, cuna de los Señores de Ayala, por el centro del cual pasa la carretera.

Fotos:

Mapa de situación


Punto de partida en el cruce a Añes, antes del inicio de la subida a Menagarai.


Retes de Llanteno. Cruzamos al otro lado del río.


Aún seguimos por una zona suave junto al mismo.


El primer repecho.


La rampa antes de Erbi.


Abandonamos la carretera pricipal y seguimos por la durísima rampa que se ve al fondo.


El tramo suave tras pasar la iglesi de Erbi. El asfalto aún está aceptable.


La pendiente se endurece y el asfalto empeora.


Pero aún puede estar peor.


Aunque el panorama merece la pena.


Un descansillo antes de empalmar con la otra carretera, al fondo.


A la izquierda queda el barrio de Luxo.


Junto a su minúsculo cementerio llegamos a la carretera que sube de Ozeka.


Tras un repecho, llegamos al alto.


Las vistas hacia atrás...


...y hacia el frente.


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -