BIZKAIA BUSTERRIGANE
Kortezubi-Arteaga
3673
visitas
Altitud: 443 m Distancia: 6,3 km Desnivel: 438 m Pendiente Media: 6,95 % Coeficiente: 108
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: En la BI-2238, nada más pasar Kortezubi, cruzamos una punta de las marismas de Urdaibai en una larga recta. La ascensión comienza unos metros más adelante, poco antes de la primera casa de Gautegiz-Arteaga.

Especificaciones: Carretera amplia, con señalización horizontal y asfalto perfecto hasta Ereño. A partir de ahí, pista de cemento con muy buen firme. Algo de tráfico los fines de semana, que incluso continúa después de Arteaga aunque tomamos la BI-3233, dejando la BI-2238. Y es que esta carretera, que lleva a Lekeitio, da un rodeo inexplicable, para llegar al mismo sitio recorriendo un km y pico de más. De modo que quien quiera menos pendiente, la puede seguir. Además es más tranquila, ya que por ella solo van vehículos de quienes no conocen esta particularidad. En Ereño, desaparece el tráfico. Sombras abundantes, excepto en la zona más dura del final.

Fuentes: Una en Gautegiz-Arteaga, al llegar al ayuntamiento (km 0,65). Está un tanto escondida a la derecha en una plaza tras el parking. Hay una segunda, mucho más visible, en Ereño junto a la iglesia.

Comentario: Los municipios de Kortezubi y Gautegiz-Arteaga se encuentran asentados en un enclave privilegiado a la vera de la maravilla que es la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Para muchos viajeros son solo un lugar de paso hacia las estupendas playas de Laida y Laga, aunque esconden un importante patrimonio cultural y paisajistico. Habitado desde tiempos inmemoriales, una de sus joyas son las pinturas rupestres de las cuevas de Santimamiñe, enclavadas en el primero de los municipios. En sus aledaños se encuentra el curioso enclave del bosque encantado de Oma, obra del pintor y escultor Agustín Ibarrola. En Arteaga destacan su iglesia, construida en el S.XII y totalmente reconstruida a principios del XVII, y una preciosa torre-castillo, cuyo origen se remonta al S.XIII. Destruida o dañada en varias contiendas, fue objeto de diversas reconstrucciones, teniendo lugar la última en el S.XIX, llevada a cabo por la emperatriz Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III y emparentada con la familia de los Arteaga.
Referente a la ascensión, le hemos asignado el nombre de Busterrigane, ya que es el monte al que se dirige la pista final, aunque no llegaremos a él por no estar hormigonada en su totalidad. Comenzamos calentando un poco las piernas atravesando el núcleo de Arteaga por una larga recta de más de un km, con poca pendiente. Al final de la misma, nos encontramos con un cruce en tridente. Nosotros seguimos de frente, por el ramal de la derecha. Por el centro, se va al mismo sitio (nos parece un carretera absurda), y por la izquierda a las playas de Laida y Laga. Nada más pasado el cruce, nos encontramos con una corta rampa al 12% y, tras superar dos herraduras, entramos en casi dos km un poco exigentes, a través de bosque de pinos y eucaliptos, con una pendiente muy sostenida al 8% de media. Al final del km tres nos encontramos con una rotonda donde reencontramos la BI-2238 que tomamos a la derecha. Sigue otro km de menor pendiente, donde podremos contemplar a la derecha la espectacular trinchera de una cantera abandonada, hasta llegar a las casas de un barrio de Ereño. Ahí dejamos la carretera que sigue hacia Lekeitio, para dirigirnos a la derecha hacia la localidad de Ereño, presidida por la mole de su ciclópea iglesia, construida con materiales de las canteras circundantes. Y es que Ereño es conocido desde antiguo por sus canteras de mármol, alguna de las cuales sigue en explotación. Poco después de pasar la iglesia, cuando comienza el descenso, tomamos a la izquierda una pista de cemento. Tras una corta rampa, la ruta sigue por un pinar, rozando los dos dígitos de pendiente. Tras trazar dos herraduras con un paso canadiense entre ambas, nos damos de bruces con el tramo más duro: casi medio km al 16% con algún punto en el que rozamos el 20%. Parece aún más duro porque es un tramo casi recto y cuando parece que acaba, resulta que tan solo se trata de un leve cambio de pendiente que nos impedía ver su continuación. Un descansillo y una corta rampa nos lleva hasta el final del cemento. Si llevamos BTT no hay problema para continuar porque la pista está perfecta, pero parece un poco aventurado hacerlo con la flaca.

Fotos:

Mapa de situación


Inicio antes de la primera casa de Arteaga.


Al final del pueblo seguimos por la derecha.


La torre de Arteaga está un poco retirada a la izquierda y cuando mejor se ve es al descender.


Dos herraduras encadenadas.


Entramos en zona boscosa con pendientes entre el 7 y 10%.


En esta rotonda, seguimos por la derecha.


Al llegar a las primeras casas, giramos a la derecha hacia Ereño (señalizado).


Ascendemos hacia el barrio de su iglesia.


Al poco de pasar la misma, cuando comienza el descenso, giramos a la izquierda por esta pista de cemento.


Vista hacia atrás, superada la primera rampa sobre cemento.


Tras pasar por un pinar, llegamos a estas dos herraduras. Hay un paso canadiense poco antes de la casa.


Tras la segunda herradura, el medio km recto al 16% de media.


Acaba lo más duro. Luego, este descansillo, una corta rampa...


...y se acabó lo que se daba.


Una pena que los árboles no nos permitan una mejor vista del Cantábrico.


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -